Páginas

lunes, 20 de febrero de 2012

El Palacio de los Marqueses de La Algaba acogerá un centro de interpretación del Mudéjar


El alcalde de Sevilla ha presentado esta mañana un nuevo proyecto cultural para la ciudad. A lo largo de este año se irán habilitando diferentes salas y espacios del Palacio de los Marqueses de la Algaba para convertirlo en un centro de interpretación del Mudéjar.

Para dotar de contenido al proyecto, que actualmente está siendo elaborado por la delegación de Cultura, se retirará el depósito de diferentes piezas municipales que están en el Museo Arqueológico sin ser expuestas. Según ha explicado el alcalde, entre 1943 y 1962, el Ayuntamiento depositó en el Museo Arqueológico más de cuatro mil piezas de todas las épocas entre las que destaca el tesoro del Carambolo. La mayoría de estas piezas se encuentran en los almacenes del Museo por lo que con este proyecto se pretende ponerlas en valor al mismo tiempo que se da a conocer la importancia del arte mudéjar.

Uno de los trámites previos para llevar a cabo el proyecto ha sido la inclusión de todas las piezas arqueológicas pertenecientes al Ayuntamiento en un misma colección museográfica, lo que permitirá su mejor conocimiento y conservación tal y como se recoge en la actual Ley de Patrimonio de Andalucía. En principio la Junta de Andalucía no ha puesto mayores reparos para la cesión de estas piezas que ocuparán dos de las salas del palacio y que se podrán ir cambiando para que sevillanos y visitantes conozcan la riqueza de las piezas atesoradas por el Ayuntamiento.


El Palacio de los Marqueses de La Algaba está considerado uno de los mejores ejemplos del arte mudéjar civil en Sevilla. Su arquitectura sigue muy de cerca el modelo del Alcázar, que desde su construcción en el siglo XIV sirvió de fuente de inspiración a los grandes palacios que se levantaron posteriormente en la ciudad. 

El edificio fue restaurado entre 1996 y 1998 por la Gerencia de Urbanismo. Del recinto original se conservan algunas zonas como el patio y distintos artesonados de madera policromada. El resto del edificio, que estuvo en ruinas durante años, ha sido reconstruido copiando los parámetros originales para recuperar distintos elementos que se habían perdido, como las techumbres de la escalera o de la actual sala de conferencias.

Hasta este momento, el Palacio de los Marqueses de La Algaba ha acogido diferentes organismos y áreas municipales como Bienestar Social o Participación Ciudadana. Para poder llevar a cabo el proyecto se han reorganizado los espacios, concentrándose los despachos y oficinas en determinadas salas para dejar expeditas las de mayor monumentalidad. Además del centro de interpretación, el edificio servirá como centro cultural para el barrio, programándose en su interior conferencias, presentaciones de libros, conciertos u obras de teatro, que podrían celebrarse en los patios traseros del edificio.


El centro de interpretación del Mudéjar, un proyecto único en Andalucía según el alcalde, servirá de punto de partida a diferentes rutas que recorrerán el centro de la ciudad dando a conocer el rico legado mudéjar que existe en la ciudad. Además, con la instalación de un centro cultural en este edificio se busca revitalizar la zona fomentando el turismo en la zona norte del casco histórico. 


El proyecto museográfico, que contará con un presupuesto de unos 3.000 euros, ocupará dos salas de la planta superior del palacio. En ellas se alojarán tinajas, piezas de cerámica, azulejos (incluyendo las piezas retiradas de Santa Clara), yeserías, sellos y maderas policromadas. La idea es que el visitante pueda conocer qué es el arte mudéjar para posteriormente vivirlo en primera persona visitando iglesias como la de Santa Catalina, Omnium Sanctorum o el propio Alcázar.


Sobre plazos y presupuestos, el alcalde no ha dado muchos datos. En principio se irá actuando en el edificio "en función de las disponibilidades presupuestarias" por lo que no hay una fecha concreta para abrir el centro de interpretación. De momento se ha acondicionado la sala de conferencias, cuyas adecuación ha costado 18.000 euros (una exageración en mi opinión) y conforme se vayan habilitando nuevos espacios, se abrirán al público, preferiblemente a lo largo de 2012.


Tras la rueda de prensa de presentación del proyecto, llama la atención que se haya dado a conocer sin datos, fechas ni presupuestos. Lo lógico hubiera sido presentar el proyecto cuando hubiera algo más que presentar. A falta de conocer mayores detalles (piezas elegidas, tipo de exposición, señalética de rutas, museografía, plazos...) el proyecto parece bastante interesante, sobre todo por dotar de vida cultural a un edificio cerrado durante demasiados años al público en general. Si bien sería deseable rematar proyectos anteriores antes que embarcarse en nuevos (Santa Clara está pendiente de rehabilitación, hay que abrir los Baños de la Reina Mora, San Hermenegildo sigue en riesgo de derrumbe) es comprensible que ante la falta de presupuesto se opte por proyectos más baratos y rentables a corto plazo. Es el caso del Palacio de los Marqueses de La Algaba, completamente restaurado, por lo que únicamente hay que invertir en la musealización del mismo, mientras que Santa Clara, por ejemplo, requiere una cantidad de dinero impensable en estos momentos. 


1 comentario:

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Menos mal que hay buenas noticias de cuando en cuando.

Me alegro.