martes, 8 de noviembre de 2011

Propuesta de ampliación del Museo de Bellas Artes


El Museo de Bellas Artes es nuestro monumento del mes. Es por ello que desde Cultura de Sevilla queremos plantear una nueva posibilidad para su más que necesaria ampliación. A pesar de las remodelaciones que se han ido llevando a cabo en el convento de La Merced, actual sede del Museo, los problemas de espacio son uno de los males endémicos del centro. A la falta de espacio para exponer obras se une el encorsetamiento de sus instalaciones y la estrechez de sus salas destinadas a exposiciones temporales. Desde hace años se ha venido planteando la necesidad de ampliar el museo, pero ante la imposibilidad de construir un nuevo edificio anexo, se optó por dividir la colección en dos edificios sirviendo el cercano palacio de Monsalves como subsede del museo. Junta de Andalucía y Ministerio de Cultura han trabajado en esta línea en los últimos años sin que de momento se haya invertido un sólo euro en obras. Aprovechando esta situación, en Cultura de Sevilla queremos plantear otra posibilidad. Se trataría de buscar un nuevo edificio que acogiese todo el museo, sin necesidad de dividir la colección.


El edificio escogido es Plaza de España, un espacio monumental en el que no faltarían metros cuadrados para diseñar un museo del siglo XXI a la altura de los mejores museos de Europa. Trasladando el Bellas Artes a Plaza de España se conseguiría una mejor promoción del centro (el edificio es uno de los símbolos de la ciudad) al tiempo que se lograría un interesante eje cultural en torno al parque de María Luisa que contrastaría con el epicentro turístico actual conformado por la Catedral y los Reales Alcázares. ¿Por qué Plaza de España? El edificio, diseñado para la Exposición Iberoamericana de 1929, fue concebido como espacio expositivo por lo que se recuperaría su primitivo uso. Además, las posibilidades son infinitas, pudiéndose distribuir al público en función de la temática (ala de arte moderno, ala de arte barroco, ala de arte del XIX...) contando con varias salas de exposiciones temporales así como todos los atractivos que debe tener un museo actual, incluyendo tiendas especializadas, librerías, cafetería, biblioteca y salón de actos (su maravilloso teatro) además de los servicios propios de un museo como son talleres de restauración o almacenes. Con esta intervención tendríamos un espacio cultural de primera categoría que incluso podría aceptar donaciones (la Bellver podría ser la primera) que mejorasen su colección así como un interesante acercamiento al arte actual: ¿por qué no plantear la posibilidad de que la colección del desaparecido Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla, ahora en el CAAC, sirviese como colofón a la visita del Bellas Artes? Se daría así un panorama completo de la historia del arte. El otro gran problema es el uso actual del edificio, ocupado por Capitanía General y distintos organismos estatales y autonómicos. Lo primero que habría que hacer es desalojar esas instituciones, algo que generaría controversia, pero si ponemos en una balanza los pros y los contras, el beneficio para la ciudad es innegable.


La monumentalidad de la Plaza de España, su ubicación y su belleza tanto interior como exterior, elevarían la categoría del Museo, equiparándolo a otros centros europeos con los que se podrían establecer colaboraciones para intercambiar exposiciones. Este ambicioso proyecto se encontraría con dos grandes problemas principalmente, el primero es la financiación, reconvertir Plaza de España en un museo de estas características requeriría una inversión millonaria difícil de asumir en estos momentos, pero se podría plantear el proyecto por fases para ir realizando las obras en función de los recursos disponibles. Evidentemente este impulso requeriría el apoyo tanto del Ministerio de Cultura como de la Junta de Andalucía. Si el Gobierno de la Nación se está gastando 150 millones de euros en el Museo de Colecciones Reales de Madrid, ¿por qué no se puede invertir también en nuestro Bellas Artes para acabar de una vez por todas con sus problemas?


La imagen que tenemos arriba pertenece al Museo Nacional de Arte de Cataluña, institución que podríamos tomar como ejemplo para la ampliación que proponemos. Se trata también de un edificio construido para la exposición internacional que acogió Barcelona en 1929. El Museo no ha dejado de crecer en los últimos años, acumulando colecciones de gran prestigio como la Cambó (con obras de Tiépolo, Goya, Piombo) o la Thyssen-Bornemisza (con obras de Fra Angelico, Tiziano o Rubens) que se añaden a la ampliación llevada a cabo hace unos años y que llevó hasta el museo de Montjuic el antiguo Museo de Arte Moderno. En definitiva se trata de un museo con una colección sumamente atractiva y unos espacios monumentales que sirven de fuente de ingresos al ser alquilados para eventos.

