Páginas

viernes, 14 de diciembre de 2012

De Pompidou a centro comercial


Se anunció un centro internacional dedicado al arte emergente y a la creación contemporánea, el Pompidou sevillano, pero finalmente tendremos un centro comercial más. Eso sí, el alcalde ha querido dulcificar la propuesta diciendo que será "un centro multidisciplinar orientado al crecimiento integral de la persona y al desarrollo de las relaciones humanas". Dicho así, parece que estemos hablando de un ágora griega, pero en realidad el alcalde se refiere al mercado de la Puerta de la Carne.

Varias veces hemos criticado en este Blog la mercantilización que se está haciendo de nuestro patrimonio. Incluso cuando se prometen proyectos alejados de la especulación (como el centro de arte) finalmente acaban pervertidos. El nuevo proyecto presentado por el Ayuntamiento y presupuestado en algo más de ocho millones de euros (a ver quién los paga) acogerá un mercado gourmet (¡oh, novedad!), una galería comercial (¡que derroche de imaginación!), un auditorio para 300 personas alquilable a terceros y un aparcamiento subterráneo (¡gran sorpresa!). Estamos, por lo tanto, ante un nuevo centro comercial en un edificio histórico, algo así como lo que hicieron en la estación de Plaza de Armas y que ha demostrado ser un absoluto fracaso. El problema, en el que quizás no ha reparado el Ayuntamiento, es que el antiguo mercado de abastos está declarado Suelo de Interés Público y Social, por lo que habrá que ver hasta qué punto es legal convertirlo en un centro comercial ya que podría ocurrir exactamente lo mismo que con la comisaría de la Gavidia. Imagino que por ello, para curarse en salud, han metido la coletilla de que también habrá "talleres para jóvenes creadores".

Lo único positivo del proyecto es la recuperación del edificio, completamente abandonado desde 1999 por el empeño de los placeros de no querer volver a su antigua sede. Hace años, cuando el dinero y las subvenciones fluían con facilidad, el Gobierno Central se comprometió a restaurar el mercado íntegramente, incluso hubo una partida presupuestaria para ello, pero el Ayuntamiento la desestimó para atender los requerimientos de los placeros, que preferían quedarse en la estación de Cádiz. Ahora, el paso de los años ha dejado un panorama desolador; el antiguo mercado en ruinas, la estación de Cádiz en malas condiciones, el mercado provisional en un estado de lo más precario y la guinda del pastel, finalmente el mercado de la Puerta de la Carne será un mercado gourmet que dejará a los placeros de toda la vida en un edificio en ruinas y sin clientela. 

Visto el nulo interés del alcalde en darle un verdadero uso ciudadano a los edificios patrimoniales, casi es preferible que se olviden de la Fábrica de Artillería, o la veremos convertida en un salón para bodas y comuniones alquilable por horas.

2 comentarios:

juan_ito dijo...

permitame estar en desacuerdo con lo que dice sobre que los placeros estan en un edificio sin clientela, como bien usted mismo ha dicho al comienzo de su post, ellos se negaron a volver, ya que en la estacion de cadiz tienen mucha mas clientela que en la anterior ubicacion, ya que si bien san bernardo antes tambien acudia alli a hacer sus compras ahora se le ha sumado la huerta de la salud, ya por la cercania, ya por lo precario del mercado del porvenir que apenas tiene unos pocos puestos. como vecino del mercado antiguo sigo ademas siendo cliente asiduo en su "nueva" ubicacion, y no son pocas las colas que hay que esperar en todos los puestos a los que acudo. aparte de eso si que le vendria bien un remozado completo a la estacion de cadiz y un proyecto en condiciones para tan gran edificio. por otro lado espero que sea como sea arreglen de una vez el edificio antguo. un saludo

Culturadesevilla dijo...

Me refería a que una vez abierto el mercado gourmet en la Puerta de la Carne con un total de 60 puestos, va a haber dos mercados en apenas 50 metros por lo que el mercado de la Estación de Cádiz podría resentirse en cuanto a clientela. Hablaba de un hipotético futuro. Es cierto que son proyectos completamente diferentes, pero puede suponer una fuerte competencia para el mercado tradicional ya que tendrá que competir con un moderno centro comercial.

Saludos!