Páginas

lunes, 14 de septiembre de 2015

Blur Fair, embajada cultural en la propia ciudad

Mesa redonda sobre Blogs y plataformas culturales

Se echaba en falta en Sevilla un punto de encuentro donde profesionales de la Cultura pudieran debatir y mantener encuentros en los que conocerse y relacionarse con el público. Blur Fair, la I Feria de Arte Emergente que se celebra en Sevilla, se ha convertido durante este fin de semana en una especie de embajada cultural dentro de la propia ciudad donde se han dado cita artistas, gestores, bloggers y todo tipo de profesionales relacionados con la Cultura. Por cuestión de tiempo me ha sido imposible asistir a todas las conferencias que hubiese querido (mi compromiso con el Festival Turina dará para otro post) pero las dos que pude disfrutar fueron de lo más interesantes e instructivas (Mesa redonda sobre Blogs y Plataformas de Arte y Conferencia de Miguel Ángel Moreno, director de Scarpia y que muy bien recoge nuestra compañera de Ojo Avizor en su blog) y me ilustraron sobre una realidad que no por mucho vivirla en mi día a día deja de ser sorprendente: hay muchas ganas de Cultura, pero falta una unión que nos sirva a todos para colocar la Cultura en el lugar que merece. Y ese lugar bien podría ser Blur Fair, una Feria de Arte Emergente que ha sobrepasado con creces las expectativas iniciales al congregar en su sede, La Central, a más de dos mil personas en los tres días que ha durado. Me consta que el resto de actividades estuvieron igual de concurridas y fueron todo un muestrario de la potencialidad que tenemos en el sector cultural, es hora de aprovechar esa fuerza para hacer de Sevilla (y Andalucía) un referente en la materia. Quizás ya lo seamos, al menos todos los indicadores apuntan a ello, pero no sabemos venderlo.



Blur Fair ha congregado durante este fin de semana a un centenar de artistas y colectivos en una remota residencia de estudiantes del centro de Sevilla. Una idea que ya ha triunfado en otras ciudades españolas, poner arte en lugares donde nunca imaginaríamos que hubiera arte, en este caso habitaciones y cuartos de baño. Ha tardado en llegar a Sevilla, pero tras el éxito conseguido, esperemos que se asiente y tengamos muchas más ediciones. La repercusión obtenida se explica no sólo por la aparición en prensa (que ha cubierto muy bien la Feria), blogs y redes sociales, sino por la necesidad que tenemos en esta ciudad de hacer cosas que se salgan de "lo normal". Y cuando algo se hace bien, la gente responde. Una de las críticas que se le ha hecho a la Feria es su carácter amable en cuanto a las obras de arte expuestas, con una línea bastante comercial y poco radical, pero tal vez ese ha sido su punto fuerte, se exponían obras contemporáneas, asequibles y cercanas al gran público. Personalmente me ha parecido un proyecto muy interesante, muy completo y con una selección de artistas muy digna. Tiempo habrá en futuras ediciones para dar cabida a más propuestas tal vez más radicales en cuanto a su concepción. La ubicación del espacio (en pleno centro de Sevilla) y el coste (2 euros) han sido otro aliciente para atraer a un público que normalmente se siente completamente extraño en los eventos artísticos que se realizan en la ciudad. Si algo me ha gustado especialmente de la Feria ha sido su ambiente, muy heterogéneo y plural.



Desde aquí no puedo más que felicitar a Alejandro, David y Lola (responsables de Lab Sevilla y La Galería Roja) por la iniciativa, sin olvidar a los voluntarios, patrocinadores, colaboradores y todos los que han hecho posible el proyecto. Ojalá tengamos muchas más ediciones y como ya apuntaba en otro post dedicado a la Feria, no estaría mal que Blur Fair se convierta en el inicio de la temporada artística en la ciudad, haciendo coincidir la Feria con la inauguración de las exposiciones en las galerías sevillanas. Lo dicho, la unión hace la fuerza.

No hay comentarios: