Páginas

sábado, 1 de noviembre de 2014

Santa Catalina empieza a mostrar su nueva piel


Las obras de restauración de la iglesia de Santa Catalina avanzan en su exterior mientras el Arzobispado prepara ya la segunda fase, que incluirá la limpieza y consolidación del interior del edificio. Actualmente los trabajos se centran en la restauración de la torre y la linterna de la capilla Sacramental, mientras que los muros del cuerpo central del edificio han sido picados para su posterior enfoscado. La pequeña qubba anexa a la torre ya se encuentra libre de andamios por lo que es posible admirar el material con el que fue construida la iglesia: ladrillo para los paramentos y piedra para las zonas más sensibles como las esquinas y bases de la construcción. Si bien, como hemos advertido en otras ocasiones, el ladrillo no era el material definitivo de los templos mudéjares ya que se enfoscaba y encalaba, hay que reconocer que al menos en estos dos volúmenes la calidad del mismo es muy superior al del resto del edificio. Habrá que esperar a que continúen las obras para ver el tratamiento definitivo que se le va a dar a los muros de la iglesia, pero confiemos en que una vez resanados, se enfosquen y encalen como siempre estuvieron y no se cometa el error de dejar Santa Catalina en ladrillo siguiendo el ejemplo de otras iglesias del centro (San Andrés, San Marcos o Santa Marina).


No hay comentarios: