Páginas

miércoles, 4 de julio de 2012

Santa Clara acogerá una retrospectiva de Carmen Laffón en 2013


Casi veinte años después, Carmen Laffón se reencuentra con su ciudad, Sevilla. El Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla está trabajando en una gran exposición que muestre las últimas décadas de trabajo de Carmen Laffón. Será en otoño de 2013 y tomará el testigo de las exposiciones celebradas en Sevilla y Málaga en 1995 y 1996 respectivamente.

En palabras del comisario de la exposición, Juan Bosco Díaz de Urmeneta, será una magnífica ocasión para conocer no sólo la obra de una de las creadoras más importantes del panorama artístico contemporáneo español, sino de redescubrir el convento de Santa Clara. La exposición pretende ocupar gran parte del recinto, no sólo las áreas ya rehabilitadas, sino zonas que aún no han sido intervenidas y en las que trabajará el arquitecto José Ramón Sierra para adecuarlas. El número de obras definitivo dependerá de los espacios que se puedan utilizar, para lo que ya se está haciendo un profundo estudio de necesidades del antiguo convento. El objetivo de esta exposición será, por tanto, doble, por un lado mostrar la trayectoria artística de Carmen Laffón incluyendo obras que actualmente están en su taller y por otro dar a conocer la importancia de Santa Clara, definido por Sierra como "fragmento urbano" más que como edificio. Para Sierra, este proyecto supone volver a intervenir en un espacio conventual ya que fue el encargado de recuperar el monasterio de la Cartuja con ocasión de la Exposición Universal de 1992.

Bosco Díaz de Urmeneta ha destacado la importancia de esta exposición en la que se mostrarán al público piezas que nunca antes habían sido vistas en Sevilla, obras como los paisajes inspirados en la obra Ocnos de Cernuda o las pinturas realizadas en el Coto de Doñana y que conformarán "un enorme poema visual en torno al Guadalquivir". El diálogo entre las piezas escogidas (una tarea en la que Laffón está plenamente inmersa) y el propio edificio será el leit motiv de la exposición, que tendrá en los recursos didácticos uno de sus puntos fuertes. 

La delicadeza y dulzura de la artista han quedado patentes en la presentación de la exposición. Laffón ha declarado sentirse "muy afectada emocionalmente al exponer mi obra aquí", un lugar que guarda muchos recuerdos para la artista que nació y reside en pleno centro, rodeada de conventos, esa Sevilla sobria "a la que me siento muy unida". 

La exposición de Carmen Laffón será, junto con la dedicada a Zurbarán, unos de los hitos culturales más importantes del año que viene en Sevilla. Es de agradecer el esfuerzo que la Delegación de Cultura está haciendo para situar a la ciudad a la altura de otras ciudades españolas como Bilbao o Málaga que en los últimos años están despuntando con fuerza. Aún queda mucho por hacer, pero parece que vamos por buen camino. Al menos hay voluntad para ello.

No hay comentarios: