Páginas

sábado, 29 de agosto de 2015

Un agosto repleto de noticias

Hacía ya varios años que un mes de agosto no se presentaba tan prolífico en proyectos en nuestra ciudad. La llegada de un nuevo equipo de gobierno al Ayuntamiento unido al cambio de mentalidad en el mismo ha propiciado que en pocas semanas se atisbe cierta luz indicadora de un cambio en la forma de gestionar Sevilla.

Interior de la Fábrica de Artillería



Uno de los principales caballos de batalla de los últimos años ha sido la necesidad de poner en valor el amplísimo número de metros cuadrados que dispone el Ayuntamiento en diferentes edificios patrimoniales. La Fábrica de Artillería, las naves de Renfe de San Jerónimo o el antiguo convento de Santa Clara son sólo algunos ejemplos de equipamientos que podrían ponerse al servicio de la ciudadanía no sólo para ofrecer una variada oferta cultural, sino como lugar de creación de puestos de trabajo y proyectos de calidad (lejos de la ya obsoleta obsesión por los centros comerciales y mercados gourmet). El Consistorio ya trabaja en la adecuación de alguno de estos espacios para crear un potente foco cultural que sirva de base de operaciones para los agentes culturales sevillanos, siendo Matadero Madrid uno de los modelos que se están estudiando para poner en marcha un proyecto orientado a las necesidades particulares de nuestra ciudad. Artillería podría acoger dicha iniciativa generando un interesante polo de atracción en el barrio de Nervión, aunque su delicado estado de conservación (hace unas semanas se detectaba una agresiva plaga de termitas) aconsejaría iniciar el proyecto en otro espacio mientras se llevan a cabo las labores mínimas de acondicionamiento. Este lugar podría ser la nave Singer, en la calle Lumbreras, utilizada durante años como escuela taller y que acogería una especie de incubadora de empresas para proyectos culturales. A la espera de que se vaya madurando la idea queda al menos la intención de que por fin se plantea un uso para estos edificios, alguno de ellos en muy mal estado y a punto de desaparecer.

Cúpula de la iglesia de San Luis (1699-1731)


Siguiendo con el Patrimonio, la Diputación de Sevilla ha anunciado que en unos meses podría abrir de nuevo al público la iglesia de San Luis de los Franceses, templo barroco diseñado por Leonardo de Figueroa que esconde lo mejor de la producción artística sevillana de principios del siglo XVIII. Si bien el anuncio del fin de las obras no es algo nuevo (la Diputación lleva años anunciando periódicamente su apertura), la mera posibilidad de poder disfrutar de nuevo de esta maravilla ya es una gran noticia. La reapertura debería venir acompañada de una gestión integral del monumento que implique su puesta en valor, difusión y apertura en todos los sentidos, más allá de un cartel colgado en la puerta con el horario de visita. De la imaginación e implicación de la Diputación en esta nueva etapa dependerá que San Luis se convierta, como merece, en uno de los principales reclamos culturales de la ciudad.

Fachada del Teatro Cervantes


Durante este mes de agosto ha habido otras noticias sumamente interesantes relacionadas con el patrimonio. La construcción de una promoción de viviendas en la céntrica calle Guzmán el Bueno ha desenterrado un interesante yacimiento arqueológico que en palabras del director de la excavación, Roberto Ruiz, podría ser "el origen del poblamiento de Sevilla", habida cuenta de la ubicación del solar y el número de restos que están apareciendo. El solar (porque del edificio sólo han dejado la fachada) esconde dos mil años de historia con elementos de época islámica, visigoda, romana e incluso anteriores, lo que ha llevado a los investigadores a fijar en esta zona de la ciudad, con una cota muy alta con respecto al río, el epicentro de la urbe prerromana. Más cercano en el tiempo es el Teatro Cervantes, construido en 1873 por Juan Talavera de la Vega y que se deteriora lentamente en la calle Amor de Dios sin que ningún proyecto termine por ponerlo en valor. Una sentencia del Tribunal Supremo de hace unos años obligó al Ayuntamiento a cambiar su protección en el Plan General de la ciudad, abriendo la puerta a su reconversión y desaparición. Durante los cuatro años de gobierno popular los teatros y cines históricos de la ciudad no fueron una prioridad, pero parece ser que el actual equipo municipal es algo más sensible a estos temas y ha garantizado que el Cervantes (el edificio de usos culturales más antiguo de la ciudad) seguirá teniendo un fin cultural. Las dudas siguen en el aire, pero la ciudad no debe permitirse el lujo de perder estos edificios, algo en lo que hay que agradecer la constante labor del arquitecto Juan Ruesga, una de las pocas personas que alzó la voz cuando se anunció el cambio en la protección de estos edificios. Si bien los propietarios de estos espacios tienen todo el derecho a rentabilizar sus activos, el Ayuntamiento debe velar por la protección del patrimonio y buscar la fórmula para que estos edificios no desaparezcan sin menoscabo de los intereses particulares de sus dueños.

