Páginas

martes, 9 de junio de 2015

La fuente de Puerta de Jerez recupera su blancura


Desde hace varios meses diferentes esculturas y fuentes de Sevilla se han teñido de rojo debido al óxido de las viejas tuberías que las nutren o que riegan los jardines donde se encuentran. Así, la escultura 'Muchachas al sol' de Antonio Cano Correa en Los Remedios y las fuentes de Puerta de Jerez, de las Cuatro Estaciones, de Hispania en la Glorieta de San Diego, la de Mercurio en Plaza de San Francisco y la de los poetas en los Jardines del Cristina presentan una imagen de lo más inapropiada habida cuenta del daño que el óxido puede producirles. Desde el Ayuntamiento se asegura que el problema radica en el tratamiento que se realiza en el agua para evitar la aparición de bacterias, un tratamiento que estaría deshaciendo el óxido que acumulaban las cañerías. Frente a este problema, lo lógico sería atajar el problema lo antes posible y cortar el agua de las fuentes para evitar su degradación, pero el Ayuntamiento ha preferido someter a las esculturas a tantas limpiezas como haga falta, causándoles así un estrés innecesario.



La primera fuente en la que se ha actuado es la de Puerta de Jerez, restaurada hace apenas unas semanas. Ayer operarios municipales se afanaban en su limpieza, si bien por la tarde aún quedaban restos de óxido precisamente en la zona más valiosa, el conjunto escultórico central. ¿Estamos ante una solución definitiva o volveremos a ver las esculturas teñidas de rojo en unos días? Toda intervención que se hace en una obra de arte supone un daño para la misma por lo que es aconsejable intervenir lo mínimo posible y sobre todo, atajar la fuente de los males, en este caso las tuberías oxidadas. La limpieza es una solución, pero ni mucho menos la más correcta.

Fuente de los poetas, también teñida de óxido


No hay comentarios: