Páginas

lunes, 25 de mayo de 2015

Emasesa patrocina las obras en Santa Catalina

La iglesia de Santa Catalina, aún en obras hace unos meses

El compromiso del alcalde con la iglesia de Santa Catalina se fijó hace ya unos años cuando el Ayuntamiento prometió destinar un millón de euros para su rehabilitación. Mientras llegaba el dinero municipal, el Arzobispado (propietario del inmueble) ha corrido con los gastos, pero no ha dudado en recordar al primer edil su promesa para con el templo medieval.


La pasada semana se firmaba un nuevo acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento y el Arzobispado por el cual Emasesa destinará, en concepto de patrocinio, 423.500 euros a las obras del edificio. Éstas incluirían los estudios arqueológicos, la restauración de las fachadas y la recuperación del interior, así como la puesta en valor de los restos hallados durante la campaña arqueológica que se está llevando a cabo. Para Zoido, la recuperación de Santa Catalina es un "proyecto prioritario" ya que no se puede permitir "perder una joya tan importante para la ciudad". La maniobra llevada a cabo por el Ayuntamiento para aportar el dinero es, cuanto menos, extraña. Habida cuenta de las dudas legales que podría plantear que el Ayuntamiento destine un dinero para recuperar un edificio privado sin obtener nada a cambio, se ha planteado la fórmula del patrocinio a través de una de sus empresas municipales. Curiosamente la misma que pagó el pasado mapping navideño de la Plaza de San Francisco. Hace unos meses se afirmaba que el espectáculo de luces no costaba un sólo euro al Ayuntamiento a pesar de que lo pagaba la misma empresa municipal que ahora va a destinar un dinero a Santa Catalina, sólo que en este caso el alcalde sí enfatiza que es una contribución municipal.

La forma en que se ha destinado un dinero público a una entidad privada ha hecho saltar la liebre y ya hay una asociación vecinal que ha anunciado que acudirá a la Fiscalía para denunciar esta situación. La Asociación 'La Revuelta' recoge en su Blog algunas irregularidades como que el pago se vaya a hacer en dos fases de 175.000 euros cada una, por lo que aún quedarían otros 73.500 euros que no se dice cuándo ni a dónde van a ir. Como Bien de Interés Cultural que es y por formar parte de nuestro patrimonio, la iglesia de Santa Catalina merece una correcta conservación y el apoyo de todos para su mantenimiento, pero estas maniobras políticas no hacen sino poner en entredicho un proyecto de restauración que debería contar con la máxima transparencia.

No hay comentarios: