Páginas

martes, 8 de julio de 2014

El Ayuntamiento adjudica las obras de la calle Almirante Lobo


En apenas ocho meses la calle Almirante Lobo, en el entorno de Puerta Jerez, mostrará un aspecto completamente renovado tras las obras que acometerá el Ayuntamiento para semipeatonalizar esta céntrica vía. Tras adjudicarse las obras a la empresa Carmocon por 550.000 euros (la mitad del precio por el que salió a licitación y rozando la baja temeraria) la actuación incluye la renovación de acerados, la sustitución del asfalto por adoquines en el único carril que quedará abierto al tráfico para dar servicio a los garajes y a la carga y descarga, la instalación de nuevas redes de abastecimiento de agua y contenedores soterrados así como el cambio de mobiliario urbano (bancos de fundición y farolas fernandinas). Un aspecto mucho más clásico para una calle que verá cómo se eliminan sus grandes plátanos para sustituirlos por sóforas japonicas. La razón esgrimida por el Ayuntamiento para quitar los árboles es bastante peregrina: dificultan la visión de la torre del Oro, están enfermos y su disposición en la calle es caótica (¿?).

Al margen de la necesidad de arreglar esta calle, llama poderosamente la atención un dato que suele pasar bastante desapercibido. Urbanismo saca a licitación el proyecto por un millón de euros, se presentan más de treinta empresas para realizar los trabajos y gana la que propone un precio menor, casi la mitad. Llegados a este punto cabría preguntarse, ¿cómo hace los cálculos Urbanismo para que haya tanta diferencia entre el precio de licitación y el de adjudicación? ¿Se infla el presupuesto? Si se estima que un trabajo vale "x", ¿cómo puede llegar una empresa y hacerlo por la mitad? Es evidente que algo falla. Luego nos sorprendemos cuando una obra queda tan mal hecha que hay que invertir nuevamente un dinero en arreglar lo que se podría haber hecho bien desde el principio (como ocurrió en el entorno del Lope de Vega). Quizás si las administraciones no fomentaran las bajas temerarias las empresas podrían hacer bien el trabajo desde el principio.

Fuente: El Correo de Andalucía

No hay comentarios: