Páginas

miércoles, 23 de noviembre de 2011

En el chasis


Así han dejado el frondoso ficus microcarpa o laurel de indias de la Plaza de la Encarnación. Hace varios días pegaba un buen susto cuando una gran rama se precipitaba al suelo en mitad de una tormenta. La solución de Parques y Jardines no ha tardado en llegar: podar al máximo y dejar al árbol en el chasis. ¿Se habrán tenido en cuenta en esta ocasión las necesidades del árbol para su futuro desarrollo? Al menos la poda no ha sido tan salvaje como la realizada en Palos de la Frontera pero da mucha pena ver al frondoso árbol de la Encarnación convertido en un conjunto de palitos (incluso en el suelo se apilaban leños cuyo fin será alguna chimenea).

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta especie, no lleva muy bien las podas severas y mucho menos en esta época del año, es muy sensible a las heladas.

Anónimo dijo...

Parece el esqueleto de un níscalo muerto. La gestión de parque y jardines debería estar a cargo de un paisajista que supiera de botánica y estética e incluso si me apuras de la ética más elemental.

Culturadesevilla dijo...

Gracias por vuestras aportaciones.

Saludos!

Anónimo dijo...

Creo que os estáis poniendo demasiado quejosos. Evidentemente lo de Palos de la Frontera fue excesivo pero, como se supo posteriormente, lo fue porque eran árboles enfermos que, a mi entender, habría que sustituir y de paso arreglar el acerado.
En este caso la poda ha sido correcta ya que se han respetado las principales ramas del árbol y se ha dejado algo de hoja.

Ciertamente, hay veces que los ayuntamientos talan mal y mutilan a los árboles, pero este NO es el caso.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Esta poda seria correcta en otro tipo de arboles,pero no en los ficus y menos en esta época del año.

Giraldillo dijo...

Esto es lo más inútil que he visto de Parques y Jardines. Un gasto inútil en tiempos de crisis y que encima perjudica la salud del árbol y del viandante. Vergonzoso que se haga tal cosa habiendo profesionales del sector en PARO.