Umbráculo del Jardín Americano


Dejando de lado lo patrimonial, el mes de agosto también ha dado noticias en el plano verde. Hace unos días el alcalde anunciaba su apuesta personal por llevar a cabo un plan específico de puesta en valor de la Cartuja en el que se tendrán en cuenta las aportaciones de la Asociación Legado Expo. Entre las medidas urgentes que se van a tomar destaca la recuperación del Jardín Americano y los de Guadalquivir, absurdamente maltratados durante los últimos cuatro años, tiempo en el que nuestro principal jardín botánico prácticamente ha desaparecido por la desidia y la falta de interés del anterior equipo municipal. La situación del Jardín Americano es trágica y el responsable de esta pérdida tiene nombre y apellidos. Desde el Ayuntamiento se asegura que se va a hacer todo lo posible por recuperar este espacio, dándole uso al Aula Bioclimática como espacio de educación medioambiental. La fecha elegida para la mejora integral de la Cartuja es 2017, cuando se celebrará el XXV aniversario de la Exposición Universal de 1992 y para cuando avenidas como la de Marie Curie o el Camino de los Descubrimientos deberían mostrar un aspecto radicalmente diferente al que muestran hoy en día. Entre las novedades anunciadas por Espadas hace unos días destaca la recuperación de los Pabellones de la Naturaleza y el de la Energía, una propuesta que deberá concretarse en los próximos meses.

Puerta del Guadalquivir de Expo92

Lamentablemente no todo son buenas noticias en la antigua Expo ya que todo parece indicar que los elementos heredados de la Muestra que aún se conservan en el entorno de Puerta Triana desaparecerán para dar paso al nuevo parque diseñado por Vázquez Consuegra. Al parecer el proyecto ya se encuentra adjudicado, lo que da escaso margen de maniobra al Ayuntamiento a no ser que sea el propio arquitecto el que acceda a conservar estos elementos. Cuesta entender que nada se pueda hacer para salvarlos, más cuando ocupan una parte tan pequeña del espacio y su mantenimiento sería más barato que su destrucción. Ojalá impere la cordura y la ciudad no se vea privada de la antigua Puerta del Guadalquivir por el mero capricho  de un arquitecto.

Mirador de la calle Betis


Seguimos con zonas verdes para hablar del mirador de la calle Betis, que según se ha anunciado podría abrir sus puertas en los próximos meses. Recordemos que esta zona verde trianera lleva terminada varios años, pero el anterior alcalde nunca se decidió a abrirla a la ciudadanía al entender que lo prioritario era ubicar en ella un quiosco con veladores. Afortunadamente los ciudadanos podremos disfrutar de este espacio de forma pública y sin impedimentos, pudiendo elegir cualquiera de las múltiples terrazas que ya existen en la calle Betis para tomar algo. También se encuentra próximo a su apertura el Parque de La Ranilla, zona verde cercana al centro comercial Los Arcos que lleva en obras desde el inicio de los tiempos. El último impulso se lo dio Zoido y las obras deberían acabar a lo largo de los próximos meses, ya que en otoño se plantarán las especies necesarias para convertir el antiguo recinto carcelario en una zona de esparcimiento para los vecinos. Sobre el edificio conservado de la antigua cárcel todavía no hay un uso definido, aunque quizás sería interesante que se consultara con los vecinos qué fin quieren darle a un equipamiento con el que deberán convivir en los próximos años.

Nuevo Parque de La Ranilla, aún sin árboles


Y pasamos del medio ambiente al Urbanismo para hablar de Plaza de Armas, zona que está llamada a vivir una auténtica revolución en los próximos años y en la que el Ayuntamiento debería tener puestos sus ojos para lograr el mejor de los resultados. Ya han empezado las obras para construir el nuevo Mercadona en la plaza, espacio que deberá ser remodelado por la empresa para mejorar su estética y habitabilidad. El vacío dejado por el supermercado en el centro comercial ha motivado el interés de la cadena low cost Primark, que habría solicitado el uso de todo el edificio para instalar su primera tienda en Sevilla. El lugar es inmejorable, no cabe duda, pero deberíamos preguntarnos si realmente es lo más adecuado tanto para el propio edificio, declarado Bien de Interés Cultural, como para la ciudad. Plaza de Armas ha adolecido desde su apertura de la sana competencia que ejerce el propio centro comercial de la ciudad, a apenas unos metros. Esta cercanía ha motivado que en la antigua estación cada vez haya menos comercios abiertos, a excepción de los destinados a restauración y los cines. Cualquier modificación debería ser muy estudiada por el Ayuntamiento porque puede suponer un gran cambio en este sector de la ciudad. Esperemos que la protección patrimonial del edificio lo blinde de posibles desmanes y que el Ayuntamiento estudie detenidamente cualquier propuesta. Plaza  de Armas necesita un cambio que haga de esta zona un espacio más habitado y amable, pero tampoco debemos caer rendidos en las manos del primer inversor que aparezca.

Con este 'rápido' repaso por las noticias de estas últimas semanas retomamos la actualidad de la ciudad de Sevilla. Si para algo sirven las vacaciones es para mirar con otros ojos la rutina, a la que sin duda llegas a echar de menos cuando se trata de un proyecto tan ilusionante como este Blog.

4 comentarios:

Juanma Jiménez dijo...

Menos mal que ya estas de vuelta, ya se echaba de menos estas noticias.

Sergio Harillo dijo...

Muchas gracias, Juanma. Yo también echaba mucho de menos el contacto, aunque sea virtual, con los seguidores del Blog.

¡Un saludo!

Lourdes dijo...

Hola Sergio bienvenido!!! Deseando que pase el calor para disfrutar de Sevilla ayudada por tus noticias.

Sergio Harillo dijo...

Muchas gracias, Lourdes! Un saludo!