Páginas

martes, 4 de octubre de 2016

Europa financiará la recuperación de varios enclaves patrimoniales

Naves de Renfe de San Jerónimo


El Ayuntamiento de Sevilla acaba de recibir una de esas noticias que se esperan como agua de mayo. La Unión Europea ha aceptado todos los proyectos que se presentaron al Programa 'Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado' centrado en las zonas Norte y Macarena de la capital. En total son 72 proyectos que contarán con financiación europea (15 millones de euros) y municipal (3'7 millones de euros). El objetivo es que estos proyectos se desarrollen entre 2017 y 2022 y su finalidad es relanzar social y económicamente diferentes barrios del arco norte de la ciudad.


Desde el Ayuntamiento se valora que "la decisión de la Administración del Estado (el Ministerio de Hacienda fue el encargado de tramitar la solicitud de fondos) revela la solidez del documento, la diversidad socioeconómica de sus proyectos y la amplitud del respaldo social conseguido gracias al proceso de participación impulsado" ya que para su configuración se contó con 82 entidades de la ciudad entre asociaciones de vecinos, comerciantes, centros escolares o universidades.

Claustro del Monasterio de San Jerónimo


La nómina de proyectos es amplísima, así como sus áreas de actuación, aunque en todos ellos se han tenido en cuenta las nuevas directrices de la Unión Europea que dan mayor importancia a proyectos urbanos sostenibles con un claro enfoque hacia el empleo. Entre los proyectos que contarán con una línea de financiación destacan tres en el ámbito patrimonial englobados dentro de la Estrategia 'Promover la protección, fomento y desarrollo del patrimonio cultural y natural en las áreas urbanas, en particular la de interés turístico', la recuperación de las Naves de Renfe de San Jerónimo, la restauración del monasterio de San Jerónimo y la rehabilitación de la Venta de los Gatos y su entorno por su relevancia en la obra de Gustavo Adolfo Bécquer.

El objetivo de estos proyectos es que el patrimonio sirva como elemento atrayente generador de actividades. La recuperación de estos tres edificios y sus correspondientes entornos tiene como fin "dinamizar la actividad social del área y atraer a ella actividad de la ciudad y turismo". La rehabilitación del entorno de estos edificios busca "dar a los vecinos nuevos entornos de recreo y esparcimiento, evitando la presencia de áreas degradadas que actúan como barreras". 

Entre los ejemplos que se proponen para actuar destacan el Monasterio de San Jerónimo, cuya intervención supondría rehabilitar el claustro y ajardinar los espacios anexos para abrir el barrio al río, y la Venta de los Gatos, cuya recuperación como patrimonio cultural y etnológico pretende convertirlo en un equipamiento cultural y de atractivo turístico. El presupuesto total para estas intervenciones alcanza los 1'4 millones de euros y su plazo de ejecución se alarga hasta 2018.

Exteriores del Monasterio de San Jerónimo


Capítulo aparte merecen las Naves de Renfe, ese inmenso edificio industrial a medio camino entre la ciudad consolidada y la barriada de San Jerónimo. El abandono de este edificio y del terreno que tiene alrededor es quizás uno de los episodios más sangrantes del urbanismo sevillano. La barrera urbanística que crea este vacío impide en la práctica coser el tejido urbano, por lo que su recuperación debería haber sido una prioridad para los diferentes gobiernos que han pasado por el Ayuntamiento.

El plan incide en que "es necesario transformar un patrimonio industrial de 23.120 metros cuadrados en desuso que actualmente supone una barrera para el borde occidental del área y un área de inseguridad percibida por los vecinos". El documento prosigue afirmando que "esta intervención puede tener un importante carácter transformador del área, dado que supone una apertura y recuperación hacia el extremo Norte del Guadalquivir, alineando activos de interés para la ciudad y los turistas: edificio CREA y Monasterio de San Jerónimo". Esta recuperación "podría servir para crear un gran contenedor con centro de formación unido al desarrollo profesional del sector del entretenimiento y la creación artística, con el uso de las nuevas tecnologías (videojuegos, animación, efectos especiales o diseño gráfico)". Para estos proyectos se estima una inversión de 2.926.500 euros y un plazo de ejecución que se extiende hasta 2019.

Busto de Bécquer con la Venta de los Gatos de fondo


Tal y como he apuntado una y otra vez en el Blog, el patrimonio, el urbanismo y la sostenibilidad pueden y deben jugar un papel fundamental en el desarrollo futuro de la ciudad. La puesta en valor de edificios como las naves de Renfe o el monasterio de San Jerónimo no sólo atajarían un problema de abandono del patrimonio, sino que contribuirían a crear equipamientos para el barrio y mejorarían la relación de éste con el resto de la ciudad. Más allá del turismo que pueda generar recuperar estos edificios, la recuperación de ambos conjuntos patrimoniales marcaría un antes y un después en la vida de la barriada de San Jerónimo. 


>> Toda la información del Programa DUSI aquí

No hay comentarios: