Páginas

lunes, 13 de abril de 2015

¿Cuándo dirá Sevilla 'Basta Ya' a la destrucción de sus zonas verdes?

Aula Bioclimática abandonada y atacada 
No nos engañemos, el Ayuntamiento no es el culpable del estado de degradación que ha alcanzado el Jardín Americano. Los auténticos culpables son aquellos individuos que se divierten destruyendo lo que es público y arremeten contra monumentos y parques por el simple placer de destruir. Pero el Ayuntamiento es cómplice de estos ataques vandálicos. Lo es por haber eliminado la Fundación Naturalia XXI que durante tanto tiempo luchó por recuperar las zonas verdes de la Cartuja y las dotó de vida, lo es por haberse desentendido de nuestras zonas verdes dejándolas en manos de empresas privadas a través de un macrocontrato del que nadie rinde cuentas, es cómplice por no educar en el respeto y la tolerancia hacia lo público, lo que es de todos; es cómplice por haber dejado en un cajón su promesa de crear una policía verde que velara por la integridad de nuestros parques y jardines. Y por encima de todo, es cómplice de este sinsentido por mirar para otro lado y acusarnos de mentir a los que denunciamos estos hechos vendiendo como un gran logro que se hayan llevado a cabo cientos de miles de actuaciones en nuestros árboles, parques y jardines. Es evidente que no se están haciendo bien las cosas y en lugar de solucionar el problema cada vez va a peor. El Ayuntamiento no es el culpable directo de esta situación, pero sí es cómplice por su nefasta gestión del patrimonio verde de la ciudad.




Estas imágenes son la triste realidad de nuestros parques y jardines. Un mero paseo por cualquier parque delata el enorme problema cívico que tenemos en Sevilla. Quizás en los jardines Americano y del Guadalquivir sea más evidente por su ubicación, pero esta situación se repite en todos y cada uno de nuestros parques a excepción del único que no depende del Ayuntamiento, el del Alamillo, un ejemplo de gestión que deberíamos imitar en el resto de la ciudad.



Imágenes proporcionadas por Curro Oñate

No hay comentarios: