Páginas

lunes, 23 de julio de 2012

Rota... otra vez

La fuente de los Jardines de Murillo que dio paso a la restauración de esta zona verde tras un ataque vandálico ha vuelto a amanecer rota. Si estuviéramos en otra ciudad o en una sociedad más civilizada podríamos pensar que la rotura se debe a la caída de una rama, cuyo impacto habría provocado el deterioro. Pero estamos en Sevilla y el destrozo de lo público es el pan nuestro de cada día por lo que podríamos estar ante un nuevo ejemplo de incivismo.

Dicen que la crisis económica que estamos sufriendo es terrible, pero cada día estoy más convencido de que la peor crisis que vivimos es la de valores y civismo. El problema es que este tipo de crisis da la cara a la larga y puede que para cuando nos queramos dar cuenta de la sociedad que estamos creando entre todos, sea demasiado tarde.


No hay comentarios: