Páginas

domingo, 17 de abril de 2011

Cultura en la provincia de Sevilla


La Casa Surga de Utrera sigue mostrando un estado ruinoso tras cincuenta años de abandono. Su actual propietario, el Consorcio de Aguas del Huesna, la adquirió hace diez años con la intención de rehabilitarla como sede, pero el tiempo pasa y las obras no llegan a un edificio declarado Bien de Interés Cultural y que se remonta a 1783. El Ayuntamiento de Utrera ha decidido dar un ultimátum al Consorcio, en caso de que no se lleven a cabo obras de urgencia para evitar la desaparición del inmueble, será expropiado y restaurado por el Consistorio. Así al menos lo recoge el Partido Andalucista (la formación que gobierna en Utrera) en su programa electoral de cara a las próximas elecciones.


El Museo Municipal de Écija, instalado en el Palacio de Benamejí, ha renovado varias salas para ofrecer una mejor presentación de sus piezas romanas entre las que se encuentra la famosa Amazona Herida, hallada en las excavaciones de la Plaza de España o varios mosaicos de gran calidad. Además, se ha hecho una reconstrucción de una habitación de una domus para ubicar al visitante y ayudarle a entender cómo eran las residencias romanas utilizando algunas piezas conservadas en el museo así como réplicas de mobiliario de la época.


Mairena del Alcor sigue apostando por su patrimonio. Tras finalizar las obras de restauración del Castillo de Luna, ahora se quiere recuperar parte del pasado industrial de la localidad. El Ayuntamiento ha anunciado su intención de solicitar a la Junta de Andalucía que declare BIC el conjunto hidráulico de los Molinos del Campo, formado por varias edificaciones que se remontan al siglo XVIII.

2 comentarios:

el pasado de sevilla dijo...

Bueno, por mi trabajo, el tema de utrera lo conozco al menos lo he tratado entre compañeros alguna vez que otra y.......

Primero, el PA que va a salir a mal de mil del ayuntamiento en las siguientes elecciones, no tiene un duro ni para expropiar, ni para rehabilitar, ni siquiera para pagar las nominas de parte de los trabajadores del consistorio, y lo que dice o hace en estos dos últimos meses es simplemente campaña.
Este señor tiene una guerra perdida con la Junta de Andalucía y no sabe lo que es sacar algo en un pleno adelante desde hace ya algunos años.

Respecto al edificio, recuperable no hay nada, excepto la fachada principal, todo el interior ha sido expoliado hace ya bastantes años y no queda ni un triste alicatado o columna que recuperar o restaurar.

El Huesna, no tiene un duro, y si fuera por la Junta de Andalucia, no tenia ni nombre.

Una pena, yo he visitado ese edificio y imaginar lo que fué da cuanto menos "lastima".

un saludo

Culturadesevilla dijo...

Una lástima entonces que, entre unos y otros, la casa termine en un estado tan lamentable.

Saludos!