Páginas

domingo, 19 de febrero de 2012

Afección al Patrimonio (VI): Escuelas municipales de San Bernardo


El barrio de San Bernardo quizás podría pasar a la historia por ser el que más edificios abandonados o infrautilizados concentra en sus escasos metros cuadrados. Uno de ellos es la antigua sede de las Escuelas Municipales del barrio.


Este edificio fue terminado de construir en 1908, siendo probablemente su arquitecto José Gómez Otero. En un principio se planteó que sirviera como hogar de niñas prostituidas, sin embargo nunca llegó a tener ese fin y se inauguró como colegio público. La falta de infraestructuras del barrio de San Bernardo, cercado por las vías del tren, la fábrica de Artillería y el arroyo Tagarete, propiciaron la ubicación de estas escuelas municipales en el barrio.


Se trata de un edificio monumental que muestra su mejor fachada hacia el barrio, con amplias escalinatas. La razón de construir las Escuelas sobre una alta plataforma se explica por las continuas riadas del Tagarete. 


Actualmente el conjunto muestra un estado deplorable, relegado a un segundo plano en la vida diaria del barrio. Lo que podría ser un magnífico centro cívico o una biblioteca para San Bernardo y zonas limítrofes, no pasa de ser uno más de los muchos edificios abandonados de la ciudad, otro ejemplo de la desidia de las administraciones y del poco tacto de la ciudad hacia su patrimonio.


Para conocer más sobre este edificio y las Escuelas Municipales que se construyeron en la ciudad a principios del siglo XX puedes consultar el libro 'La arquitectura de las escuelas primarias municipales de Sevilla hasta 1937' de Rosa María Añón Abajas.

No hay comentarios: