Páginas

sábado, 28 de marzo de 2015

La Cruz de la Cerrajería vuelve a centrar la Plaza de Santa Cruz


La Cruz de la Cerrajería ha sido sometida durante los últimos cuatro meses a un laborioso proceso de restauración. El proceso requirió su desmontaje para atajar los diferentes problemas que padecía la estructura metálica como la corrosión de diversos elementos o la pérdida de piezas. El desmontaje no es una novedad para este monumento instalado en el siglo XVII en el cruce entre las  calles Sierpes y Cerrrajería (de ahí su nombre) y que tenía que ser desmontado para el paso de los cortejos procesionales de Semana Santa. Tras varias idas y venidas, finalmente fue instalada en su actual ubicación en 1918 por decisión del arquitecto municipal Juan Talavera y Heredia, curiosamente vecino de esta misma plaza ya que se construyó el edificio que actualmente ocupa el Consulado de Francia.



La Plaza de Santa Cruz es relativamente reciente en el urbanismo sevillano ya que en este solar se encontraba la iglesia de Santa Cruz, derribada durante los años de la ocupación francesa. Con el derribo no sólo se perdieron los restos de Bartolomé Esteban Murillo, enterrado en la antigua iglesia mudéjar, sino que muchas de sus obras de arte fueron redistribuidas por otros templos sevillanos, como es el caso del Descendimiento de Pedro de Campaña que hoy en día se encuentra en la Sacristía Mayor de la Catedral.


La Cruz de la Cerrajería es una obra maestra de la forja barroca y en ella destacan diferentes elementos iconográficos como las figuras de los cuatro evangelistas, que en su día estuvieron policromadas, las serpientes y los ángeles que sostienen los faroles. La intervención ha permitido descubrir algunos detalles de la pieza como que distintas partes de la misma estuvieron recubiertas de pan de oro. Los trabajos, presupuestados en 19.700 euros y ejecutados por la empresa Metis, han permitido recuperar por medio de réplicas algunas piezas que se habían perdido con el paso de los años.


1 comentario:

Hierros Velasco y camacho dijo...

Restaurar La Cruz de la Cerrajería es un trabajo minucioso y de la mayor importancia y el resultado final sólo puede ser el mejor cuando es realizada por profesionales.