Páginas

sábado, 10 de noviembre de 2012

Grandes acerados, grandes desengaños


Tras culminar las obras de reurbanización de parte de la calle Santa Lucía, el resultado no puede ser más nefasto. No sólo no se ha arreglado toda la calle, sino que los aparcamientos indiscriminados siguen a la orden del día y, por supuesto, no se ha plantado un solo árbol. ¿Para qué? Habrán pensado en el Ayuntamiento. Total, vivimos en una ciudad donde la sombra brilla por su ausencia, ¿para qué plantar árboles en una acera que supera los tres metros de anchura? Nueva chapuza urbanística del Ayuntamiento.


No hay comentarios: