Páginas

viernes, 11 de diciembre de 2015

El Ayuntamiento otorga licencia de obras a las Atarazanas

Propuesta del antiguo Caixaforum en las Atarazanas. Imagen del estudio de Guillermo Vázquez Consuegra

La Gerencia de Urbanismo dio ayer luz verde al proyecto de reforma de las Reales Atarazanas al conceder la licencia de obras a la Fundación La Caixa. Se salva así el último escollo para que los antiguos astilleros se conviertan en un gran centro cultural dedicado a la relación entre Andalucía y América y cuya apertura está prevista para el año 2018. 


El pasado día 3 de diciembre la Comisión Provincial de Patrimonio daba su visto bueno al proyecto presentado por el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, autor también del anterior proyecto de Caixaforum para este mismo edificio. Tras el traslado del complejo cultural de La Caixa a uno de los edificios podio de Puerto Triana, Vázquez Consuegra recibió el encargo de adaptar su anterior idea a las necesidades del nuevo proyecto museístico. Una vez más, el secretismo con el que La Caixa y la Consejería de Cultura han actuado llama poderosamente la atención en una época en la que la transparencia está a la orden del día en cualquier discurso político. Del proyecto para las Atarazanas no ha trascendido una sola imagen y tan solo se sabe que la parte expositiva se ubicará en el edificio de la Maestranza de Artillería, construido por orden de Carlos III en el siglo XVIII y con fachada a la calle Temprado. Las naves medievales, construidas en 1252 bajo el patrocinio de Alfonso X el Sabio se mantendrán como vestíbulo de acceso, abriéndose a la calle Dos de Mayo como entrada monumental al complejo. Las arquerías góticas de ladrillo actuarán a modo de gran plaza pública desde donde se distribuirá a los visitantes a los diferentes espacios que compondrán el complejo cultural. De nuevo se ha planteado la construcción de una serie de estructuras sobre las cubiertas del edificio, precisamente uno de los puntos más polémicos del anterior proyecto. Sin embargo, al no haberse facilitado imágenes ni planos, resulta complicado hacerse una idea de cómo quedarán las Atarazanas tras las obras.




El proyecto para convertir las Atarazanas en un gran centro cultural donde se potencie la relación cultural, social y económica entre Andalucía y América fue presentado hace justo un año en un acto que estuvo presidido por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. En aquel momento se anunció que la inversión necesaria para la recuperación de los astilleros y su adaptación a usos museísticos alcanzaría los diez millones de euros, que serían aportados por La Caixa. La Junta, como titular del edificio, colaboraría en la posterior gestión del centro cultural en el que también tendrá voz y voto la Fundación Cajasol, entre ambas instituciones se costearía el millón y medio de euros que requerirá el centro anualmente para su funcionamiento. El objetivo fundamental del nuevo centro cultural será potenciar el diálogo entre Europa y América, recuperando para Sevilla el papel que tuvo a partir de 1492 como puerta y puerto del continente americano. Habida cuenta de lo ambicioso del proyecto y de lo necesitada que está la ciudad de Sevilla de emblemas culturales de carácter internacional, es de suponer que la Junta de Andalucía informará más pronto que tarde de los pormenores del proyecto, si bien hubiera sido deseable un mayor contacto con la ciudadanía para que desde un principio se convierta en un proyecto de ciudad avalado por todos.

2 comentarios:

Sergio Sánchez dijo...

No me convence mucho este proyecto. No se sabe muy bien que van a hacer y si el proyecto es respetuoso con el monumento. Que la Comisión de Patrimonio haya dado el visto bueno no quiere decir nada, porque algunas de sus decisiones no hay por donde cogerlas. Algunas veces son demasiado estrictos y otras demasiado permisivos.

Esperemos que el proyecto de Vázquez Consuegra no se cargue el monumento. Miedo me dan esas estructuras que se van a construir sobre la cubierta... y esa gran plaza pública que se pretende hacer, se supone que las Atarazanas van a estar abiertas 24 h al día? o los arcos que dan a la calle Dos de Mayo se cerrarán por las noches?

En fin.. demasiadas dudas.. ojalá no tengamos que lamentarnos de este proyecto.

Un saludo.

Boro dijo...

Me alegró que por fin vaya a restaurarse el edificio pero siempre he opinado que todo lo que no sea recuperar el monumento y realizar excavaciones en su interior será perder una oportunidad de recuperar un monumento único. Para lo que se pretende hacer está Sevilla dotada de espacios sin uso mucho menos singulares (aunque tb. importantes desde el punto de vista patrimonial) y con menos necesidad de intervención. Esperemos que las atarazanas no acaben siendo el hall que de relumbrón a la intervención moderna sobra las mismas.

Un saludo