Páginas

domingo, 8 de enero de 2012

La prueba del delito


Y así es como está la escultura del Huevo de Colón en San Jerónimo tras el robo de varias de sus placas de bronce. Entre los huecos inferiores de la escultura se adivinan los trozos que han sido arrancados -literalmente- dejando al aire la estructura interna. Además del perjuicio estético y patrimonial que supone para la obra, el tener ese gran hueco abierto puede conllevar un riesgo por el daño que le puede hacer a la estructura interna estar al aire libre con la posible entrada de animales, lluvia... Indignante.

No hay comentarios: