Páginas

domingo, 6 de noviembre de 2011

Nuevo aulario en la Universidad Pablo de Olavide


MGM Arquitectos firma este nuevo edificio que se levanta a mitad de camino entre Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide. Tras pasar las vías del metro y antes de llegar a los edificios que componen la antigua Universidad Laboral nos encontramos el nuevo aulario de la UPO, un edificio que parece gravitar sobre el suelo y que ofrece unas instantáneas espectaculares de los campos que tiene alrededor.


El edificio se compone de varios volúmenes independientes pero conectados entre sí a través de rampas y pasillos que facilitan el tránsito de las personas. El gris del metal contrasta con el colorido de los cristales que cierran diferentes ámbitos del edificio como las escaleras de acceso a la planta superior o el control de seguridad.


El nuevo aulario está completamente abierto al exterior, fundiéndose con él. Particularmente bella es la imagen que se puede contemplar en verano cuando los campos que lo rodean están repletos de girasoles cuyo amarillo intenso se cuela por cada uno de sus huecos.



Otra característica del edificio es que no está anclado al suelo, sino que se apoya en una serie de vigas que permiten que el aire circule por debajo. Con esta innovación se consigue una mayor ventilación natural y un mejor control de la temperatura.



El nuevo aulario ya está en funcionamiento, sin embargo, su ubicación a las afueras del campus le confieren un aire cuasi conventual donde reina el silencio. Es de suponer que en el futuro, se irán construyendo nuevos edificios a su vera, pero mientras tanto, se erige como bienvenida al campus y como buen ejemplo de arquitectura al servicio de la educación sin renunciar a su integración con el paisaje.

No hay comentarios: