Páginas

miércoles, 22 de octubre de 2014

Diálogos


- Corre, que llegamos tarde. Siempre te pasa lo mismo.
- No seas exagerado, llegamos de sobra, ni que la calle Sierpes fuera tan larga... ¿ves? Ahí tienes los azulejos de Deportes Z, estamos al lado.
- Es que no quiero llegar en el último minuto...

- Buenas noches. ¿Me permiten sus entradas?
- Aquí tiene. Y disculpe que lleguemos tarde...
- No se preocupen, aún no ha empezado el concierto, pasen.




- Este teatro es increíble, nunca me cansaré de venir, cada vez que entro me llevo la misma sorpresa. 
- Sí, la verdad es que la restauración ha sido magnífica. ¿Recuerdas cuando era un Salón recreativo?
- Calla, no me quiero ni acordar, sufría cada vez que veía estas yeserías y azulejos entre máquinas tragaperras... menos mal que la Orquesta Bética lo compró y fijó aquí su sede. La reinauguración del año pasado coincidiendo con el centenario de su creación por el propio Manuel de Falla fue apoteósica. ¡Cómo se volcó toda la ciudad! 
- Shhh, que empieza...


- Ha sido increíble. Esta Orquesta mejora con cada concierto que da. ¿Vas hacia el Metro en la Plaza del Duque?
- Sí. Me alegro de haber venido al final, la semana pasada dudaba entre si venir a este concierto o al de la Barroca en el Álvarez Quintero. ¿Cómo habrá estado?
- Siendo la Barroca, habrá sido magnífico, como de costumbre, pero bueno, no podemos estar en dos sitios a la vez, por suerte Sevilla ha cambiado mucho estos últimos años. La amenaza del derribo del Cervantes fue lo que hizo saltar la chispa. ¿Te acuerdas de las manifestaciones exigiendo al Ayuntamiento que protegiera el edificio para que no se perdiera? 
- Sí, y ahí lo tienes ahora, completamente restaurado y acogiendo un musical tras otro con llenos absolutos. Viene gente hasta de las Canarias para ver las representaciones.
- ¿Y qué me dices de éste? ¿Te gusta la fachada que le han puesto?
- Ufff, es una tema delicado. Al principio dudé porque lo consideraba demasiado moderno para la calle Sierpes, pero he de reconocer que ha quedado bastante bien, es un buen reclamo y la fachada contrasta con que sea la sede de la Compañía Teatro Clásico de Sevilla. Cuando cerró Beta pensé que lo tiraban, pero míralo, con una programación estable.


- No encuentro la tarjeta del Metro.
- ¿No? ¿Has mirado en el bolsillo de la chaqueta?
- Ah, aquí está, casi me tienes que picar otra vez...
- No sería ni la primera ni la última...
- Oye, y mañana ¿qué haces? 
- Pues voy con unos amigos a un ciclo de cine en el Pathé. ¿Te vienes?
- Qué va, unos amigos bailan en el Lido y ya les he dicho que iba a ir a verlos.
- ¿Sólo actúan mañana? 
- Llevan ya un par de semanas y entre unas cosas y otras no he podido ir antes.
- Qué coraje... mira que tengo ganas de ver cómo ha quedado ese teatro tras la restauración. Tantos años viéndolo con el cartel de Cine X... lo de dedicarlo a la danza contemporánea fue toda una sorpresa, pero ya sabes que yo soy más de clásica, me pierdo entre esas modernidades.
- Bueno, es como todo, es cuestión de ir haciendo el oído y la vista, al final aprendes a valorar de la misma manera a Tchaikovsky que a algo más contemporáneo.
- Hombre, igual igual no será. No me compares El Lago de los Cisnes con una pieza contemporánea...
- Pues claro que lo comparo. Seguramente hubo algún burro como tú que cuando se estrenó El Cascanueces en el siglo XIX dijo: "a mí estas modernidades..." jaja.
- Visto así... no lo había pensado. Venga va, la próxima vez que vayas me lo dices y voy contigo, así educo mi oído y mi vista, ¿no?
- Jajaja, seguro que no te parece tan horrible, ya verás.


- En fin, me bajo en esta parada. Nos vemos mañana en la oficina, ¿vale?
- Venga, dale recuerdos a María y dile que tenemos pendiente una cena.
- Se los doy de tu parte. ¡Hasta luego!
- ¡Adiós!




Nota_Las imágenes pertenecen al Teatro Llorens, diseñado por Espiau a principios del siglo XX y que cerró sus puertas como cine en 1982. Durante la campaña electoral del actual alcalde se prometió recuperarlo como espacio escénico pero a día de hoy sigue siendo un salón de juego.

2 comentarios:

Isaac Chalmain dijo...

Emotivo diálogo, sobre todo para los amantes del arte, la cultura y los espacios escénicos de calidad. Ojalá alguna vez la Administración sevillana sea inteligente para poner en valor recintos emblemáticos como los citados, dotándolos de nueva infraestructura y ofreciendo un elenco de espectáculos de la talla de una ciudad como la nuestra. ¡Enhorabuena por el aporte! Como siempre, tu sensibilidad queda de manifiesto en cada línea.

Sergio Harillo dijo...

Doy un paso más en tu apreciación: ojalá la ciudadanía sevillana apoyara más la cultura y que así los gestores culturales pudieran llevar a cabo este tipo de proyectos que comentas y que no dependamos siempre de la administración pública. A la administración pública le pido una mayor difusión de las actividades culturales que se realizan en la ciudad y un mayor apoyo a los gestores culturales.

Saludos y de nuevo agradecerte tus palabras :)