Páginas

lunes, 23 de febrero de 2015

Los grandes proyectos de Zoido se desinflan

Centro deportivo en Los Bermejales que incluía una pista de esquí. Propuesta electoral del Partido Popular en 2011

Apenas faltan tres meses para las elecciones y los grandes proyectos anunciados por el actual alcalde no terminan de arrancar. Dejando de lado aquellos que se presentaron en la campaña electoral de hace cuatro años y que nunca tuvieron visos de hacerse realidad (como la pista de esquí de Los Bermejales o el Central Park sevillano) llama la atención que otra serie de proyectos que se anunciaron como inmediatos y como un gran estímulo para la economía sevillana se alarguen en el tiempo sin que haya una fecha concreta para el inicio de las obras. ¿Hubo un excesivo optimismo a la hora de presentarlos o hemos sido testigos de una campaña de propaganda que hace aguas en el peor momento?


Infografía del nuevo Mercado gourmet Puerta de la Carne. Imagen de la UTE del proyecto

Quizás el tema más doloroso haya sido el del famoso Pompidou sevillano que el alcalde prometió en campaña para el Mercado de la Puerta de la Carne. Lo que se anunció como un lugar de referencia para las nuevas tendencias artísticas terminará convertido en un centro comercial-mercado gourmet. A pesar de los intentos municipales por intentar vender las bondades culturales del proyecto, el pasado mes de octubre ya analizábamos en el Blog lo que finalmente ha terminado ocurriendo. La entrada en el proyecto de los empresarios que llevan el Mercado de San Miguel de Madrid dará un giro al concepto para que lo gourmet prime sobre lo demás. Era bastante evidente y resultaba absurdo intentar vender como un espacio cultural lo que en realidad no deja de ser otro espacio comercial más.

Imagen de cómo quedará la plaza delantera de la Estación de Cádiz. Imagen de la UTE del proyecto

No hay que irse muy lejos para encontrar otro proyecto varado. La antigua estación de Cádiz espera su turno ante el enésimo retraso del proyecto que la debe convertir en un enorme gimnasio. Cambio de empresas, nuevos proyectos, dificultades económicas, informes negativos desde la Intervención del propio Ayuntamiento... un rosario de problemas que alargará los trámites más de lo necesario y que dejará las obras en el edificio para la próxima legislatura.

Los problemas urbanísticos afectan o afectaban a tres de los proyectos estrella de la era Zoido. El primero es el puente sobre el Guadalquivir llamado a descongestionar el entorno de la Torre Pelli una vez entre en servicio el macro espacio del sur de la Isla de la Cartuja. Largo y tendido hemos hablado sobre este puente que, en nuestra opinión, causará más problemas de los que solucionará al introducir más coches en una calle Torneo suficientemente congestionada ya. El rifirrafe entre la Junta y el Ayuntamiento sobre este tema ha servido a unos y otros para vender un proyecto de ciudad que, en realidad, no cuenta con el ciudadano a la hora de planificarlo. Por contra, los escollos administrativos están solucionados en la Comisaría de la Gavidia. Durante años el alcalde se ha quejado de que había varios empresarios interesados en darle contenido a este edificio y que por culpa de la Junta de Andalucía no se podía cambiar su calificación de SIPS a comercial. En realidad la Junta no tenía nada que ver ya que es el Plan General de la Ciudad el que establece que ese edificio debía tener un uso público y social, un plan que, por cierto, se aprobó por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento, incluyendo los votos del Partido Popular. Finalmente la Junta ha dado su visto bueno al cambio de uso y los empresarios tan interesados en el edificio parecen haberse esfumado ya que el alcalde no ha vuelto a hacer referencia a este edificio. Altadis es otro de los proyectos anunciados a bombo y platillo con demasiada rapidez. Se vendió como definitivo un convenio que deja demasiados cabos sueltos y que ha convertido lo que en su día iban a ser equipamientos para el barrio en un nuevo centro comercial, torres de oficinas y un enorme edificio cuya restauración supondría para las arcas municipales un importante desembolso económico.

Recreación del Paseo del Arte. Fuente SevillaActualidad

Otros proyectos que siguen en el aire son el conocido como Paseo del Arte y el Centro de las Tradiciones de Sevilla. Ambos han salido a licitación varias veces quedando desiertos y dejando en evidencia lo frágil de ambas iniciativas. El primero pretendía reconvertir la zona ribereña del río entre el puente de la Barqueta y la pasarela de la Cartuja en una gran terraza repleta de zonas de bares y piscinas. Las piscinas se cayeron rápidamente del proyecto dejando a la vista lo que en realidad escondía la propuesta, la privatización de un espacio público para instalar terrazas y bares con la excusa de que también habría exposiciones y eventos culturales. El Centro de las Tradiciones es, si cabe, todavía más perverso, al convertir un solar privilegiado del centro de la ciudad en un centro de interpretación del tópico, donde sevillanos y visitantes puedan recrearse durante los 365 del año en la Semana Santa y la Feria. El proyecto se cayó por sí solo, pero de haber seguido adelante seguramente se hubiera encontrado con la negativa de la Comisión de Patrimonio ante los restos arqueológicos que hay en la zona.

Proyecto de Recetas Urbanas para las naves de Renfe de San Jerónimo

No podemos cerrar el repaso a los grandes proyectos por otros que ni tan siquiera han salido en los medios de comunicación durante estos cuatros años: la fábrica de Artillería y las naves de Renfe de San Jerónimo. Recuerdo perfectamente la imagen de Zoido, en plena campaña, delante de las naves explicando cómo se iban a restaurar para acoger un vivero de empresas en el que se respetaría la higuera que ha crecido en el interior de uno de los edificios. Nada más se supo. En cuanto a Artillería, al menos hay que agradecer que se hayan llevado a cabo varias obras de conservación y estabilización del conjunto industrial, pero nada se ha avanzado en su futuro uso.

La campaña electoral para las municipales está a punto de comenzar y seguramente veremos cómo los candidatos presentan sus propuestas para la Sevilla del futuro. Lo curioso será ver cómo las propuestas del actual equipo municipal se superponen a sus propias propuestas de hace cuatro años. El tiempo pasa y la ciudad no avanza y quizás sea culpa de la falta de interés por hacer las cosas bien.

No hay comentarios: