martes, 22 de mayo de 2012

La calle Betis estrenará nueva imagen


El frente fluvial de la calle Betis, todo el muro que se ve desde la orilla de Sevilla, será fruto de una interesante actuación por parte del Ayuntamiento que mejorará estéticamente el histórico malecón. Ante la necesidad de actuar nuevamente en un espacio que presenta un estado de conservación bastante negativo, el Ayuntamiento, junto con el Consorcio de Turismo, han ideado una propuesta que transformará el muro en un paramento cerámico con la imagen histórica del arrabal trianero. Se persigue con esta intervención mejorar no sólo la imagen del río, sino crear un nuevo punto de interés turístico que entronque con la tradición alfarera del barrio.


En los próximos meses se procederá a picar toda esta pared, para posteriormente enlucirla y pintarla de nuevo. La novedad reside en la instalación de una serie de paños de azulejos que recrearán la imagen histórica del barrio de Triana en el siglo XVI. Para ello, la Gerencia de Urbanismo ha creado un diseño inspirado en un grabado de 1567 realizado por Anton Van Den Wyngaerde. Se trata de una de las pocas vistas del arrabal, ya que la mayoría de imágenes antiguas de la ciudad están tomadas precisamente desde Triana para abarcar el centro histórico.


La actuación se dividirá en diferentes fases. La primera se centrará en la zona central del malecón y cuenta con un presupuesto de 60.000 euros. Con este dinero se adecentará toda esta zona del frente fluvial, se instalará un gran azulejo con el nombre del barrio y se iluminará para que sea visible desde el paseo Colón por la noche. Esta fase se prevé inaugurar antes de la próxima Velá de Santa Ana. La segunda fase comprende todo el sector izquierdo (mirando desde paseo Colón) del malecón, entre el citado azulejo 'Triana' y el club de remo. En esta zona se instalará la recreación del grabado de Wyngaerde. Para la fabricación de los murales cerámicos se ha contado con la empresa sevillana Cefoarte, heredera de la tradicional Mensaque. Esta segunda intervención tendrá un presupuesto de 120.000 euros y un plazo de ejecución mayor, ya que se pretende inaugurar antes del verano de 2013.


Una última fase comprende el tramo que comunica con el Puente de Triana, donde se instalará otra serie de paños de azulejos que recrearán la visión histórica de la Sevilla del siglo XVI. De este modo se conseguirá convertir la calle Betis en un gran mural didáctico de la propia ciudad. 

3 comentarios:

DetectiveHallenbeck dijo...

Me parece una idea genial. El azulejo es precioso y lo de la panorámica de Sevilla de Wingaerde es una idea sublime. Me ha alegrado la tarde. El que hizo el proyecto se ha ganado el sueldo. Los trianeros deben sentirse muy orgullosos.

Pablo Domínguez-Palacios Carbonero dijo...

Soy trianero y me parece horrible, además desde lejos parece un manchurron gris, una mancha de humedad. No me gusta el resultado. Y ese Triana en grande sin comentario...

kauh dijo...

Buenos días, hemos creado un grupo de facebook abierto que reúne ya a mas de 2000 personas, nos une pensar que este proyecto es cuanto menos innecesario y que debe ser paralizado. Defendemos el sentido común, ¿por qué modificar uno de los paisajes urbanos más bellos de la ciudad? Si estás interesado o te quieres unir pincha en este link: http://www.facebook.com/groups/313952012015945/?notif_t=group_r2j