Ante un problema real planteamos una solución ambiciosa. El palacio de Monsalves no hará más que parchear las estrecheces y problemas del Bellas Artes, posponiendo para un futuro una nueva y necesaria actuación. ¿No sería mucho más práctico plantear un proyecto definitivo que redundase en la ciudad dotándola de un nuevo foco cultural?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo siempre he pensado que una solución ambiciosa sería que el Bellas Artes ocupara la Fábrica de Tabacos: El Louvre sevillano. Igual es mucho soñar.

Emeterio dijo...

Yo llevo años diciendo eso mismo. Es el espacio ideal para el museo. Cuando viene gente de visita habitualmente se quedan decepcionados de que no haya un equipamiento cultural en el edificio. Es que además se podría vender la idea de un "parque de los museos" uniendo las plazas de España, América y algunos pabellones del 29 que ya tienen uso museístico. El actual BBAA podría ser perfectamente un museo de la ciudad y un continente perfecto para grandes exposiciones temporales.

Hispalense dijo...

Yo no lo veo claro. Para mí el Museo va íntimamente unido al edificio donde está. Por último, si se lleva a otro sitio ¿qué hacemos con el antiguo convento de la Merced? ¿Uno de tantos edificios históricos sevillanos que quedarán en el olvido, como la fábrica de Artillería,o el monasterio de San Jerónimo?

Maese Maesa dijo...

Creo que es difícil de explicar que una ciudad como Sevilla, por su importancia en la historia del arte, y por su carácter turístico no tenga un museo verdaderamente referencial, pero si encima se añade que existe una colección como la del Bellas Artes, pasamos a tener una absurda injusticia.

Injusticia que, en mi opinión, también se comete con la Plaza de España usándola como vulgar contenedor de oficinas.

Por lo tanto, no puedo estar más de acuerdo con esta entrada.

San Catalino dijo...

Absolutamente de acuerdo.

Ricardo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el traslado del museo, si encima este traslado se acompaña con el traslado de capitanía y el museo del ejercito a la fábrica de artillería de eduardo dato, donde considero que tiene una ubicación mas adecuada, así como el museo naval de la torre del oro.
Este traslado pienso que se ubicaría en las naves de la fábrica de artillería u otra posibilidad en las naves que se encuentran detras de la delegación de defensa, recuperando también el proyecto de ubicar el archivo de Sevilla y el archivo general de Andalucía en la fábrica de artillería.

Anónimo dijo...

La idea de la Real Fábrica de Tabacos también la he defendido yo mucho; creo que sería el lugar idóneo. La Plaza de España tampoco es mal lugar. Lo que es, a mi parecer, un espacio museístico-expositivo nefasto es su actual ubicación.

Manuman dijo...

Me pregunto qué poderes políticos y militares tendrían que hablar ante una propuesta de este calibre, que me parece más que interesante.

¿De quién "depende" la Plaza de España?

Culturadesevilla dijo...

Pues la Plaza de España depende de tres administraciones, Estado central, Junta de Andalucía y Ayuntamiento. Lo que ya no sé es quién manda por encima de quién y quién debería tomar la decisión de llevar a cabo el traslado de todos los organismos que tienen allí su sede.

Saludos!

Patricia Iglesias dijo...

A mí me gusta la idea, por lo menos el edificio podría ser disfrutado por la gente.

CICERONE DE SEVILLA dijo...

Sinceramente, no me parece adecuado. El recinto de la Plaza de España se mantiene vivo. Junto al Parque de María Luisa hacen un conjunto extraordinario. Un MUSEO al aire libre
sin ayuda de nada y de nadie. El número de visitas durante el año lo demuestran.
Lo IDEAL sería uno de los edificios siguientes:
-- Universidad de Sevilla (Antigua Fábrica de Tabacos). No sería ningún trauma para los estudiantes otra ubicación.
-- Diputación Provincial (Frente Jardines Murillo).
AMBOS por su entorno y superficie sería lo IDEAL.
La línea turística que Sevilla ejerce no se perdería. Dentro del embrujo que siempre ha dominado.

Sergio dijo...

Si nos atenemos al uso que tienen en la actualidad ambos edificios, la antigua Fábrica de Tabacos como sede de la Universidad está mucho más viva que la Plaza de España, ocupada por oficinas y zonas militares a las que no se puede acceder. La idea de ubicar aquí el Museo de Bellas Artes busca precisamente la apertura del edificio (su interior, evidentemente) al ciudadano para que lo pueda disfrutar al mismo tiempo que se ofrece una solución definitiva para la falta de espacio que tiene el Museo.

El otro ejemplo que comenta, el de la Diputación, no me parece realista por tamaño, ya que el antiguo cuartel de la Puerta de la Carne es bastante más pequeño en metros cuadrados útiles que el antiguo convento de la Merced donde a día de hoy tiene su sede el Bellas Artes.

Puestos a mover algo, pienso que es mucho más factible mover unas dependencias administrativas que varias facultades.

Saludos!