Páginas

sábado, 20 de diciembre de 2014

Las Atarazanas se abren a América


Se ha hecho esperar, pero la Junta de Andalucía ha dado a conocer, por fin, su proyecto para las Reales Atarazanas. La presidenta de la Comunidad, Susana Díaz, fue la responsable ayer de esbozar las líneas maestras de un proyecto que requerirá una inversión de diez millones de euros (aportados por La Caixa) para su rehabilitación y casi un millón y medio de euros anuales para su funcionamiento una vez abierto (Cajasol pondrá 400.000 euros y la Junta de Andalucía un millón de euros para hacerse cargo del mantenimiento, personal...). Guillermo Vázquez Consuegra será el encargado de llevar a cabo la intervención en el edificio que se antoja bastante respetuosa con los Astilleros y que concentrará los espacios 'útiles' en el edificio de la Maestranza de Artillería de la calle Temprado y en la planta superior de las propias Atarazanas.


¿Pero qué será exactamente Atarazanas a partir de 2017 si todo sale adelante? Las Reales Atarazanas se convertirán en un gran centro cultural abierto a la ciudadanía que incidirá en el diálogo con América en todas y cada una de las disciplinas artísticas: danza, teatro, música, literatura, arte... 'Atarazanas, un espacio para el diálogo con América' albergará diferentes espacios culturales. Los astilleros medievales del siglo XIII serán rehabilitados y abiertos a la calle Dos de Mayo, actuando como gran plaza pública que dé acceso a los contenidos del centro cultural. En la zona de cabecera de las propias Atarazanas se habilitará un espacio museográfico donde se dé a conocer la historia y evolución del edificio, desde que fuera mandado construir por Alfonso X a mediados del siglo XIII hasta ahora. En las plantas superiores del edificio, además de en el edificio de la Maestranza de Artillería, se ubicarán varias salas de exposiciones temporales, así como espacios para presentaciones, proyecciones y aulas didácticas. El objetivo principal del proyecto es "convertirse en un lugar de diálogo y vivencias, en un escenario de experiencias concebido para la práctica artística, la reflexión contemporánea, la divulgación de la historia y el uso ciudadano".

El histórico nexo de unión entre Andalucía y América será la base sobre la que se asienten los proyectos culturales que tengan cabida en las Atarazanas, que se convertirán en un gran centro cultural destinado al encuentro, la exhibición, el debate y el pensamiento entre América y Europa. El propio edificio, por su historia e importancia, será, sin duda, el principal reclamo del proyecto, que incluye su completa rehabilitación y adaptación a las necesidades del siglo XXI. Para ello se recuperarán algunas ideas del proyecto que Vázquez Consuegra diseñó para el Caixaforum, pero simplificando la actuación y centrándose en los elementos ya construidos, sin añadir nuevos volúmenes ni espacios. Gracias a esta reducción del proyecto se logra un ahorro de costes (Caixaforum necesitaba unos 30 millones de euros de inversión mientras que ahora se invertirán 10 millones) y seguramente se evitan problemas con el Ayuntamiento, que ya puso reparos a la anterior propuesta. La agilidad en la licencia de obras es clave para calcular cuándo abrirá sus puertas este nuevo espacio cultural que requerirá de unos dos años de obras, a lo que habría que sumar los seis meses que suele tardar una licencia de este tipo, por lo que el proyecto bien podría inaugurarse a lo largo de 2017.

En cuanto a la programación que acogerá Atarazanas una vez abierto al público, la relación con Sevilla, Andalucía y América, será el principal elemento diferenciador del centro cultural. Atarazanas contarás, además de con su exposición permanente en torno a la historia del edificio y de la relación con América, con una programación abierta a instituciones y entidades de los dos continentes, teniendo muy presente la labor de las universidades y de organismos de referencia internacional como el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

Con este proyecto Sevilla recupera un potente espacio monumental de incalculable valor que puede marcar un antes y un después en las relaciones entre la ciudad y América. De las buenas intenciones de la Junta de Andalucía dependerá el éxito de una iniciativa que puede aportar muchísimo a la ciudad. Si de verdad se apuesta por este proyecto, Atarazanas puede convertirse en un centro de referencia a nivel internacional entre Europa y América, precisamente el tipo de espacios que una ciudad como Sevilla está perfectamente capacitada para albergar pero que lamentablemente nunca termina de conseguir. Por el contrario, si únicamente se inaugura y se abandona a su suerte (como tantas cosas en esta tierra) supondrá una losa financiera difícil de encajar en los exiguos presupuestos de la Consejería de Cultura. Seamos optimistas y confiemos en la primera opción. Sevilla merece y necesita proyectos como éste, es tarea de todos estar a la altura.

No hay comentarios: