Páginas

lunes, 25 de julio de 2011

Derogación del Plan Centro


Esta semana se celebrará el primer pleno municipal tras las elecciones. El nuevo alcalde tiene claro cuál va a ser uno de los puntos fuertes del día, derogar el conocido como Plan Centro, el que limita el libre acceso de vehículos particulares al centro histórico de Sevilla. ¿Y por qué lo va a eliminar? Pues porque según él no ha funcionado, no hubo consenso para su aplicación y sencillamente porque en su programa electoral queda bien clarito que lo quería eliminar, y como ha sacado mayoría absoluta, entiende que tiene vía libre para suscribir hasta la última coma del programa. Habría que explicarle al señor Zoido que una persona puede estar de acuerdo con determinados puntos de su programa pero no con otros y que eso de tomarse la libertad absoluta de hacer lo que le venga en gana escudándose en su mayoría no es precisamente lo más demócrata.

¿Para qué se inventó el Plan Centro? Muy sencillo, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y hacer una ciudad más habitable. ¿Que ha tenido errores?, sí, los ha tenido. ¿Que se podría haber debatido más? Pues también, algo que quizás se podría haber hecho si la anterior oposición (ahora gobierno municipal) no se hubiera opuesto a todo por sistema. El centro histórico de Sevilla es el que es, no admite más coches básicamente porque no caben y permitir que todo el mundo llegue desde su casa a donde sea para dejar el coche "un momentito" en doble fila, no parece que sea lo más sostenible. Pero al actual alcalde parece que eso de la sostenibilidad le suena a chino, lo importante es favorecer que circule el dinero, que en Sevilla se cree empleo y entiende que la mejor forma es dando vía libre a moverte con tu coche a donde quieras. Ya se sabe, así se gasta más gasolina y circula más el dinero (...).

En las últimas encuestas que se han hecho preguntando sobre el tema, la mayoría de los consultados aprobaba con buena nota el Plan Centro, un plan que ha permitido reducir en un 50% el tráfico privado por el centro histórico. Los vecinos, además de diversas asociaciones ecologistas, de peatones y ciclistas ya han pedido que no se elimine el Plan, que se mejore, pero que la ciudad está mejor ahora que antes. Pero eso le da igual al alcalde "del consenso", el que iba a "escuchar a la ciudadanía". La mayoría absoluta es muy peligrosa, no permite pensar con claridad y lo que antes eran buenas intenciones ahora se convierten en un "porque yo lo digo que para eso tengo veinte concejales".

Si pensáramos un poquito más en el bien común, si nos paráramos a analizar qué tipo de ciudad queremos, nos daríamos cuenta de que el desarrollo sostenible pasa por mejorar el transporte público, por fomentar el comercio en todos los barrios (¿por qué hay que ir siempre a comprar al centro?), por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, por apostar por el medio ambiente, etc. El animar a que la gente siga acudiendo en coche a comprar el pan a la esquina ni es sostenible, ni es económico, ni beneficia a la ciudad. Pero ya lo ha dicho el alcalde, está en su programa electoral y hay que cumplirlo, me imagino que porque debe ser tan sagrado como la Biblia y no admite equivocación alguna.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡Chiquillo, Coge el diccionario que vas a colapsar urgencias a base de hemorragias oculares!!!!

Culturadesevilla dijo...

Acabo de repasar el texto y no encuentro ninguna falta de ortografía, le rogaría que me indicara que es lo que le ha causado tal hemorragia para poder corregirlo.

Un saludo

Anónimo dijo...

Vivo en el centro desde hace 12 años y el tráfico te aseguro que es el mismo ahora que antes de la ley. La diferencia es que si mi madre quiere venir a verme no puede aparcar en mi garaje porque su coche no está autorizado. Ninguna empresa quiere traerte nada a casa porque vives en el centro. Los que van en bici no tienen problemas pero la población cada vez es más vieja y no hay medios de transporte adecuados. Espero que Zoido cumpla con la promesa que todos loe que le hemos votado estamos esperando, y somos muchísimos.

Culturadesevilla dijo...

Su comentario es el vivo ejemplo de que el Plan Centro tiene sus fallos y que hay que mejorarlo. Pero entre el blanco y el negro hay una amplia gama de colores. Si usted dispone de garaje, es evidente que tiene que tener total libertad para acceder a él, para eso lo ha pagado al igual que paga sus impuestos. Pero en cuanto al ejemplo que pone, a no ser que su garaje disponga de varias plazas de aparcamiento, ¿si su madre va en coche al centro, dónde deja el suyo propio? En caso de que tenga varias plazas de garaje sería tan sencillo como tener un permiso por cada una de ellas. Son cosas que se puede solucionar.

También toca otro tema fundamental, el transporte público. Es evidente que no se puede blindar un centro histórico de las dimensiones del de Sevilla sin una alternativa de transporte público, algo que en la actualidad no sucede ya que el acceso en transporte público al centro es más que deficitario. Otro problema al que hay que poner solución pero no creo que permitiendo que cualquiera acceda al centro en coche se consiga una ciudad mejor.

En cuanto a que mucha gente ha votado a Zoido, efectivamente. También mucha gente ha votado a otros partidos que ni siquiera han obtenido representación en el Ayuntamiento a pesar de contar con el apoyo (minoritario, sí, pero apoyo al fin y al cabo) de parte de la población. Zoido siempre ha hablado de diálogo, de consenso... y de momento, todas esas promesas están brillando por su ausencia. Lo cual no quiere decir que el anterior Gobierno fuera ni mejor ni peor, claro está. Si hay que buscar un consenso, que se busque, que se cuente con profesionales de verdad en la materia y se estudien los modelos implantados en otras ciudades para conseguir la mejor ciudad posible.

Saludos

Carlos dijo...

Bastante demagógico, ¿no? El Plan Centro habría sido un buen plan con alternativas para la movilidad de la gente que vive en el Centro, trabajadores, familiares y proveedores. Pero esas alternativas no existen. Hay un tranvía con una parada en Plaza Nueva y un servicio de autobuses a todas luces insuficiente. ¿Sabe usted cuánto tardo yo en llegar de Los Remedios al Centro en autobús? Casi más que si fuera en Ave a Córdoba. La alternativa de la bici está muy bien (soy usuario diario de Sevici), pero no vale para la gente mayor ni para los repartos de mercancías. Además, el Plan Centro fue casi inaplicable desde el principio por problemas prácticos (¡ni una multa desde marzo!), por lo que en realidad solo ha servido para amargarle la vida a algunos ciudadanos. Y por supuesto que la actual corporación está perfecta y democráticamente legitimada para suprimirlo. Faltaría más.

Anónimo dijo...

Desde que está el plan centro no he pisado el centro. Vivo en un pueblo y no me da la gana de dejarme 6-10€ para ir a comprar si me puedo ia a otros sitios en los que no pago por hacerlo.
Si lo tenía claramente en su plan electoral y la gente lo ha votado mayoritariamente no sé por qué tiene que dialogar con nadie ahora. Si dialoga y lo convencen de que no lo quite, el titular sería: Zoido empieza incumpliendo promesas...

Alatriste dijo...

Hay convocada está semana una concentración frente al ayuntamiento contra la derrogacion http://estrecho.indymedia.org/evento/concentracion-contra-derogacion-del-plan-centro-sevilla-miercoles-27-julio a la que asistirán todos los colectivos mencionados en el artículo

Culturadesevilla dijo...

Carlos, creo que todo lo que comentas en cuanto a transporte público, movilidad y demás está en perfecta sintonía con lo que he dicho por lo que no entiendo dónde está la demagogia. Simplemente es una opinión vertida en un Blog particular.

En cuanto a la vía libre por obtener una mayoría absoluta, cuando leo comentarios de este calibre, me da auténtico miedo. En democracia, nadie está legitimado para imponer nada, en una democracia se dialoga, se debate, no se impone. Eso es propio de otro tipo de regímenes políticos. Si Zoido propusiese derribar la Giralda, ¿también estaría legitimado para ello? Total, como tiene mayoría... El tener mayoría absoluta no te exime de todo trámite u opinión, faltaría más.

Es de buen gobernante aprender de los errores y mejorar día a día. Empecinarse en algo simplemente porque consideras que es lo mejor sin contar con nadie, no beneficia ni a la ciudadanía ni a la ciudad.

Saludos

merche dijo...

Claro que la opción prioritaria es generar dinero que se lo digan al ministro blanco que ha subido la velocidad a 120 en las vías españolas y recauda 3 centimos, que ingenuidad la vuestra, si no hay dinero no hay nada que hacer a ver si os enteraís

Anónimo dijo...

Disfruten lo votado.

Carlos dijo...

La comparación me deja turulato: derribar la Giralda es ilegal. Derogar el Plan Centro, no. La ley, siempre la ley, es el fundamento de la democracia.

Culturadesevilla dijo...

Era un ejemplo extremo para demostrar que la mayoría no da alas para hacer y deshacer cualquier cosa. Si el Plan Centro no funciona correctamente, se puede mejorar, buscando el consenso, precisamente lo que proponía el alcalde antes de ganar las elecciones.

El medio ambiente, el patrimonio y la calidad de vida de los ciudadanos también deben ser tenidos en cuenta, aunque no haya leyes específicas que digan qué se puede o no puede hacer.

Saludos

Maese Maesa dijo...

Para mí lo que está claro es que el Casco Histórico es un lugar de especial sensibilidad en el que el tráfico es evidente que no puede ser tratado igual que en el resto de las zonas de la ciudad, que hace mucho tiempo que se encuentra saturado de coches y que esta situación es imposible que mejore si no se toman medidas.

Partiendo de esta base, lo que tiene que suceder es que los habitantes del centro entiendan esto, y que las ventajas de vivir en un lugar tan especial se compensan con ciertas incomodidades, como que mi primo no pueda venir a verme en su coche cualquier día a cualquier hora.

De cualquier forma, Zoido va a derogar el Plan porque lo ha dicho una y otra vez, y porque estoy seguro que para él, no hacerlo, sería incumplir su palabra. Lo cual es una lástima pues pienso, como el blogguer, que lo necesario es remodelar el Plan Centro, ni mucho menos eliminarlo.

Saludos

Anónimo dijo...

Creo que el nuevo alcalde esta cumpliendo lo que prometio. Si yo quiero ir a comprar al centro, porque lo he hecho siempre es basicamente porque compro donde quiero y me gusta, o por lo que sea, y si no quiero ir en bici que?.Porque nadie habla de aparcamientos? Despues de haber gastado lo que anterior alcalde se gasto en las setas como no hizo un aparcamiento? todo es pura deuda ornamental.Vivo dentro del casco historico desde hace 17 a;os y no se puede cerrar asi, sin mas

Anónimo dijo...

¿ Vives en el casco histórico desde hace 17 años y te quejas de que no puedes ir a comprar al centro ?. Rharo, rharo ,rharo.

Carlos dijo...

Pero es que ese ejemplo extremo no me sirve: hay un salto de cualidad, que desde el punto de vista de una discusión racional no se puede aceptar. Claro que la mayoría no da legitimidad para saltarse la ley. Si se hubiera tenido eso claro en España en los últimos 30 años nos habríamos ahorrado muchos problemas.

El centro tiene YA un tratamiento especial con respecto al tráfico: si hay que restringirlo más es algo que puede (y debe) discutirse, pero el factor esencial es garantizar la movilidad. Mientras eso no esté garantizado (y eso no va a pasar de un día para otro: faltas aparcamientos y mejores transportes públicos), el actual planteamiento es lesivo para los derechos e intereses de mucha gente, y desde mi punto de vista, lo mejor es derogarlo y replantearlo completamente. La ciudad no se va a hundir por volver a la situación de 2010 durante varios años más.

Culturadesevilla dijo...

Efectivamente, Carlos, la ciudad no se va a hundir por eliminar el Plan Centro pero sí que va a ser menos habitable y con una peor calidad de vida.

Hay que actuar en el transporte público, en la movilidad y también en concienciar a la gente de que el coche particular no debe ser el amo y señor de la ciudad. Hay que empezar a pensar de otra forma más sostenible.

Saludos

Anónimo dijo...

Ya estamos con la cantinela de los aparcamientos (doy dinero a mis amigos constructores). Visitadlos por las mañanas o por la tarde, cuando querais, siempre soooooobran plazas, lo que pasa que en esta bendita ciudad nadie quiere pagar yme parece muy bien pero que no MIENTAN. Segundo: en Sevilla hay barrios donde para llegar de una parada de cualquier transporte público a otro hay más distancia que en el centro a una parada de bus-tranvía-metro. Qué quereís los que vivís en el centro, una parada bajo vuestra casa? ya está bien de tanta queja...

Carlos dijo...

