Páginas

lunes, 25 de enero de 2016

Duelo de estructuras en Puerto Triana

Nueva marquesina de acceso al Caixaforum

Mientras paseaba el sábado por los alrededores del complejo Puerto Triana para ver los últimos avances en el nuevo parque de ribera y en los accesos al futuro Caixaforum no podía dejar de darle vueltas al mismo asunto que me reconcome desde hace meses. ¿Por qué Guillermo Vázquez Consuegra no ha respetado las estructuras heredadas de la Expo, como la Puerta del Guadalquivir, y las ha integrado en el nuevo parque que ha diseñado? ¿En qué le molestaban las elegantes y esbeltas estructuras de Vilches Cocoví? Cuando la arquitectura, más que nunca, está apostando por la reutilización de espacios y el aprovechamiento de lo existente, el diseño de Consuegra elimina estos elementos al considerar que estorban en el nuevo parque.


Puerta del Guadalquivir de Expo'92


Restos de la Puerta de Triana de Expo'92


Mientras que las estructuras de la Expo parecían ser un obstáculo para el nuevo parque, tal vez por 'anticuadas' o porque restaban protagonismo al nuevo diseño, el mismo arquitecto no ha tenido reparo en colocar una macro marquesina en plena plaza de los edificios podio como acceso al Caixaforum, rompiendo por completo la perspectiva de la calle comercial y la visión de la torre. Y es aquí donde no alcanzo a comprender la actuación de Consuegra. ¿Ha eliminado una estructura realizada por otro arquitecto para destacar su obra y sin embargo ignora el diseño de César Pelli para ensalzar su Caixaforum?


Además de la marquesina, al Caixaforum se podrá acceder por uno de los edificios podio, donde también podemos ver cómo el diseño de Pelli se cambia para resaltar el complejo cultural. En lugar de continuar con la estructura acristalada del resto del edificio, Consuegra opta por ubicar una cornisa metálica que diferenciará el Caixaforum en el conjunto, tanto en la zona que da a la plaza como la que da a la calle (la parte inferior aún está en obras y se desconoce cómo quedará la fachada). Es hasta cierto punto normal que un arquitecto quiera que su obra destaque y es de suponer que Pelli habrá dado su consentimiento para alterar de esta manera su obra, pero ¿por qué esa integración no se ha podido llevar a cabo con la Puerta del Guadalquivir? Si en el edificio podio Consuegra ha tenido la libertad para modificar el proyecto original y adaptarlo a su visión del espacio, ¿por qué no ha tenido el mismo respeto hacia la obra de Vilches Cocoví? 


Los restos de la Puerta de Triana y la Puerta del Guadalquivir están más que sentenciados pero jamás entenderé que se haya consentido esta situación, sobre todo cuando estamos hablando de un parque que podría haber integrado sin problema alguno las estructuras de la Expo, dotándolo de un valor etnológico e histórico que ahora no tendrá, por mucho monolito recordatorio que se coloque. Aún habrá que esperar para ver el resultado final de la marquesina de Consuegra, pero ya no podremos comprar entre la forma de plantear un acceso por parte de Vilches Cocoví y la del arquitecto sevillano.

No hay comentarios: