Páginas

jueves, 22 de septiembre de 2016

El Ayuntamiento justifica las nuevas talas en Sevilla

Podas agresivas en los plátanos de Palos de la Frontera. Noviembre de 2011


Hace prácticamente un año, el 1 de octubre de 2015, el Ayuntamiento presentaba el nuevo Plan de Gestión del Arbolado de Sevilla. En ese ambicioso documento se daba cuenta de que en la ciudad existían unos 2.500 árboles en estado crítico que había que eliminar por su mal estado, ya que representaban un peligro para la integridad física de las personas. Durante la presentación pregunté si existía alguna relación entre las podas ejecutadas durante años y el mal estado de nuestros árboles. Nadie me supo contestar.

El grupo municipal Participa Sevilla denunciaba ayer a través de su concejal Julián Moreno la tala de más de un centenar de árboles en la barriada de Parque Alcosa. Desde Participa se lamentaban de que se hubiera utilizado el verano para eliminar de la vía pública una gran cantidad de árboles en diferentes calles del barrio.


Desde la Delegación de Hábitat Urbano se apresuraban a enviar una nota de prensa ayer en la que se explicaba que los 'apeos' (la palabra 'tala' tiene un sentido peyorativo al parecer) obedecen al estudio que se llevó a cabo el año pasado "como ya se informó a los medios de comunicación y al Comité Consultivo para la Gestión del Arbolado Viario y las Zonas Verdes de Sevilla". Según la nota de prensa, "desde entonces se viene interviniendo sobre dicho arbolado en distintos puntos de la ciudad siguiendo en todo momento el procedimiento establecido de modo que cuando de los informes técnicos se deriva que un árbol supone un riesgo para la población, se decreta su apeo y el alcorque se vuelve a plantar con posterioridad. En otros casos, si el arbolado es recuperable, se realizan podas que garanticen la seguridad de las personas".

Podas agresivas en Los Remedios. Diciembre de 2015


Las actuaciones sobre estos ejemplares en riesgo se van ejecutando en función de la disponibilidad presupuestaria y en estos días, se apunta desde Parques y Jardines, se han retirado 106 árboles en Alcosa, 21 en Torreblanca y 162 en Sevilla Este, a los que habría que sumar los plátanos que están siendo talados en las inmediaciones de Puerta de Jerez y los que parece que van a ser eliminados en los Jardines del Cristina. Casi 300 árboles en apenas unos días, que se dice pronto.

La nota de prensa termina diciendo que "se han sentado las bases para realizar una gestión técnicamente rigurosa y administrativamente escrupulosa en una materia tan importante para el paisaje, la salubridad y el ocio de los ciudadanos como son los árboles de sus calles y los parques y jardines de la ciudad. Como consecuencia de ello, el Gobierno de la ciudad rechaza la calificación de 'arboricidio' que se ha dado a estas intervenciones, plenamente justificadas y para cuya ejecución se han respetado los procedimientos de aplicación". Asunto zanjado.

O no. Talar (o apear) 300 árboles es una tragedia se mire por donde se mire, por mucha justificación que haya detrás. Cuando el anterior Gobierno de Zoido eliminó los árboles de la calle Almirante Lobo para llevar a cabo su reurbanización, el actual alcalde calificó de arboricidio la tala a pesar de que desde el Gobierno municipal se aseguró que existían informes técnicos que aconsejaban la tala (o apeo) de esos ejemplares porque sus raíces causaban daños a las infraestructuras subterráneas. Si aquello fue un arboricidio, esto también.

Podas agresivas en árboles enfermos de Marqués de Paradas. Enero de 2014


Dicho esto, vuelvo a mis preguntas de siempre que nadie me sabe responder nunca. Cada vez que se tala un árbol en Sevilla se justifica en que "suponía un riesgo para las personas porque estaba enfermo", y yo pregunto ¿enfermo de qué? ¿Qué le pasaba? El actual equipo de Gobierno sigue fallando en lo mismo que fallaba el anterior: la comunicación. Como ciudadano interesado en los temas de mi ciudad y especialmente sensibilizado con el Medio Ambiente, quiero saber por qué se talan unos árboles. Desde el Ayuntamiento pueden considerar que no tienen por qué darme ninguna explicación, pero yo creo que sí. No a mí, a toda la ciudad. Si nos metemos en la web de Parques y Jardines vemos que hay un apartado de 'Apeos de Arbolado' que no se actualiza desde 2011. Cinco años, yo creo que va siendo hora de actualizar los datos. 