El concepto de "ciudad habitable" es muy elástico. Imagino que para la señora de 80 años que vive en la calle Relator y cuya felicidad cotidiana consiste en la visita regular de sus hijos, será mucho más habitable una ciudad en la que estos no dependan para acercarse a su casa de un transporte público y unos aparcamientos más que deficientes (por usar un sencillo eufemismo).

Nos ponemos muy a menudo estupendos con el medio ambiente y la "habitabilidad", olvidándonos de la gente que tiene problemas reales y diarios. Para el que tiene 30 años, vive en la Puerta Osario y trabaja en la Plaza del Duque el plan centro puede ser una bendición, pero eso NO es Sevilla. Por eso, pienso que lo primero es garantizar la movilidad de la gente que habita en el Centro, con planes realistas y eficaces, que resuelvan los problemas reales de las personas reales, y luego vendrá todo lo demás. No me consta que no sea ese el planteamiento del nuevo Ayuntamiento.

Anónimo dijo...

Centro,periferia,paro,sensibilidades distitas,además de intereses,tradiciones....
Promesas obligatorias,Que deriga Zoido el Plan centro,Bueno (regular)pero y las líneas de metro,los aparcamientos subterráneos,los empleos,la defensa del patrimonio...para cuándo.Para cuando gobierne el PP en toda españa(la sal vación) Que lo explique ya matematicamente.

Pedro-Abeja dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Esto es lo que nos queda con el alcalde del consenso.

Anónimo dijo...

En cualquier ciudad europea con río, sin río, histórica o no, hay un metro medio decente. El problema es que los políticos quieren hacer cosas a medio plazo, es decir, en 4 años, para poder inaugurar, es lo único que importa. Si hubiese un metro en condiciones mi madre no vendría en coche a verme, ni intentaría aparcar en la plaza que mi marido deja libre cuando se va a trabajar;simplemente vendría en un transporte público y esta ley no tendría sentido. La gente iría al Centro a comprar y a pasear.

cansadousa dijo...

Pues empezamos bien...

Zoido deroga el Plan Centro antes de llevarlo a Pleno

El Ayuntamiento ha firmado una resolución de Alcaldía por la que lo deja sin efecto a partir del viernes.

Fuente: Diario de Sevilla

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Sí sí... el plan centro se creó también con mucho concenso, sí, como todo lo que hizo el Sr. Monteseirín, con mucho concenso por parte de él mismo y los que se han quedado con todo el dinero del Ayuntamiento, véase Setas etc., todo consensuado.

Salvador dijo...

Que hace falta un plan de trafico bien hecho es algo en que parece que la mayoría estamos de acuerdo. También sobre que el actual no funciona bien.

Hasta ahora no tengo noticia de que el alcalde se niegue a elaborar o considerar un plan de trafico satisfactorio. No se le puede acusar de falta de consenso hasta que esto no sea cierto.

Hay dos formas de llegar desde el actual plan mal hecho al futurible bien hecho: 1) Elaborando uno nuevo y pasar del peor al mejor, y 2) Derogando el malo y aprobar uno bueno.

No está nada claro que la opción uno sea mejor, porque hay gente -mucha- que prefiere el ordenamiento anterior al actual plan.

Dado que la derogación formaba parte del programa, lo repitió hasta cansarse, y se le ha votado con gran mayoría en unas elecciones muy recientes, entiendo que la opción correcta es la dos. No entiendo tanto revuelo.

Un cordial saludo a todos.

Salvador dijo...

Otro comentario aparte, para no mezclar temas:

Me parece que la metáfora de la Giralda no es apropiada, pero no por exagerada, que no por ello ha de ser mala, sino por las cuestiones de patrimonio y propiedad que conllevaría.
Le planteo otra alternativa: Si el alcalde decidiera mañana cambiar de color los bordillos de las aceras, sin discutirlo con nadie, no sería democrático aunque tuviera mayoría, porque esa mayoría no le votó para ello. Por el contrario, si el cambio de color hubiera estado en el programa, sí que lo sería. Así funciona el sistema, y si es mejorable... esa es otra historia.

Saludos.

Culturadesevilla dijo...

