Páginas

jueves, 21 de abril de 2016

¿Qué uso le darías a San Hermenegildo?



Al leer el otro día en prensa que este año se cumplen diez años desde que cerró la antigua iglesia de San Hermenegildo por problemas de conservación lo primero que pensé fue "¿diez años ya? ¡Cómo pasa el tiempo!". Luego me maravillé con la capacidad que tenemos los sevillanos de tener nuestro patrimonio en barbecho pasando años y años sin que nos decidamos a recuperarlo. Y por último me puse a darle vueltas a qué usos podría albergar este magnífico edificio del siglo XVII, único resto del antiguo colegio de los jesuitas.

Hagamos un poco de historia primero. El convento de los jesuitas fue fundado en 1580 siendo atribuidas sus trazas a Juan Bautista Villalpando. Ya en el XVII se llevarán a cabo una serie de reformas y la iglesia fue construida de nuevo según proyecto del jesuita Pedro Sánchez entre 1614 y 1618. El edificio sería reconvertido en cuartel en el siglo XIX y ya en el XX se derribó gran parte del mismo para abrir la plaza de la Concordia y construir, posteriormente, diferentes edificios como la Comisaría de la Gavidia. En estos planes entraba también el derribo de la iglesia, que finalmente fue indultada, construyéndose una nueva fachada hacia la Concordia.


El diseño ornamental del interior de la iglesia, de planta elíptica inspirada en la Sala Capitular de la Catedral, se suele atribuir a Francisco de Herrera 'el Viejo', que habría sido el artífice de las yeserías tan características que decoran la cúpula, fechables entre 1619 y 1620.



En cuanto a los usos más recientes destaca su etapa como Parlamento nacional durante varios meses en 1823 por el traslado del Gobierno de la Nación a Sevilla ante la llegada de las tropas absolutistas francesas. De nuevo tuvo un uso plenario entre 1985 y 1992 al ubicarse en el edificio la sede del Parlamento andaluz. Aunque la mayoría lo recordará como sala de exposiciones hasta su cierre en 2006.

Dejando de lado el progresivo deterioro al que ha sido sometido el edificio durante los últimos años, el objetivo de este post es ofrecer algunos posibles usos para su futuro más inmediato. Como estáis más que acostumbrados a que sea yo el que aporte ideas, en este caso he optado por recurrir a una serie de bloggers y tuiteros que suelen interactuar activamente con Cultura de Sevilla a través de las redes sociales. La pregunta fue muy sencilla: ¿qué uso le darías a la iglesia de San Hermenegildo si estuviera completamente restaurada? Más de uno me reconoció que no había llegado a conocer el edificio abierto, así que no tuve más remedio que pedirles que buscaran imágenes en Internet y dejaran volar su imaginación.



Andrea, del blog ArteMagma (@artemagma en Twitter) propone un centro de creación de arte, algo más relacionado con la idea de espacio creativo que con una mera sala expositiva, que funcione como espacio generador, taller, estudios de artistas y como sala de exposiciones cuando sea necesario. Para Andrea Sevilla necesita más espacios dinamizadores que espacios expositivos 'white cube'.

También apuestan por la creación contemporánea desde @ellapizcolorao, optando por un espacio para creaciones específicas, de manera que, por ejemplo, con las becas de creación del Ayuntamiento se generase un proyecto de carácter efímero en este espacio. Reconoce Javi que sin ser algo muy novedoso, en Sevilla no contamos con ningún espacio de estas características.

Seguimos con los bloggers. Nacho, de Siglos de Sevilla (@siglos_sevilla) se decanta por una biblioteca apostando por instalar algún tipo de estructura que permita ganar espacio en altura sin desvirtuar la imagen del espacio. Desde Barcelona, Javier (@JGPinos), del blog Histerias Escritas, también ve con buenos ojos el uso como biblioteca y nos pone como ejemplo la Librería La Central del Raval, en Barcelona, un espacio donde se suceden las actividades culturales en torno al libro. Al uso como biblioteca añade el de espacio polivalente donde se podrían celebrar otro tipo de actividades culturales aprovechando el edificio anexo donde en su día estuvieron las oficinas de la Red Municipal de Bibliotecas. Y sin movernos de la ciudad condal, Nacho, del Blog La Cultura Social (@SocialCultura) nos plantea dos opciones relacionadas con el patrimonio. En primer lugar recoge el testigo del Museo de la Semana Santa del que tanto se ha hablado y como segunda opción plantea que este espacio se dedique a dar a conocer el patrimonio recuperado de la ciudad, un lugar donde presentar y exponer piezas que hayan sido restauradas por diferentes instituciones como podría ser el IAPH. Sería una forma de dar a conocer el largo y complejo proceso que implica la restauración de nuestro patrimonio.

