Páginas

martes, 24 de mayo de 2011

Jardines verticales, una apuesta de futuro

La contaminación y la polución se han convertido en uno de los mayores problemas de las grandes urbes. El ciudadano está sometido a lo largo de su día a día a una serie de partículas nocivas directamente relacionadas con el frenético ritmo de vida de las ciudades en las que el tráfico y las fábricas nos alejan, cada vez más, de un modelo de vida más saludable.

Jardín vertical del Barrio de Delicias. Zaragoza

Por ello se hace estrictamente necesario dotar a nuestras ciudades de parques, jardines y zonas verdes que contribuyan no sólo a reducir el CO2 y nos otorguen un aire más limpio, sino que permitan que el ciudadano respire tranquilo desconectando del mundanal ruido. Sin embargo, los metros cuadrados libres de que disponen las ciudades son cada vez más reducidos y por lo tanto, las posibilidades de crear nuevas zonas verdes son escasas. La solución surgió hace unos años con la recuperación de los techos verdes, una medida ecológica presente en la arquitectura desde hace siglos pero que ahora ha tomado un nuevo impulso. El paso siguiente fueron los jardines verticales; se trata de aprovechar los muros de los edificios para crear nuevas zonas verdes que fijan el CO2, logran bajar las temperaturas y favorecen la biodiversidad al convertirse en hábitat de determinadas especies de flora y fauna.

Jardín vertical de la Ludoteca municipal. Málaga

Para conocer mejor cómo funcionan este tipo de espacios, Cultura de Sevilla se ha puesto en contacto con Terapia Urbana, la única empresa sevillana de base tecnológica que centra su trabajo en el desarrollo de jardines verticales.

Terapia Urbana nace como empresa hace apenas un año, como evolución de un proyecto de investigación de la Universidad de Sevilla. Su experiencia piloto se encuentra en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica (ETSIA) en cuyo vestíbulo se halla desde 2006 un jardín vertical piloto donde se observa el comportamiento de las plantas, sus necesidades y su aportación a la mejora del entorno, todo ello monitorizado mediante un software de control remoto ideado por la empresa Idener, con la que Terapia Urbana colabora para lograr un óptimo funcionamiento de los jardines verticales.

Terapia Urbana apuesta por la Naturación urbana como instrumento de la Arquitectura sostenible para mejorar la calidad ambiental y la eficiencia energética en la edificación, o lo que es lo mismo, devolver a la naturaleza su lugar original. ¿Y cómo se consigue? Por medio de dos tipos de jardines, el jardín vertical pasivo y el activo, una creación de última generación patentada por Terapia Urbana. El primer caso consiste en instalar una estructura adosada al edificio que sirve de base en la que instalar las plantas. El jardín vertical activo, además, permite la libre circulación del aire por dentro de la estructura que sostiene el jardín lo que contribuye a reducir la temperatura exterior; el aire caliente pasa por el filtro del jardín, evaporándose gracias a las plantas y refrescando el ambiente gracias a su capacidad de biofiltración, actuando como un depurador de contaminantes orgánicos volátiles.

Jardín vertical instalado por Terapia Urbana en la ETSIA

Las plantas se introducen en una malla formada por fibras inorgánicas, la tierra es secundaria ya que la planta desarrolla sus raíces a través de este soporte. El jardín está completamente monitorizado por lo que en todo momento se controlan las sales y el PH del depósito de agua, distribuyéndose en el riego los nutrientes necesarios para permitir su desarrollo.

Esquema de funcionamiento de un jardín vertical activo

Los beneficios de los jardines verticales son innumerables: mejoran la calidad del aire, producen oxígeno, aumentan la calidad estética del entorno donde se construyen, fijan los gases de efecto invernadero, reducen el efecto isla de calor… unos beneficios y ventajas que justifican a largo plazo el coste de instalación. La arquitectura sostenible supone un coste extra, pero a la larga, las ciudades tendrán que asumir este tipo de instalaciones como algo natural y cotidiano si quieren ofrecer una buena calidad de vida y poder seguir siendo habitables. El futuro de la edificación pasa por la sostenibilidad y éste es sólo un primer paso. Además, desde Terapia Urbana afirman que este tipo de jardines no afectan en absoluto a la estructura del edificio ya que se instala una cámara protectora que impide que la humedad o el crecimiento de las plantas cause daño alguno al muro que le sirve de apoyo.

