Páginas

miércoles, 14 de agosto de 2013

Y el pato regresó a su fuente

Orgulloso; como si nunca hubiese ocurrido nada. Así lucía en la tarde de ayer el pato que da nombre a la decimonónica fuente de la plaza de San Leandro.

Como denunciamos en Cultura de Sevilla, la fuente fue ultrajada el pasado 12 de julio cuando unos energúmenos tumbaron el plato superior con la figura que la remata. Todo ocurrió con nocturnidad y alevosía y, por supuesto, nadie ha pagado por el destrozo. Bueno, nadie no, lo hemos pagado entre todos con nuestros impuestos ya que el arreglo habrá costado un pico que el Ayuntamiento se ha tenido que gastar para solucionar el entuerto. Según testimonios directos, los vándalos estuvieron varias horas en la plaza e incluso hubo vecinos que presenciaron el destrozo. ¿Por qué no acudió la policía? ¿Alguien la llamó? ¿Sirve de algo llamarla? ¿Cuándo aplicará el Ayuntamiento la ordenanza antivandálica aprobada hace años y que multa severamente a los que actúen contra lo público? Sólo medidas ejemplares podrán paliar una lacra que le cuesta al Ayuntamiento varios miles de euros al año entre arreglos, restauraciones, limpiezas (de todo tipo) o reposiciones de contenedores quemados. Los ciudadanos tenemos mucho que decir en cuanto a civismo, empezando por nosotros mismos y censurando la actitud del que no es un buen ciudadano.

El ataque a la Pila del Pato ha causado gran revuelo, de hecho se ha convertido en una de las entradas más vistas del Blog y ha tenido una gran repercusión en Twitter y Facebook; esto demuestra que al sevillano medio le preocupa su ciudad, la ama y sufre por ella cuando ocurren este tipo de cosas. Quizás lo que falla es el siguiente paso, materializar ese amor, hay que ser más activo y luchar entre todos para que Sevilla sea una ciudad mejor, más segura, más cívica y más bella. En nuestra mano está conseguirlo.


3 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

Acabo de descubrir tu blog. Me gusta, sobre todo, es muy necesario para la actual Sevilla.
Mi apoyo total para respaldar esta valiente y objetiva denuncia.
También pienso que los ciudadanos conscientes tenemos mucho que decir...y hacer, naturalmente.
Los blogs, aparte de enriquecimientos mutuos son muy útiles como arma para aportar ¡Usémosla!

Cordiales saludos.

Mari Carmen.

Sergio dijo...

Muchas gracias, Mari Carmen. Te animo a participar en el Blog siempre que quieras, bien dejando un comentario o aportando tu opinión en nuestro Facebook y/o twitter.

Un saludo,

mari carmen garcia franconetti dijo...

Acepto tu amable invitación encantada, Sergio, la invitación es recíproca, tengo un blog muy diverso, también con capítulos defendiendo y promocionando nuestras raíces y Patrimonio.

Saludos.