Páginas

domingo, 15 de marzo de 2015

Amor en Guerra, un deleite para los sentidos

Octubre de 1943. Brian Keith, un oficial del ejército de los Estados Unidos acude, casi por casualidad, al ensayo de una obra teatral organizada para levantar los ánimos del ejército aliado que trata de frenar la expansión del III Reich de Hitler por Europa. El destino quiere que sobre las tablas del teatro, en ese mismo instante, ensaye uno de los números David Patterson, del que cae profundamente enamorado. Así comienza 'Amor en guerra', una obra escrita, dirigida e interpretada por Piermario Salerno, actor italiano afincado en Sevilla que logra, con los mínimos recursos posibles, una historia realmente ágil en la que Salerno interpreta a todos los personajes que aparecen en el texto. Lo que en principio puede resultar algo extraño, se convierte rápidamente en el hilo conductor de toda la obra gracias a la habilidad del actor, que tiene una capacidad para adaptarse a cada uno de los personajes realmente asombrosa. 

La obra se basa en una historia real plasmada en una carta escrita por uno de los protagonistas, en la que narra la despedida entre ambos cuando se ven obligados a separarse en los barcos que les llevarán de regreso a América. A partir de esas líneas, Salerno construye la historia de Brian y Dave, dos militares que descubren lo que sienten el uno por el otro en mitad de una interminable guerra viéndose obligados a ocultar su amor para evitar las terribles represalias ante un comportamiento considerado inmoral que podría llevarlos a la muerte. El actor consigue, a través del lenguaje corporal y los gestos, desarrollar una historia repleta de matices que atrapa al espectador desde el primer momento, haciéndole partícipe de cada una de las escenas. La capacidad expresiva de Salerno es realmente increíble, una habilidad que se ve aumentada gracias a la cercanía entre actor y espectadores que permite un espacio como la Sala El Cachorro, donde se representa la obra durante dos fines de semana. Es sorprendente cómo ante un escenario sin más atrezzo que una silla, llegas a sentir la brisa de los campos de trigo, el repicar de las campanas de una iglesia o el traqueteo del coche en el que viajan los protagonistas. Gran interpretación de un actor que transmite una gran seguridad sobre el escenario llenándolo por completo sin ayuda de ningún elemento externo.

Salerno es un firme defensor del Teatro gestual, una técnica que se aleja del conocido método Stanislavski al no recurrir a los sentimientos más profundos para conseguir identificarse con un personaje. El conocimiento de la técnica y la interpretación son suficientes para transmitir al espectador unos sentimientos que si bien son reales sobre el escenario, no tienen por qué influir en la capacidad interpretativa del actor, que consigue de este modo llevar a cabo una escena independientemente de su estado de ánimo. 

'Amor en Guerra'. Sala El Cachorro. Domingo 15 (20:00 h), sábado 21 (21:00h) y domingo 22 (20:00h). Precio 6 euros. Más información aquí

No hay comentarios: