Páginas

sábado, 5 de marzo de 2011

CulturTravel: Museo ABC (Madrid)


El pasado mes de noviembre abrió sus puertas el Museo ABC de Dibujo e Ilustración, en Madrid. El estudio de Arquitectura Aranguren & Gallegos se ha encargado de la remodelación de la antigua fábrica de Mahou, construida en 1900. El proyecto ha respetado gran parte de la estructura fabril, añadiendo una moderna ampliación que recibe al visitante con un patio abierto a la calle sobre la cual se dispone una crujía transparente que comunica diferentes zonas del museo.


Este nuevo espacio cultural nace para conservar y difundir el fondo artístico de ABC, más de 200.000 obras en papel de artistas como Juan Gris, Dalí o Mingote. Además de exponer obras de su propia colección, el museo pretende organizar todo tipo de actividades relacionadas con el dibujo y la ilustración contemporánea. En el Museo ABC habrá conferencias, talleres, premios y becas para fomentar la creación sobre papel.


El centro ha contado con gran cantidad de colaboradores para su puesta en marcha, entre ellos el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, que con esta actuación buscan renovar esta zona del centro de la capital, donde también se ubica el Centro Conde Duque, dependiente del Ayuntamiento. La colaboración pública y privada ha dado sus frutos en este Museo, dando ejemplo de cómo invertir en Cultura para conservar y difundir el patrimonio.


Además de salas de exposiciones se han habilitado espacios polivalentes, laboratorios de restauración, almacenes, depósitos, cafetería y tienda, repartidos en 3.000 metros cuadrados y seis plantas. En el diseño del Museo se ha primado conseguir las mejores condiciones técnicas de conservación y exposición para las piezas allí expuestas buscando la mayor flexibilidad y aprovechamiento de los espacios dedicados a las múltiples actividades programadas. Entre los servicios que ofrece el Centro se incluye la posibilidad de alquilar diferentes espacios para celebrar eventos, lo cual supondrá una interesante fuente de ingresos.



El papel es uno de los materiales más frágiles tanto de conservar como de exponer, ya que requiere unos requisitos muy concretos para su exposición. Lo fundamental para el mantenimiento de estas obras de arte es una correcta iluminación, que debe estar muy controlada, al igual que la temperatura y la humedad. Sin embargo, si algo abunda en el nuevo museo es precisamente la luz, una luz que toma mil y una formas entre los ventanales y la metálica fachada que da al patio.




Página web del Museo (enlace)
Muchas gracias a Nacho por las fotos

4 comentarios:

Nacho dijo...

Me parece muy buena la iniciativa de este museo a la vez que recupera una antigua fábrica de cerveza. Quizá no tiene la privilegiada ubicación del caizaforum pero seguro que poco a poco se abrirá un hueco dentro de la extensa oferta cultural madrileña.

el pasado de sevilla dijo...

por un momento la foto que has colgado de la calle, la primera de este hilo, me ha transportado a la calle san luis de sevilla y a los crímenes urbanísticos que se están haciendo en ella.

a mi esto de cuadrar si o si, un edificio de los llamados "modernos o cristaleras" rompiendo por completo la estética de una calle me parece cuanto menos de mal gusto.

otra cosa es que el edificio en cuestión a nivel funcional sea perfecto, que eso también esta por ver.


un saludo

Sevilla Arquitectura dijo...

El edificio es fantástico y la vista desde la calle Amaniel cuando se sube es espectacular. Ni mucho menos rompe la estética de la calle, es más la enriquece.

Saludos

Culturadesevilla dijo...

No conozco el edificio personalmente ni he estado en la calle, pero por lo que he visto en fotos, la calle tampoco es una maravilla arquitectónica.

En este tipo de intervenciones, es preferible que se construyan edificios contemporáneos, antes que intentar imitar lo que hay al lado, y más si lo que hay no aporta nada arquitectónicamente hablando. Y el ejemplo lo tenemos en esa misma calle San Luis que comentas, el nuevo ambulatorio o el polideportivo son absolutamente prescindibles en la calle, que salvo las iglesias, tampoco es una gran maravilla, pero lo que se ha construido, más que aportar, contribuye a que siga siendo una calle anodina. Si al menos se hubiera invertido en un buen diseño, pero para lo que han hecho...

Un saludo!