Páginas

sábado, 6 de junio de 2015

La degradación de un símbolo


El monumento dedicado a Colón que preside el Parque de San Jerónimo vive su particular degradación sin que se tomen las precauciones suficientes para evitar su desmantelamiento. Desde hace unos años sus planchas metálicas vienen siendo robadas y el tamaño del agujero es cada vez mayor.



La peregrina solución aportada por el Ayuntamiento ha sido instalar una malla metálica en la parte interior y una red exterior para evitar, no se sabe si nuevos robos o que los amigos de lo ajeno no sufran una considerable caída mientras practican el destrozo.


Al acercarse al monumento uno puede comprobar como son ya varios los metros de planchas metálicas que han desaparecido, arrancados sin miramiento alguno y dejando la estructura interior del monumento al aire libre, con el consiguiente júbilo para palomas y demás aves que han encontrado el sitio perfecto para anidar. Compleja es la solución de este problema debido a la lejanía del monumento con respecto a núcleos habitados lo que hace que por la noche esté a merced de vándalos y ladrones. La instalación de cámaras no serviría prácticamente para nada, por lo que, quizás una solución sería hacer la fuente mucho más profunda, de modo que sea mucho más complicado llegar al monumento y extraer luego las piezas a nado. Se opte por una solución u otra, lo que no puede esperar más es la restauración del monumento para evitar que se siga degradando.


Más información sobre la escultura 'El nacimiento de un nuevo hombre' aquí

No hay comentarios: