domingo, 20 de febrero de 2011

Nuevas instalaciones de Lipasam en Torneo


El Ayuntamiento inauguró la semana pasada la nueva sede de Lipasam en la calle Torneo. Se trata de un parque de limpieza donde se ubican diferentes estancias para el personal de la empresa, garaje y talleres para los vehículos de limpieza y el Club de Piragüismo Lipasam. En total se han invertido 5'6 millones de euros en dotar de un nuevo uso a la que fuera estación de cabecera del telecabina durante la Exposición Universal de 1992.


Tras varios años abandonado, el edificio, con su espectacular cubierta inclinada (ahora reconvertida en jardín en altura), vuelve a formar parte de la vida diaria de la ciudad, aunque sea con unos fines radicalmente distintos de aquellos para los que fue concebido. Este edificio es un ejemplo de cómo la arquitectura no pasa de moda cuando está bien hecha, a punto de cumplir los veinte y podría pasar por unas instalaciones contemporáneas.



La remodelación incluye un edificio subterráneo donde se distribuyen las estancias del centro y una serie de jardines y estanques en la superficie que humanizan esta zona de la ciudad, bastante degradada.





En la parte inferior tan sólo se ha adecentado parte de la zona verde construida con motivo de la Expo. Poco (por no decir nada) queda del diseño de aquellos años, pero al menos se ha mejorado la estética de abandono que lucía el lugar hasta hace pocas semanas. Sin embargo, sólo se ha actuado en una parte, quedando la más cercana a la Pasarela de la Cartuja fuera de la actuación, y por lo tanto, con una imagen lamentable.



Por último no queremos dejar de denunciar el pésimo, vergonzoso y peligroso aspecto que presenta el acerado de la calle Torneo desde Plaza de Armas hasta el Alamillo. Como muestra, un botón. Este inmenso solar bien podría ser utilizado con algún fin más útil que mero estercolero y zona de botellonas. Tal vez se podría ubicar aquí un mercado al aire libre para la venta de animales, arte o flores al estilo del de la Plaza Tirso de Molina de Madrid. Se podrían instalar módulos independientes que diesen una nueva vida a tan degradado espacio.


2 comentarios:

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Hubo un tiempo en que en esa zona que comentas como degradada se hacían mercadillos con animales.

Pero es que son ilegales. Demasiado tare intervino el ayuntamiento para prohibirlos.

Culturadesevilla dijo...

Efectivamente, allí se trasladó el mercadillo que se celebraba en la Alfalfa. ¿Entonces son ilegales los mercadillos de animales? Yo creía que si se cumplía una normativa sí que se podían celebrar. De todos modos, no sé dónde está el problema si existen tiendas donde se venden animales, si hay un control zoosanitario por parte de la policía, no tiene por qué ser negativo.

Pero bueno, nos quedamos entonces con la idea de otro tipo de mercados :)

Un saludo!