Páginas

jueves, 4 de febrero de 2016

Últimos retoques en la nueva Terminal de Cruceros


El Puerto de Sevilla ultima estos días las obras de ampliación de la Terminal de Cruceros del Muelle de las Delicias, un proyecto que ha contado con una inversión que supera los 1.300.000 euros y que ha vuelto a recaer en los estudios de arquitectura sevillanos Hombre de Piedra y Buró4, autores de la anterior intervención.




La llegada de cruceros al Muelle de las Delicias hizo necesaria, hace unos años, la creación de unas instalaciones que ofrecieran todos los servicios requeridos por este tipo de embarcaciones. En abril de 2013 abría sus puertas la primitiva Terminal de Cruceros, un edificio construido en tiempo récord ya que se aprovechó el tiempo transcurrido entre la llegada de un crucero y el siguiente. La estructura del edificio, a base de contenedores de transporte de mercancía reciclados, fue construida en unas naves del Puerto para posteriormente trasladarlas y ensamblarlas en el Muelle de las Delicias. El diseño del edificio ya planteaba una posible ampliación gracias a la estructura modular del mismo, lo que permitía agregar nuevos volúmenes en función de las necesidades del Puerto.



Y así fue como llegó el encargo de llevar a cabo dicha ampliación, que ha incluido una serie de mejoras como la instalación de un ascensor para dar utilidad a la planta superior que se ha creado o los nuevos servicios. La nueva Terminal de Cruceros permitirá tanto el recibimiento de pasajeros como la celebración de eventos y actos.



Entre las mejoras que se han incluido en el proyecto destaca la creación de dos terrazas, una con vistas al río y otra hacía la ciudad, así como la sustitución del cerramiento anterior por uno nuevo más acorde al edificio. De hecho, la propia Terminal actúa como cerramiento de la zona destinada a la acogida de cruceros por lo que se ha podido eliminar parte del vallado del muelle con la consiguiente mejora general del espacio. Tal y como contaba a Cultura de Sevilla Juan Manuel Rojas, del estudio Hombre de Piedra, el edificio se ha diseñado para cumplir una serie de requisitos que contribuyan a su sostenibilidad, como el propio uso de elementos reciclados, la circulación del aire gracias a los vanos superiores, la reducción de la temperatura interior por la pintura aplicada al exterior o la propia forma del edificio, que se distribuye en horizontal para ganar en efectividad y usabilidad. 



Cuestión aparte es el propio Muelle de las Delicias, que no deja de sumar parches y arreglos que terminan enturbiando el resultado final. Ahora se ha habilitado un carril de acceso para coches que recorre gran parte del muelle y al mismo tiempo se ha colocado, en torno a la Terminal de Cruceros, un nuevo pavimento para mejorar el tránsito peatonal debido al mal estado de los adoquines originales. Viendo cómo está el muelle, cualquier diría que hace unos años se invirtieron varios millones de euros en su recuperación.



Más información sobre el proyecto: Entrevista a Juan Manuel Rojas Fernández, del Estudio de Arquitectura 'Hombre de Piedra' (enlace)

No hay comentarios: