Páginas

domingo, 3 de abril de 2011

Mismas propuestas para un mismo espacio


Nuestros políticos deben estar bastante faltos de ideas (si preguntaran más a la ciudadanía...) y por ello esta campaña está siendo de lo más aburrida en cuanto a nuevos proyectos. Y cuando se propone algo, resulta que se copian unos a otros como niños en el colegio.

Las naves de Renfe en San Jerónimo llevan años abandonadas, literalmente cayéndose sin que nadie actúe en ellas (salvo los graffiteros y todo tipo de ocupantes ilícitos). En su momento iban a ser la guinda de la Ciudad del Empleo, pero el proyecto fracasó y se quedaron compuestas y sin novio. Los diferentes candidatos a la alcaldía por Sevilla han hecho sus propuestas para este singular edificio que se remonta a los años veinte del siglo pasado. Hace unos días el candidato socialista propuso un nuevo uso para el edificio, que sirva como incubadora de empresas. Días después el candidato popular, Juan Ignacio Zoido, ha hecho su propia aportación: que sean una incubadora de empresas. ¡Qué originales son y qué bien se lo pasan!

En Cultura de Sevilla ya propusimos en su momento que estas naves se convirtieran en un espacio socio cultural para el barrio de San Jerónimo donde pudieran realizarse talleres, exposiciones, una biblioteca... que contribuyeran a integrar el barrio con el resto de Sevilla. Si esas naves se restaurasen y se convirtiese su entorno en un lugar agradable, San Jerónimo dejaría de ser "ese barrio al norte de Sevilla" para ser un barrio más conectado con la ciudad.

Me quedo con un apunte hecho por Zoido. Como no hay dinero para intervenir en el edificio, pretende que sean sus futuros moradores (los empresarios) quienes contribuyan a su rehabilitación a cambio de tener una sede en el mismo. Yo soy algo más ambicioso. ¿Por qué no se organizan jornadas de recuperación del patrimonio en las que sean los ciudadanos, con sus propias manos, quienes adecenten y rehabiliten el lugar? El Ayuntamiento tiene técnicos y arquitectos suficientes como para dirigir los trabajos. La mano de obra la pondríamos nosotros, los ciudadanos. ¿Habría algo más bonito que la ciudadanía recuperando para su propio beneficio este edificio? Quizás sea una idea utópica pero quién sabe si más de uno y más de dos, no dudaríamos en meternos en faena.

2 comentarios:

Pedro-Abeja dijo...

Tu última propuesta me parece magnífica!

Culturadesevilla dijo...

¿Nos ponemos manos a la obra entonces? jeje.

Un saludo!