Cuando se talan ciento veinte álamos en el Paseo Juan Carlos I "porque estaban enfermos", me asaltan varias preguntas. La primera es obvia: ¿TODOS estaban enfermos? Si es así, ¿qué les pasaba? ¿Se trata de una plaga? ¿O es que esos árboles no han sido correctamente tratados? Si es problema del terreno, ¿se ha llevado a cabo un tratamiento en el suelo antes de plantar los nuevos álamos para evitar que les pase lo mismo que a sus antecesores?

Y voy más allá. Si el problema de nuestro arbolado es que durante años se han ejecutado podas agresivas que han terminado por matar a los árboles, alguien debe dar explicaciones, ¿no? Si hay que talar 2.500 árboles en la ciudad, me gustaría saber por qué. ¿Qué ha fallado para que esto ocurra y qué medidas se han tomado para que no vuelva a pasar? Desde la delegación de Hábitat Urbano se nos pide que confiemos en que detrás de cada tala hay un informe técnico que lo justifica, pero lo que deberían explicar desde la Delegación es cómo se ha llegado a esta situación. Hace falta concienciar a la ciudadanía en el cuidado de nuestro arbolado y eso es tarea única y exclusiva del Ayuntamiento. Si la solución a años y años de un mal mantenimiento de nuestro arbolado es la tala, la idea que se transmite es que los árboles se talan arbitrariamente, por capricho. Hay que explicar por qué se hacen las cosas y depurar responsabilidades, sólo así los ciudadanos podremos volver a confiar en que se están haciendo las cosas bien y podremos estar tranquilos al ver que se está retirando un árbol. De lo contrario, seguiremos pensando que se tala por talar y que eso de "se repondrá el árbol" es una muletilla más que todos sabemos que no se suele cumplir, pues estamos hartos de ver alcorques cegados para evitar tener que plantar nuevos árboles.

5 comentarios:

José María Bascarán Estévez dijo...

Mi total confianza en el director de Parques y Jardines. Pocas personas tan sensibilizadas y respetuosas con el medio ambiente he podido conocer.

Sergio Harillo dijo...

No dudo de la sensibilidad y el respeto del director de Medio Ambiente, el delegado de Hábitat Urbano y el personal de Parques y Jardines, pero echo en falta (como así se lo he hecho saber a él en persona) una comunicación y unas razones de peso. Estarás de acuerdo conmigo en que si hay 2.500 árboles que hay que talar, debe haber alguna razón y entiendo que como institución pública deben dar las explicaciones oportunas. Básicamente lo que expongo en el post.

¡Un saludo!

Gabriel Maestre dijo...

Digo yo, ¿los árboles de las ciudades no enferman por la contaminación? Aunque estoy convencido de que las malas talas tienen mucho que ver también...

Sergio Harillo dijo...

Buena pregunta, Gabriel. La respuesta es sí y no. Me explico. La contaminación en sí, refiriéndonos al CO2 que expulsan los coches o las fábricas no les tiene por qué afectar ya que los árboles precisamente se alimentan de CO2 y lo utilizan para hacer la fotosíntesis, expulsando oxígeno. Por contra, sí les afectan los efectos de la contaminación, es decir, el cambio climático. Si una especie está adaptada a unas condiciones de temperatura, lluvia, etc y por los efectos del cambio climático esas condiciones cambian, los árboles sufren esos efectos. Por ejemplo, si aumenta la temperatura y los días de calor a lo largo del año, los árboles sí pueden verse afectados.

Espero haberte aclarado la duda :)

Maria Gavira dijo...

MÁS ARBOLES EN SEVILLA YA!!!!
CONVOQUEN A LA CIUDAD PARA COLABORAR ..... QUEREMOS MÁS SOMBRAS PARA UNA CIUDAD MÁS AGRADABLE......