Salvador, llevas toda la razón en que si Zoido llevaba la derogación del Plan Centro en su programa, lo lógico es que lo elimine por coherencia. Pero ello no significa que sea lo mejor para la ciudad. Un centro lleno de coches no es humanamente habitable y vivible por mucho que se empeñen los comerciantes o quién sea. El centro de Sevilla no admite más coches y el Plan Centro consiguió reducir en un 50% el volumen de tráfico: un rotundo éxito que va en la línea de lo que se está haciendo en todas las grandes capitales europeas.

Al margen de ello, mi crítica no va sólo dirigida a la eliminación de algo que funciona, sino a la forma de hacerlo. Zoido se ha cansado de repetir que sería el alcalde del consenso, del diálogo, que gobernaría como si tuviera una mayoría simple... y a la hora de la verdad todo eso no era más que palabrería. Ha eliminado el Plan sin esperar al Pleno municipal (algo que también repitió hasta la saciedad) para evitar el debate. Y lo peor, lo ha eliminado sin ofrecer una alternativa. Esas no son formas de gobernar. Está cayendo en los mismos errores que el anterior equipo de gobierno, el ordeno y mando sin consensuar las cosas con la ciudadanía. Está en su derecho de hacerlo, cada uno gobierna como quiere, pero que no siga engañando a nadie, que no interprete un papel de cara a la galería para luego actuar de otra forma de puertas para adentro.

Sevilla es una ciudad muy especial. Los errores del anterior gobierno municipal se vendían como nefastos para la ciudad. Sin embargo, a Zoido se le trata como si fuera un elegido por los dioses para salvar a la humanidad. Ya veremos. Sevilla es así, tiene miedo a los cambios, aunque sean para mejor y prefiere el punto de vista más conservador. Es una opción, pero no tiene por qué ser la válida.

En septiembre Zoido presentará su propuesta para el Centro. A ver con qué nos sorprende. Si es mejor que el actual Plan Centro, bienvenida sea, pero visto lo visto, está claro que pasará por menos transporte público y más coche privado por lo que tendremos coches en doble fila y sobre los acerados. Aunque nadie protestará por ello.

Sólo espero que se lleven a cabo con la misma celeridad otros puntos de su programa electoral. Espero que se cree el Patronato del Museo de Bellas Artes, por ejemplo, con la misma velocidad que se ha eliminado el Plan Centro. Pero eso no lo veremos, tiempo al tiempo.

Saludos

Anónimo dijo...

Hay que reconocer que el absurdo, la improvisacion y el caciquismo del plan centro nos ha dejado imagenes para el recuerdo, como la de decenas de coches esperando en la noche buena aparcados en la Florida a que diesen las 10 para poder entrar en el centro para cenar con la familia.

El plan centro segun lo veo tiene 2 problemas el primero es que la solucion no es el cerrojazo, yo creo que se podria hacer mejor cerrando el trafico en algunas zonas (ej. catedral)y controlando los aparcamientos en la calle con zonas de residentes y zonas azules (ver Madrid). Y segundo que se cerro sin proponer y facilitar medios de trasportes alternativos basandose en la brillante vision del Sr Torrijo que entendia que un ciudadano puede andar 1.5km sin problemas (Cuenquier experto urbanista te dira que nunca se tendrian que superar los 200-300 m)

Anónimo dijo...

Estoy totalmente a favor del Plan Centro: no puede ser que con el egoísmo de uno ("yo quiero ir a donde me de la gana porque sí") sigamos destruyendo y contaminando las piedras de las iglesias de Sevilla, creando aparcamientos en cualquier acerado, impidiendo a personas con movilidad reducida poder moverse con facilidad... pero nada, "yo a coger el coche de la Plaza del Duque a la Plaza Nueva porque estoy en mi derecho"

Anónimo dijo...

En mi opinion uno de los mayores problemas es que el ayuntamiento interferia en el uso de una propiedad privada. Ya se que esta en las entrañas del socialismo y del comunismo que no exista propiedad privada, o que el estado nos eduque y nos diga que y como tenemos que vivir. A mi me gusta ser libre y nadie me tiene porque decir quien puede aparcar en el aparcamiento de mi casa y quien no. Si yo tengo dos aparcamientos y un dia quiero dejar que aparque un amigo, mi vecino, mi hermana o un tio de Alvacete que pasaba por alli ¿quien es el ayuntamiento para prohibirlo yu querer controlar quien hace uso de MI aparcamiento y quien no? es mi propiedad, pago los mismos...o mas impuesto que el que vive en nervion.