Páginas

viernes, 8 de julio de 2016

Murillo y Velázquez dialogarán en Focus Abengoa

Inmaculada Concepción, de Murillo. Nelson-Atkins Museum de Kansas City


Focus Abengoa abrirá los fastos dedicados a Murillo con una exposición en la que se analizará, a través de diecinueve pinturas, el estilo de dos de los más grandes maestros que ha dado la ciudad de Sevilla, Bartolomé Esteban Murillo y Diego Velázquez.

La exposición 'Velázquez. Murillo. Sevilla' se inaugurará en el Hospital de los Venerables, sede de la Fundación Focus, en noviembre de 2016, sirviendo como antesala a los actos que acogerá la ciudad por el IV centenario del nacimiento de Murillo a partir del año que viene. Comisariada por Gabriele Finaldi, director de la National Gallery de Londres, la muestra contará con nueve piezas de Velázquez y diez de Murillo. Los préstamos llegarán desde el Museo del Prado, que prestará cinco obras, la National Gallery de Londres, el Louvre, The Wellington Collection, la Dulwich Pictury Gallery, el Kunsthistorisches Museum de Viena, el Bellas Artes de Orléans, la Frick Collection de Nueva York, el Meadows Museum de Dallas, el Nelson-Atkins Museum de Kansas y el Fondo Cultural Villar Mir, además de las propias piezas que aporte Focus.


Con este gran proyecto Focus Abengoa celebra su XXV aniversario en su actual sede, el Hospital de los Venerables, rindiendo homenaje a dos de los grandes pintores barrocos de la ciudad, período en el que Focus centra gran parte de sus actividades culturales y divulgativas. Según se recoge en la nota enviada por la Fundación, "a través de una serie de parejas y tríos de obras soberbias" se podrá observar el cambio estilístico que supusieron ambos artistas, sobre todo en el ámbito devocional, pero también en las "innovadoras formas de representar la vida cotidiana y la intimidad familiar". Las obras escogidas, fechadas entre 1617 y 1656 en el caso de Velázquez y entre 1645 y 1680 en el de Murillo, permitirán conocer la evolución de ambos pintores y cómo cada uno siguió unos postulados diferentes en función de las influencias que recibió a lo largo de su vida. La pronta marcha de Velázquez a Madrid, su contacto con las colecciones reales y sobre todo sus viajes a Italia contrastan con la particular evolución de Murillo, que a pesar de viajar a la Corte, escogió quedarse en Sevilla donde vivió de cerca la influencia del Naturalismo llegado desde Italia.