Para terminar con los bloggers, Alberto, del blog ConCdeCorts (@ConCdeCorts) vería bien que la antigua iglesia y las dependencias anexas tuvieran un uso museístico relacionado con la Historia de la ciudad mientras que Toni (@Toni_Marco) que escribe en Medium, se inclina más por un espacio escénico de pequeño formato para espectáculos que no requieran de grandes aforos. En su opinión Sevilla necesita equipamientos escénicos a pequeña escala para dar un servicio más de barrio.



Como no todo iban a ser bloggers también he querido contar con cuatro tuiteros que interactúan mucho con el Blog a través de las redes sociales para conocer qué uso le darían al edificio. Fran (@FranDguez) ha puesto como ejemplo el Círculo de Arte de Toledo, una asociación cultural de ámbito nacional que organiza un variado número de actividades en una antigua iglesia. Manuel (@Manupa_21), uno de los artífices de la web Retablo Cerámico, también apuesta por el uso museístico, pero en este caso aprovechando la propia historia del edificio, convirtiéndolo en un centro de interpretación del mismo donde se narrase su evolución histórica y haciendo especial hincapié en su pasado como centro de enseñanza de los jesuitas. Rafael (@a_bulafia) también se decanta por el uso como biblioteca, aunque matiza que más que una biblioteca de barrio, la especializaría en alguna temática como la música (aprovechando que Sevilla es capital de la Música por la Unesco), arquitectura (por la importancia que los Jesuitas le dieron a esta disciplina) o incluso como archivo del patrimonio documental atesorado en los conventos de la ciudad durante siglos. José Antonio (@jamonterof) ha sido, sin lugar a dudas, el que más ha abierto el abanico de usos. Entre sus propuestas está la de ser la sede del Consejo de Hermandades y Cofradías y Museo de la Semana Santa, pero también apuesta por convertir San Hermenegildo en un espacio dedicado a los literatos sevillanos donde desarrollar actividades relacionadas con nuestros grandes escritores, un espacio para la creación y divulgación contemporánea o un proyecto en colaboración con el Festival de Cine Europeo que apoyase al sector del cine en todos sus aspectos.

El broche de oro lo pone Jesús, responsable de la librería Un Gato en Bicicleta con el que me paso horas y horas debatiendo sobre todos y cada uno de los proyectos culturales que se plantean en Sevilla así como de propuestas que se podrían llegar a hacer. Para Jesús el mejor uso que podría tener San Hermenegildo es escénico, dedicado a la música, un lugar donde ofrecer espectáculos de pequeño formato operísticos y de música de cámara, tanto clásica como contemporánea.

Doce personas y quince proyectos diferentes para un mismo espacio. ¿Os imagináis qué pasaría si hiciéramos esta pregunta a un público mucho mayor? Las posibilidades se multiplicarían. Claro que llegaría un momento en que se repitiesen las propuestas, pero seguro que habría matices que enriquecerían cada proyecto. Si miramos con un poco de perspectiva las ideas planteadas nos damos cuenta de que el uso contemporáneo prima por encima de todos, ya sea como espacio escénico, artístico o como contenedor polivalente de actividades culturales. 

Personalmente siempre he visto San Hermenegildo como un lugar ideal para conciertos, por su tamaño y porque pensaba que por su estructura tendría una buena acústica. Al parecer, según los estudios realizados por el ICAS, la acústica del edificio es deficiente, pero nada que no se pueda solucionar con una mínima intervención arquitectónica. Actualmente me inclino más por su uso como biblioteca. En Sevilla, salvo la biblioteca del Centro de Documentación de las Artes Escénicas, que ocupa la antigua iglesia de Santa Lucía, no tenemos grandes bibliotecas en espacios monumentales. Intervenir en el propio templo, como indicaba Nacho de Siglos de Sevilla, puede ser algo complicado para no desvirtuar la grandeza del propio edificio, pero quizás se podría plantear que la iglesia fuese la sala de lectura y en el edificio anexo ubicar el depósito de libros así como dependencias auxiliares.