Jardín vertical Caixaforum Madrid

Madrid fue la ciudad española pionera en la creación de un jardín vertical junto a su Caixaforum. El proyecto, inaugurado en 2007, fue diseñado por el botánico francés Patrick Blanc y tiene una superficie de 460 metros cuadrados. En él se instalaron hasta 15.000 plantas de 250 especies diferentes. Actualmente se ha convertido en todo un referente visual que complementa la intervención llevada a cabo por Herzog & De Meuron en la antigua central eléctrica reformada como centro cultural. A Madrid le siguieron Zaragoza con su Jardín vertical en el barrio de Las Delicias, que aporta la novedad de que se puede pasear por varias pasarelas que recorren sus 14 metros de altura, y más recientemente Barcelona y Málaga. La capital catalana está inmersa en un ambicioso proyecto de regeneración urbana que afecta a las medianeras de algunos edificios, espacios degradados que están siendo intervenidos para mejorar la estética de la ciudad. En una de esas medianeras ha sido instalado un jardín vertical. El caso de Málaga es diferente ya que el jardín vertical forma parte de la nueva Ludoteca municipal, en la plaza del Pericón.

En Sevilla lo más parecido que tenemos es el techo verde de la antigua estación del telecabina, que ahora alberga las instalaciones de Lipasam. Sin embargo, no consta que haya en proyecto la construcción de ningún jardín vertical exterior. Nuestra ciudad, por su ubicación, padece los efectos de las altas temperaturas durante gran parte del año, por ello es urgente y necesario que se empiecen a tomar medidas para mitigar no sólo el calor, sino mejorar la calidad del aire. Los jardines verticales son una buena y eficaz solución, aunque no la única, las ciudades deben empezar a pensar en verde aplicando medidas que mitiguen su excesivo desgaste de la naturaleza.


Quiero agradecer la colaboración de Fernando Hidalgo, miembro de Terapia Urbana, en la elaboración de este reportaje.

Sitio web de Terapia Urbana (enlace)
Blog dedicado a Jardines verticales y techos verdes (enlace)

11 comentarios:

Maese Maesa dijo...

La verdad es que son una pasada y los ejemplos que has mencionado de París y Madrid, que son los que conozco, son preciosos y aportan una enormidad a los edificios en los que se encuentran.

Pero mi duda, ¿tú crees que desde un punto de vista bioclimático o ecológico suponen algo importante para una ciudad? Quiero decir, ¿no habría que llenar la ciudad para que realmente se notara su presencia? No es que tengan superficies equivalentes a la de cualquier otra zona verde, ¿o me equivoco?

Saludos.

Anónimo dijo...

Y por otra parte, habría que tener cuidado porque por ahí pueden trepar infinidad de "bichos", no querría tener yo un jardín vertical de estos debajo de mi ventana!!! aunque bonitos si que son y mucho.

Culturadesevilla dijo...

Maese, evidentemente para que se notase, debería haber muchos jardines verticales, si se pone uno solo, pues la ciudad contará con varios metros cuadrados más, pero poco más. Sin embargo, si la arquitectura empieza a plantearse el uso de techos verdes, jardines verticales y otro tipo de medidas sostenibles, pues sí que se notará, y mucho, en las ciudades. El otro día, paseando por el Parque de María Luisa, bajo sus bóvedas verdes, un amigo me decía: "si todas las calles de Sevilla fueran así, la temperatura bajaría varios grados". Pero claro, para que se noten las cosas hay que planificarlas, no usar algo como medida estética puntual.

De todos modos, en la web de Terapia Urbana se explican las ventajas y beneficios de este tipo de zona verde.

Sobre los "bichos" que comenta Anónimo, los jardines verticales no se instalan bajo ventanas, sino en muros lisos sin huecos. La fauna será la misma que te puedas encontrar en cualquier parque aunque sí que es cierto que al estar pegada al edificio, podría suponer un inconveniente.

Un saludo!

Hispalense dijo...

Bueno, pero si eso se ha hecho aquí de siempre, una tapia con enredaderas y flores. Vamos y sin el nombrecito de "jardín vertical". ¿Por qué los modernos le ponen siempre nombres tan cursis a sus "ideicas"?

Culturadesevilla dijo...

No veo donde está lo cursi. Es un jardín en un plano vertical, de ahí su nombre. Igual que "techo verde" hace referencia a lo que su nombre indica.

Saludos

Anónimo dijo...

Os recuerdo que estos jardines verticales ya se experimentaron en la Expo 92, con aquellos pasos subterráneos poblados de vegetación. También hoy pueden verse en el Jardín Americano, heredero también de ese año.

Fernando Hidalgo (Terapia Urbana) dijo...

