Páginas

jueves, 17 de noviembre de 2011

Mutilación en Palos de la Frontera


Los que paseen estos días por la calle Palos de la Frontera, junto a la Facultad de Filología, se llevarán una gran sorpresa. Algunos pensarán que la calle se está preparando para el rodaje de alguna película del tipo 'Pesadilla antes de Navidad', lo doloroso es que lo que les están haciendo a los árboles no forma parte de ningún atrezzo, sino que la mutilación que se está llevando a cabo es de lo más real.


Un año más, con la llegada del otoño, Parques y Jardines (o mejor, Talas y Jardines), se pasea por la ciudad sembrando el terror allá por donde pasa. Las salvajes podas a las que son sometidos los árboles certifican que el rumbo de este área municipal no ha variado tras las elecciones y se siguen cometiendo las mismas tropelías. Ya han actuado en la plaza de San Lorenzo, San Jacinto y la calle Palos de la Frontera, seguramente en unos días veamos las motosierras en el Paseo de las Delicias.

No hay más que echarle un vistazo a los troncos de los árboles para darse cuenta de que están completamente podridos, deformados y que suponen un peligro para los viandantes. Lo que necesitan estos árboles no es otra salvaje poda, sino sustituir los ejemplares, que han sufrido durante años las mutilaciones constantes de Parques y Jardines, la falta de cuidados frente a enfermedades y el nulo mantenimiento para evitar que crecieran torcidos. Urge sustituir estos árboles por otros nuevos, a poder ser de otra especie (el plátano ya no tolera bien nuestro clima) y cuidarlos desde el principio. Seguir podándolos anualmente no hace más que estropearlos más, por no hablar del coste que supone contratar a una empresa para que haga semejante destrozo.

El patrimonio verde de nuestra ciudad sigue siendo el gran olvidado. Zoido prometió un estudio de las especies que mejor se adaptasen a nuestro clima y un correcto mantenimiento de los ejemplares. De momento no vemos más que continuidad, quizás porque en Parques y Jardines no exista el más mínimo interés por lo verde o directamente porque es más fácil hacer las cosas mal que bien.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por este reportaje de denuncia

Alberto Espinal dijo...

Por favor qué salvajismo y que falta de empatía hacia la naturaleza hay que tener para hacer ésta barbaridad totalmente inhumana.

Yo he intentado obtener una respuesta por parte del alcalde acerca de si tiene una solución para el problema de los árboles en preguntandoselo e twitter y no he obtenido respuesta. Espero que la tenga, porque ésto puede acabar muy mal, véase el ejemplo de la enorme rama del ficus de la encarnación que se ha roto hace poco, raro que no haya provocado ninguna desgracia.

Por cierto, buena herramienta el twitter para conectar con nuestros políticos. Si me lo permites, desde éste foro me gustaría animar a la gente a que se dirijan a nuestros políticos a través de las redes sociales como twitter, creo que es una buena herramienta para demostrar el interés que tenemos por nuestro entorno y nuestra ciudad.

Me gustaría además agradecerte por darnos a conocer noticias como éstas. Ayudándonos a saber de lo bueno y de lo malo que sucede en nuestra ciudad, aumentando así nuestra capacidad para tener una mente más crítica y abierta.

De camino te felicito por tu cuarto aniversario, cuatro años dando a conocer nuestra ciudad, tan bella y tan horrible a veces. ¡Enhorabuena!

Culturadesevilla dijo...

No estoy yo muy convencido, Alberto, de que sean los propios políticos los que manejen las redes sociales. ¿Te imaginas la de tiempo que tendría que dedicarle Zoido a todas las cuentas que tiene abiertas? Otra cosa es que tenga ayudantes que tomen ideas de lo que se les dice en twitter o facebook, pero no sé yo si servirá para mucho.

Muchas gracias por tus palabras de apoyo, siempre he pensado que Cultura de Sevilla debe ser un escaparate para denunciar ciertas cosas, y como gran amante de la naturaleza, no puedo permanecer impasible ante determinadas actuaciones. Lamentablemente, mi margen de maniobra es bastante reducido ya que se limita a los lugares por donde paso habitualmente. Estoy convencido de que al igual que ocurren este tipo de cosas en Palos de la Frontera, pasarán en Sevilla Este, Alcosa o Pino Montano y lo que me da rabia es no poder estar en todos esos sitios para hacer el mismo tipo de denuncias, seguramente mucho más necesarias.

Saludos!

Giraldillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Giraldillo dijo...

Gracias por hacerte eco. Parece increíble que en pleno siglo XXI sigamos sufriendo este arboricidio.