Ahora sólo queda restaurar el edificio y dotarlo de vida. El martes comenzaba el Workshop organizado por la Asociación Entre Adoquines para analizar el futuro de la Comisaría de la Gavidia. Ambos edificios son vecinos y comparten plaza, quizás sería interesante plantear un futuro en común al servicio de la ciudad. Tenemos tantos espacios y tantas posibilidades que este tipo de debates y propuestas siempre son interesantes y enriquecedoras. Si dejamos de plantear nuestra ciudad como un monopoly turístico y empezamos a solucionar los problemas reales de la personas y sus necesidades, quizás nos demos cuenta de que los ciudadanos tenemos mucho que decir en el futuro de nuestros espacios patrimoniales, que no todos tienen que ser hoteles y mercados gourmets al servicio del visitante.




>> Gracias a todos los que habéis participado por vuestro tiempo y vuestras propuestas.

6 comentarios:

Fede dijo...

Pues si se me permite la opinión, aunque sea "fuera de plazo", vería claro un proyecto conjunto Comisaria Gavidia-San Hermenegildo. El primero , quizás biblioteca y salas de creación múltiple, por la escala del edificio, y San Hermenegildo como sala de usos múltiples asociada. Y esta zona del centro, que a veces puede resultar quizás residual podría convertirse en centro de actividades de creación cultural...

Gabriel Maestre dijo...

Parece que la tónica común, lógica por otra parte, es convertirlo en un espacio cultural polivalente (lectura, actos, exposiciones, teatro, conciertos) de uso público. Buena forma de aprovechar un monumento así, que no hay que dejar estropearse. Es mejor, creo, dejarlo así, como multiusos, que buscarle como sea un uso o contenido que nos cuesta dinero a todos y luego sirve para poco o lo que ofrece es bien mediocre. Quizá sea la mejor manera de aprovechar tantos edificios monumentales como hay en Sevilla, una especie de equivalente cultural-recreativo de los parques públicos.

Sergio Harillo dijo...

@Fede: No estás fuera de plazo en absoluto y se valora tu aportación :) En este caso he decidido preguntar directamente a una serie de personas antes de publicar el post porque en otras ocasiones cuando he lanzado la pregunta al aire nadie ha escrito. Así al menos tenía algunas opiniones aseguradas :)

@Gabriel: En realidad en las propuestas planteadas no se hace referencia a si sería un espacio público o privado, aunque claro está, se da por sentado que dependería de la administración por ser un edificio público. Varias de las propuestas, como la del Círculo de Arte de Toledo o convertirlo en un espacio escénico, podrían tener ese componente privado. Incluso se se destinase a Museo de la Semana Santa sería privado.

Gracias por vuestros comentarios. ¡Saludos!

José Manuel López Bernal dijo...

Museo temático. Dedicado a la "Nueva Roma", que evidencie la importancia cultural y artística de Sevilla en el Renacimiento, con especial tratamiento en pintura, escultura, arquitectura, urbanismo, literatura y música. Con artistas de primera fila internacional a veces mas considerados en Europa que en la propia Sevilla en su época y ahora. Con exposiciones temporales. Y actividades musicales y literarias relacionadas con dicho período. Hay que aprovechar sinergias, por ejemplo, con la magnífica presencia de la Música Antigua en la ciudad.

Un saludo.

Gabriel Maestre dijo...

Gracias a ti, Sergio, pero esta vez no defendía que tenga un uso privado, sino más bien que quede como espacio cultural multiusos (incluso simplemente para sentarse y deleitarse con el interior) en vez de buscar como sea crear un museo que cueste más dinero y apenas tenga interés

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

Me encantaría que fuera un centro social para los vecinos de la zona. Con una pequeña biblioteca, una sala para leer el periódico, unas salas para que puedan estudiar los vecinos de la zona, una cafetería y un salón de actos.


Saludos.