Páginas

jueves, 7 de abril de 2016

Centenario de Murillo: de la necesidad, virtud

Autorretrato de Bartolomé Esteban Murillo 


El reciente anuncio por parte del Ayuntamiento de que la conmemoración del IV Centenario del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo se celebrará en 2018 me ha traído a la memoria la celebración del Cincuenta aniversario del descubrimiento del Tesoro del Carambolo, que por falta de tiempo se conmemoró un año después de la fecha prevista. 

Murillo nació el 31 de diciembre de 1617, una fecha que da mucho juego pues se puede organizar la conmemoración durante todo el año 2017 finalizando el día de su nacimiento o comenzar de forma simbólica los fastos el mismo 31 de diciembre y seguir con las celebraciones a lo largo de 2018. Son dos opciones, sin embargo la fecha a conmemorar es 1617-2017, y de hecho así se ha anunciado en múltiples ocasiones en los últimos meses, por lo que pasar la celebración a 2018 da una imagen de improvisación difícil de digerir.


San Pedro Penitente, de Murillo. Fundación Focus Abengoa


Organizar un acontecimiento así no es tarea fácil. Los préstamos para exposiciones se solicitan con años de antelación, montar una muestra de gran calado puede llevarse cuatro o cinco años de investigaciones, diseño y demás. Teniendo en cuenta que para 2017 se quería "llenar Sevilla de exposiciones relacionadas con Murillo", dicho trabajo se multiplica. ¿Qué se ha hecho en todo este tiempo? Si bien es cierto que el anterior alcalde, Juan Ignacio Zoido, presentó la conmemoración a bombo y platillo en plena campaña electoral de las municipales de 2015, la realidad ha demostrado que el proyecto estaba más verde de lo anunciado. Para montar un proyecto así hacía falta una figura de consenso entre todas las administraciones que actuara a modo de comisario general y sobre todo, dinero. Parece que no ha habido ni lo uno ni lo otro.

¿Da tiempo de organizar unos actos dignos para el año que viene? La respuesta es sí. Pero hace falta trabajar duro y, ante todo, definir qué queremos hacer. Si el objetivo es montar un Año Greco 2, vamos muy tarde, tanto para 2017 como para 2018. Si queremos conmemorar el nacimiento de Murillo podemos organizar actividades sumamente interesantes sin necesidad de grandes dispendios. Lamentablemente este tipo de acontecimientos culturales se suelen vender más como una oportunidad turística para llenar hoteles y restaurantes que para ensalzar realmente la figura del homenajeado. El proyecto conmemorativo que se ha estado vendiendo hasta ahora más parecía una mercantilización de la figura de Murillo para beneficiar al sector turístico que una verdadera celebración de uno de nuestros más universales pintores. En Sevilla no tenemos la infraestructura necesaria como para montar varias magnas exposiciones dedicadas a Murillo, por lo que habría que analizar muy bien la situación y planificar desde la base, sin gastarse en un sólo proyecto el dinero destinado a Cultura de todo un año.

Casa Murillo en el Barrio de Santa Cruz


La Junta de Andalucía ya ha anunciado que el Bellas Artes está trabajando en una exposición de Murillo que llevará aparejada la restauración de los lienzos que atesora el Museo. Tenemos un punto. Focus Abengoa también estaba organizando otra exposición sobre el pintor. Dos puntos. Además, la Junta también ha ofrecido al Ayuntamiento la Casa de Murillo para el centenario. Tres puntos. Tenemos una buena base, partamos de ahí. El proyecto de acondicionamiento de la Casa de Murillo en el Barrio de Santa Cruz está realizado y presupuestado, saquémoslo del cajón, actualicémoslo y hagámoslo. Casa Murillo podría ser la gran apuesta cultural para el Año Murillo, convirtiéndose en un centro de estudio de su obra, con una biblioteca especializada, espacio para investigadores e incluso una zona expositiva que realzara la figura del pintor. Además se pueden hacer multitud de actividades secundarias, desde conferencias hasta talleres en colegios pasando por espectáculos (se me ocurren los de Navidad), pasacalles o montajes teatrales como los que cada año celebra La Imperdible. Sólo hay que ponerle imaginación y ganas. Murillo 2017 sigue siendo posible, sólo hay que ser realistas y conscientes de lo que tenemos.

1 comentario:

Tania (Sevilla desde La Giralda) dijo...

En una de mis visitas al BBAA alguien allí comentó lo del año de Murillo en 2017. Esta semana leí en prensa que sería en 2018.

Una pena no sé cuánto tiempo lleva preparar algo así pero esto ya se sabe desde 1617.

En fin...