Antes que nada, muchas gracias Sergio por la entrada dedicada a los sistemas que aunan nuestra dedicación y esfuerzo: los Jardines Verticales, que desarrollamos , diseñamos e instalamos desde nuestra empresa Terapia Urbana (ww.terapiaurbana.es). Como bien dices, el empleo de este tipo de sistemas integrados en la edificación puede proveer enormes beneficios ambientales, energéticos y , por supuesto, ornamentales y paisajísticos, y su efecto en función de la superficie instalda por supuesto que puede tener consecuencias a nivel local e incluso metropolitano, influyendo en las condiciones ambientales. Por supuesto, y ahí estoy de acuerdo contigo, todo dependerá del grado de integración en la ciudad de estos y del número de actuaciones que se lleven a cabo, y que poco a poco van en aumento, aunque no precisamente en Sevilla. Las superficies vegetadas actúan disminuyendo la temperatura del aire que les rodea por efecto de la evapotranspiración (desprenden vapor de agua al aire para equilibrar su temperatura) , esto efecto físico que cualquiera puede comprobar paseando por un parque, viene acompañado de una función fijadora de CO2 debida a las plantas, algo que hoy más que nunca es súper importante. Contestando a las principales dudas os puedo decir que un jardín vertical no tiene nada que ver con una fachada cubierta de enrredaderas, para empezar la tecnología que desarrollamos para el jardín vertical permite que las plantas se instalen en toda la superficie del jardín, en todo el plano vertical, no como en las fachadas de trepadoras en las que se encuentran sembradas en la base. Además un jardín vertical aporta una serie de beneficios derivados de la fijación de CO2 y atemperamiento del aire que una fachada de trepadoras no consigue. De hecho en la Expo92 podíamos contemplar cubiertas de especies en jardineras y trepadoras pero no se instaló niongún jardín vertical del tipo que desarrollamos desde Terapia Urbana, y que evolucionan de los diseñados por Patrick Blanc precisamente muchos años después de la Expo. En relación a los "bichos" que alguno comenta, indicaros también que el control biológico en estos sistemas se realiza mediante aporte de repelentes no químicos en la solución de riego, además de combinarse desde la selección de especies la elección de algunas que favorecen ese control de un modo natural (plantas para control biológico). También leía que comentábais que un jardín vertical no se puede instalar en una fachada con huecos, pero tengo que contradecir ese planteamiento porque el jardín puede resolver perfectamente el encuentro con huecos y ventanas, por lo que es perfectamente posible situarlo sobre cualquier plano de un edificio. Para cualquier información más, podéis poneros en contacto con nosotros a través de info@terapiaurbana.es, y estaremos encantados de atender vuestras consultas. Lo dicho, muchas gracias Sergio, y aquí nos tienes para lo que necesites! un saludo.

Fernando Hidalgo Romero
Terapia Urbana

Culturadesevilla dijo...

Fernando, muchas gracias por tus aclaraciones, espero que ahora quede mucho más claro.

Saludos!

Anónimo dijo...

¿Es cierto que en la fachada de Madrid en el CAixa Forum los problemas de humedad fueron constantes y el gasto en agua ingente??.

La idea a priori me parece buena, sólo que`parece ser bastante complejo.

Saludos.

Fernando Hidalgo dijo...

EN Caixa Forum tuvieron problemas con el sistema de riego que es a solcuión perdida (no reutilizan el agua de riego empleada) y al inicio tuvieron que retrasar la inauguración del jardían porque se les vino abajo. Conocemos, de mano de responsables de mantenimienot del Caixa Forum de Madrid, que requiere una gran labor de mantenimiento. Por esto, desde Terapia Urbana hemos cargado las tintas en optimizar las lbores de monitorización del estado del jardín, para reducir al mínimo imprescindible su mantenimiento, ala vez que reutilizamos el agua de riego con lo que optimizamos este consumo. Además, nuestro sistema emplea unos bolsillos para alojar las plantas de reducido tamñao, por lo que el tamño de estas se regula bastante bien. En el jardín vertical de madrid, las plantas enraizan libremente y adquiren un porte considerable, si lo visitas lo comprobarás, por lo que el seguimiento y reposición se hace más complejo. Por supuesto que es un tema complejo, por ello empleamos un quipo multidisciplinar en su desarrollo e investigación, para poder ofrecer a los clientes que lo instalen el máximo de garantís y el mayor grado de sencillez en su gestión.
Para cualquier duda o aclaración podéis poneros en contacto con nosotros en info@terapiaurbana.es. Un saludo!
Fernando Hidalgo
Terapiua Urbana

clara ines huaman escalante dijo...

Hola que tal? quisera saber que tipos de plantas se pueden usar para zonas con alto trafico vehicular, a parte de las que absorben COVs que he visto estudias , cuales serian las plantas que absorben contaminantes provenientes de la combustión vehicular.