Páginas

jueves, 29 de enero de 2015

#ToquemosMadera: calle Zaragoza, 24, 26 y 32

Calle Zaragoza, números 24 y 26
La calle Zaragoza es una de las más antiguas de la ciudad y de las que mejor ha conservado su caserío histórico a pesar de las reformas y desarrollos urbanísticos. La antigua calle de la Pajería, renombrada como Zaragoza en el siglo XIX en recuerdo de la Guerra de la Independencia es conocida por haber sido la sede de una de las casas que fundara Santa Teresa en Sevilla en el siglo XVI, pero también se conservan interesante edificios del siglo XVIII y XIX, algunos de ellos recién restaurados (como la Casa de los Leones, remodelada de aquella manera por la Junta de Andalucía). 


Calle Zaragoza, 24
Lamentablemente aún existen varios edificios en muy mal estado como los que ocupan los números 24 y 26, ambos con estética del siglo XIX, con los característicos cierres en sus balcones, molduras en sus alfices y una sencillez arquitectónica que nada tiene que ver con el posterior Regionalismo que se observa en otras casas de la calle. 

Calle Zaragoza, 26
En mucho peor estado se encuentra el número 32 de la misma calle, un edificio anterior a los otros dos y que se podría fechar en el siglo XVIII. Varias veces se han iniciado obras en el inmueble, reconstruyéndose la planta superior para igualar la altura con los edificios colindantes, pero actualmente parece que están paralizadas. 

Calle Zaragoza, 32

4 comentarios:

Isaac Chalmain dijo...

Muy bonito el herraje de la primera fachada. Este tipo de inmnuebles imprimen carácter e identidad a una ciudad, más allá de los puntuales hitos turísticos o patrimoniales, por tanto es de rigor su mantenimiento y preservación. Gracias por poner el acento allí donde es necesario.

Sergio Harillo dijo...

Totalmente de acuerdo, el caserío tradicional aporta un gran valor a la ciudad ya que contextualiza a los grandes monumentos. Si perdemos los edificios "secundarios" la ciudad se convierte en un gran vacío salpicado por edificios monumentales.

¡Saludos!

Carlos Jiménez Juan dijo...

Paso casi todos los días por esta calle y es una pena esas casa que dices en tal estado... En últimos años he visto como se han ido restaurando dos de ellas, cuyo resultado final ha sido muy bueno, aunque no sé decirte qué número son.

Esperemos que no tarden mucho en arreglar estas.

Sergio Harillo dijo...

Efectivamente, Carlos, sé a qué edificios te refieres. Uno de ellos son viviendas particulares y hablamos de él en el Blog hace un año porque desmontaron todos sus elementos decorativos de la fachada lo que hizo que nos temiéramos lo peor, pero finalmente la fachada ha quedado estupenda. El otro son unos apartamientos turísticos, el otro día pasé y estaba abierto, me pude asomar y el patio se ha conservado con sus cancelas, zócalos de azulejos...

Por lo que se ve, en ambos se ha llevado a cabo una buena intervención que ha respetado su idiosincrasia.

¡Saludos!