Páginas

miércoles, 7 de marzo de 2012

Andalucía (arruinada) de los niños


Veinte años han pasado desde que Sevilla acogiera la Exposición Universal y son muchos los elementos originales de la Expo que aún perduran, a pesar del paso del tiempo. Hoy queremos hablar de 'Andalucía de los niños', un parque de maquetas que ha sido gestionado durante algunos años por Isla Mágica pero que ha sido devuelto a su legítimo dueño, la Junta, "porque no tiene interés". ABC denunciaba hace unos días el lamentable estado de conservación de las maquetas, que representan monumentos de toda la región.

Un paseo por la geografía española nos muestra que en esto de las maquetas, no estamos solos. El parque más veterano es 'Cataluña en miniatura', inaugurado en 1983, contando con 147 maquetas de edificios de las cuatro provincias catalanas, además de Mallorca y las obras que Gaudí realizó en otros puntos de España.

Por lo que se puede leer en la web, el Parque, además de servir para dar a conocer el rico patrimonio catalán, tiene una clara misión de afianzar la identidad catalana: "dar a conocer las peculiaridades de los pueblos catalanes y las tradiciones de su gente, fortaleciendo los lazos de amistad y de esfuerzo común".



El Museo de la Ciencia de San Sebastián también cuenta con varias maquetas en sus jardines con monumentos de toda la provincia. Las maquetas se intercalan con diferentes juegos en los que niños y mayores experimentan con la ciencia mientras conocen el lugar donde viven. 


Más específico es el Parque Temático del Mudéjar de Olmedo (Castilla y León). A través de diferentes monumentos españoles se da a conocer el arte mudéjar, quiénes fueron sus artífices y el período histórico en el que se desarrolló. 


Pueblochico es el parque de maquetas de Tenerife. En él se recrean no sólo los principales monumentos de las Islas Canarias, sino sus interesante accidentes geográficos y parques naturales. 


Por último, Pirenarium tiene como protagonista una representación a escala de la cordillera pirenaica de cien metros de longitud y siete de altura. A sus pies se muestran diversos parajes naturales del Pirineo aragonés junto con 120 edificios representativos.

El denominador común de todos estos parques de maquetas es su orientación a un público familiar e infantil. Los precios de entrada oscilan entre los 4 y los 12 euros, no son precisamente baratos, pero la oferta se complementa con restaurantes, tiendas, cines e incluso albergues. 

Estos son los cinco principales parques de maquetas de España, en Europa y el resto del mundo hay varios más, unos más originales que otros (tenemos el caso de Legoland que reproduce los monumentos con piezas de Lego) pero todos un éxito de público. 

Sin embargo, en Sevilla, 'Andalucía de los niños' está completamente abandonado a su suerte, cerrado sin un futuro cierto y absolutamente desconocido para sevillanos y visitantes. Quizás el problema sea su ubicación (ya sabemos lo que le cuesta a la gente salir del triángulo formado por la Catedral y los Alcázares) pero tal vez también sea un fallo de promoción, de gestión o de visión empresarial. Es evidente que con el entorno actual (los alrededores de Antique, Isla Mágica y el Teatro Central son una auténtica vergüenza y una porquería) no se contribuye al éxito de este Parque, pero ello no es motivo para que dejemos que se pierda. Estoy más que convencido de que más de uno se prestaría voluntario para recuperar este espacio, tan sólo hay que encaminar su recuperación y dotarlo de una estructura que lo gestione. Por supuesto el papel del Ayuntamiento, arreglando y mejorando el entorno es fundamental, pero lo que no podemos consentir es que 'Andalucía de los niños' desaparezca sin más.

Sobre el otro Parque de maquetas que se conserva en Sevilla, con aires prehispánicos, ya hablaremos otro día...

1 comentario:

DetectiveHallenbeck dijo...

El problema de Andalucía es que no se hace casi nada, y las obras que se hacen son electoralistas y por eso no se invierte en mantenimiento. otra cosa es que Andalucía ha sido Tercer Mundo (con todas sus letras) hasta hace 20 años. Y no es fortuito que así haya sido, los ricos y poderosos (con nombres y apellidos) lo han diseñado así deliberadamente. Una sociedad jerarquizada sólo es posible si se basa en la pobreza y la ignorancia, por eso jamás se ha invertido en modernizar Andalucía. El lujo de lo reparten Madrid (una ciudad con una economía basada en el Poder empresarial y político), Barcelona (cubierta de lujos en infraestructuras iniciadas por el Franco que los catalanes tanto critican y que se hicieron a costa de endeudar al resto de España), Navarra (por razones históricas ha sido siempre niña mimada) y País Vasco. Casualmente, las regiones que se han podido desarrollar a costa del esfuerzo de TODOS los españoles ahora se quieren independizar y escupen sobre la bandera de España y, quien osa criticar esa pose, es tachado de fascista. Esa es la razón por la que las maquetas de Barcelona están cuidadas y las de Sevilla no. A esto hay que sumar, finalmente, una competencia absolutamente desleal de Barcelona hacia Sevilla: cuando nosotros hicimos la Expo Iberoamericana ellos hicieron la Universal, cuando nosotros hicimos la Expo ellos hicieron Olympiadas, ¡y en el mismo año! Y ahora que quieren poner un centro de casinos les falta tiempo para intentar quitarle la inversion a otra comunidad autónoma, en este caso Madrid... ¿dónde está la solidaridad entre regiones que corresponde a cualquier país? Ellos se las dan de solidarios simplemente porque pagan impuestos para todos, pero eso ocurre en todos los países (las regiones mas ricas tributan más y con ello se paga el mantenimiento y mejora del País) pero cuando se hace en Cataluña se tacha a los españoles literalmente de ladrones.