Páginas

lunes, 9 de junio de 2014

La Orquesta Bética de Cámara abandona Sevilla


El Teatro Riberas del Guadaíra de Alcalá de Guadaíra será finalmente la sede estable de la Orquesta Bética de Cámara tras una magnífica pero poco valorada temporada en la Sala Joaquín Turina de Cajasol. Durante los últimos meses, esta formación fundada por Manuel de Falla hace noventa años, ha ofrecido un concierto mensual en el que ha demostrado la excelente calidad de sus músicos, una oferta que los sevillanos no han sabido valorar. Resulta extremadamente paradójico el hecho de que los conciertos gratuitos que la Bética ofrece en el Real Alcázar una vez al año (mañana martes a las 21:30 tendrá lugar el último) se llenen, con colas de más de una hora de gente esperando para ocupar una silla en el Patio de Montería. Sin embargo, cuando los conciertos son de pago, la gente no acude al teatro. Y así es imposible subsistir.

He tenido la oportunidad de ir a gran parte de los conciertos de la Bética y lamento enormemente esta pérdida para la ciudad de Sevilla. Cada vez que salía de un concierto soñaba con que la Bética pudiera, algún día, recuperar el fabuloso Teatro Llorens como sede estable donde ofrecer sus conciertos. Ahora serán los espectadores de Alcalá los que puedan disfrutar de su música. Bienvenido sea el acuerdo y ojalá coseche el éxito que sin duda merece y Sevilla le ha negado.

Sevilla, la ciudad de la música de la Unesco pierde otro proyecto cultural que genera empleo, movimiento económico y que dotaba a la ciudad de un nuevo aliciente cultural. Una pena, pero Sevilla no ha estado a la altura una vez más. Enhorabuena a Alcalá.


Actualización: Nos confirman desde la Orquesta Bética que la sede estable de la misma estará en Alcalá de Guadaíra, pero seguirán programando conciertos en Sevilla capital.

2 comentarios:

Isaac Chalmain dijo...

Sergio, el Teatro Llorens es uno de los lugares donde cada vez que tengo ocasión (no resido en Sevilla capital) paseo durante un par de minutos para evadirme del ajetreo urbano. Me haría mucha ilusión que nos regalases un reportaje con tu exquisito estilo sobre este recinto. Siempre me llamó mucho la atención el kisoko de música o templete que se ve ubicado en el paraíso y cuya procedencia desconozco. Bueno, dejo el aporte por si nos puedes decir algo al respecto. Muchas gracias siempre. ¡Enhorabuena por tu labor!

Sergio Harillo dijo...

Sueño con el día en que ese edificio recupere su función como teatro. Curiosamente fue una de las promesas electorales del equipo de Zoido cuando se presentó a la alcaldía hace cuatro años, pero no sólo no se ha cumplido sino que ha habido un polémico cambio en la protección de los teatros y salas del centro histórico.

No es exactamente lo que pides, pero hace unos meses realicé este relato de ficción sobre un futuro no muy lejano en el que el Llorens volvía a tener un uso cultural:

http://culturadesevilla.blogspot.com.es/2014/10/dialogos.html

¡Saludos!