Páginas

martes, 14 de enero de 2014

Una única oferta para remodelar el Mercado de la Puerta de la Carne


La falta de iniciativas del actual Ayuntamiento ha llevado al delegado de Urbanismo a dar a conocer, antes de su adjudicación, el único proyecto que se ha presentado al concurso de explotación del antiguo mercado de la Puerta de la Carne. Como se recordará, durante la campaña electoral, el actual alcalde prometió convertir este edificio en un centro cultural, el pompidou sevillano, dedicado a las nuevas tecnologías y al arte emergente. Esa idea duró poco en la cabeza del regidor y ante la buena acogida del mercado gourmet de las Naves del Barranco, se ideó otro proyecto a la carta para poder convertir el mercado diseñado por Gabriel Lupiáñez Gely y Aurelio Gómez Millán en 1927 en otro establecimiento comercial.


El proyecto presentado por varias empresas arropadas bajo la UTE 'Mercado Puerta de la Carne' prevé reformar el edificio para convertirlo en un pequeño centro comercial con restaurantes, bares, veladores y algunos puestos con productos delicatessen. El espacio central quedaría destinado a propuestas escénicas en las que se contaría con el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla para la programación y se apunta a la posibilidad de organizar exposiciones y todo tipo de actividades culturales (así, en general, sin concretar más). El delegado de Urbanismo define el proyecto como "muy ambicioso" y que "dará un fuerte impulso económico a la ciudad". 

En realidad, el proyecto lo que hace es copiar ideas ya consolidadas en otras ciudades como por el ejemplo el Mercado de Colón de Valencia donde también se apostó por reconvertir el antiguo mercado modernista en un pequeño centro comercial en el que se celebran actividades culturales. Nada nuevo bajo el sol en un proyecto que podría haber sido mucho más ambicioso y haber seguido los pasos de la Alhóndiga de Bilbao, un centro con un carácter más amplio y no tan centrado en la restauración y la hostelería.

Si bien aún no se ha abierto el sobre con la oferta económica, desde el Ayuntamiento se apunta a que esperan que las obras empiecen antes de verano y tengan una duración de un año. Esperemos que la actuación, al menos, saque de su letargo a este valioso edificio aunque la opción planteada no sea, ni de lejos, la más atractiva para el conjunto de la ciudad.

1 comentario:

unoquellega dijo...

y si el Ayuntamiento ya ha decidido quien lo hace, porque no da el nombre públicamente de dicha empresa?