Páginas

sábado, 20 de octubre de 2012

El Estado quiere usos terciarios en el Patio de Banderas


Desde 1931 el Ayuntamiento de Sevilla está luchando por tener la titularidad de las casas del Patio de Banderas al entender que forma parte del recinto de los Reales Alcázares, que sí pertenece al Ayuntamiento. Sin embargo el Estado no sólo no está muy por la labor de ceder ese conjunto de viviendas sino que acaba de hacer una propuesta al Consistorio del todo nociva para la ciudad. 

El estado ha enviado al Ayuntamiento un borrador de acuerdo en el que especifica que cedería la casa número 15 del Patio de Banderas a cambio de la recalificación del resto de viviendas. ¿Qué pretende el Estado con este cambio del Plan General de la ciudad? Pues básicamente hacer caja. El Estado plantea que estos edificios tengan usos terciarios, es decir, hoteleros y de oficinas. Con ello se podrían enajenar al mejor postor especulando con el terreno. Es más, en el principio de acuerdo solicita que sea suspendida la ampliación BIC a estos edificios ya que una más que probable protección conllevaría unos requisitos inasumibles para los usos que pretende el Estado. 

¿Por qué es pernicioso para la ciudad este acuerdo? En primer lugar porque habría que renunciar a unos edificios que según el acuerdo de 1931 pertenecen a la ciudad, aunque ningún Gobierno lo haya acatado. Además, especular con el patrimonio es algo que debería estar más que superado, sin embargo parece que el Gobierno central no tiene escrúpulos a la hora de sacar rentabilidad hasta a la última piedra . Lo peor de todo sería el caos urbanístico que conllevaría ese cambio de usos. El Patio de Banderas se encuentra en un espacio altamente protegido y peatonal, introducir usos hoteleros y de oficinas conllevaría seguramente la apertura al tráfico de la plaza con el consiguiente perjuicio para el entorno.

El Ayuntamiento, de momento, se ha negado a aceptar el acuerdo. Esperemos que no ceda un ápice en las reclamaciones de la ciudad.


No hay comentarios: