Páginas

martes, 15 de febrero de 2011

Crónicas urbanas: Centro Cultural Santa Clara


Amaneció el día lluvioso y no era la mejor forma de conocer y disfrutar del nuevo Santa Clara. Por la tarde abrió el día, salió el sol aunque fuera tímidamente y cargado con la cámara de fotos me fui al antiguo convento. No todos los días se reabre un edificio con cientos de años de historia, las expectativas y las ganas de escudriñar cada rincón eran muchas. Tras la búsqueda del acceso (la calle Becas queda algo escondida) por fin nos encontramos con la puerta del nuevo centro cultural. Un "discreto" cartel nos da la bienvenida (¿de verdad que no había un color menos llamativo que el rosa chicle?), la imagen corporativa del centro no termina de convencerme pero entremos dentro.


Lo primero que nos encontramos es una magnífica sala de exposiciones con la muestra sobre los hermanos Machado. Me sorprende que haya bastante gente viéndola en el primer día de apertura, los sevillanos somos muy noveleros, pero no sería la primera vez que me veo solo en una apertura como ésta. Tras una breve visita a la exposición (¿era necesario tantísimo texto?) los nervios van in crescendo conforme me acerco a la zona histórica del edificio. Lo primero que pasamos son las escaleras, muy sobrias pero con una armadura como techumbre de esas que quitan el hipo. En el primer rellano una hornacina con decoración pictórica que es una auténtica delicia.


Pero dejemos la planta alta para más adelante. A través de un arco decorado con yeserías llegamos al núcleo del edificio, el claustro mayor. Y es aquí donde pierdes la noción del tiempo, será el murmullo del agua, el silencio conventual, la luz del atardecer o el sonido de los pájaros, pero lo cierto es que la emoción te invade paseando por sus galerías y deteniéndote en cada detalle. Una maravilla. La única pega, que no haya bancos para poder sentarte a contemplar semejante belleza, debe ser una maravilla poder sentarte en este claustro a leer un libro y dejar que pasen las horas con el runrún del agua como único fondo.



Llegamos al refectorio y nos lo encontramos cerrado. Están preparando la conferencia "Diálogos con los Machado". No importa, volveremos más tarde. Vuelvo al patio (en serio, qué maravilla) y regreso sobre mis pasos para alcanzar la escalera. Ahora veo en todo su esplendor la armadura mudéjar que la cubre. Llegamos a la planta alta desde donde se atisba la espadaña de la iglesia. Viendo las zonas que aún quedan por restaurar nos damos cuenta de los daños que ha causado el tiempo y la falta de mantenimiento. Esperemos que pronto se actúe en el resto del edificio para salvarlo de su ruina.


La galería alta del patio nos lleva a otra pequeña joya. Una reducida estancia donde estuvo la Enfermería alta del convento alberga toda una colección de pintura mural de diferentes épocas. Una de las más bellas es esta Virgen con el Niño, pero en la misma sala nos encontramos una Santa Clara, el Tetramorfo (los cuatro Evangelistas) o a San Juan Evangelista. Es aquí donde tenemos que hacer una pequeña crítica a la intervención, si nos detenemos en la pintura de la Virgen veremos que hay zonas donde la pintura se está desprendiendo, ¿no se supone que se ha intervenido en ellas? Esperemos que se actué y se fije la policromía porque sería un escándalo que después de tantos siglos, la pintura se deteriore por un descuido o falta de tacto.


Regresamos a la planta alta del patio y vemos que el trabajo que queda por hacer es ingente. ¿Cuándo llegará el dinero para proseguir con las obras? Es una respuesta que nadie nos va a contestar.


El cambio entre la zona intervenida y la que se ha quedado a la espera es abismal.


Y más pinturas murales. Con razón dicen los que han intervenido en la obra que Santa Clara es una joya patrimonial, alberga una colección de pinturas envidiable que muestran un exquisito recorrido por la decoración pictórica muraria en la ciudad de Sevilla a lo largo de los siglos. Lo curioso es que durante el recorrido no nos encontramos ni un sólo panel informativo. ¿Ocho millones de euros invertidos y no había para poner unos carteles? La visita sería muchísimo más interesante si pudiéramos saber, por ejemplo, qué formó parte del antiguo palacio de don Fadrique, de qué año es el claustro o a qué época pertenecen las pinturas. Es algo que debe ser subsanado lo antes posible ya que tras una gran inversión, si no damos a conocer lo que hay se corre el peligro de que la gente se quede en el "qué bonito" saliendo del edificio sin saber absolutamente nada del mismo.


Una vista del patio y su fuente desde arriba. Amor a primera vista.


Seguimos por las escaleras una planta más y llegamos al antiguo dormitorio de invierno. En estas salas (hay una exactamente igual una planta por debajo) era donde se iba a situar el proyecto de la Casa de los Poetas. Tras el replanteamiento de la idea, se ha convertido en una pequeña biblioteca (y tan pequeña) que ocupa una parte de la sala mientras que en la otra se han dispuesto sillas a modo de sala de conferencias.


Acabamos la visita de nuevo en el patio donde nos encontramos abierto el refectorio antes de que empezara la conferencia sobre Machado. Evidentemente este reportaje muestra una pequeña parte de lo que hay en Santa Clara, sólo quiero abrir boca para que lo conozcáis por vosotros mismos. Os va a sorprender. Mientras lo visitaba las palabras que venían a mi cabeza eran "qué maravilla", "magnífico" y todos los sinónimos de elogio que os podáis imaginar. Han sido muchos años de obras, pero la espera ha merecido la pena. Hay que agradecer al Ayuntamiento esta intervención (por cierto, me crucé con Maribel Montaño a la salida) y espero que no se convierta en un edificio desconocido, tenemos un centro cultural magnífico (¿lo veis?, me salen estas palabras solas) que hay que disfrutar, sólo si lo hacemos nuestro el Ayuntamiento invertirá en él y seguirá con la rehabilitación, de lo contrario puede quedarse así durante años.


Un último apunte. Como ya sabéis, Santa Clara va a ser la sede de la Casa de los Poetas, la Orquesta Barroca de Sevilla, la Fundación Cansinos Assens, la Fundación Mario Maya, la Orquesta Bética Filarmónica, etc. Nuestra única pregunta es ¿dónde? Vi el convento durante las obras de restauración y lo vi de nuevo ayer, todo son grandes y espaciosas salas difícilmente reaprovechables a no ser que se compartimenten para poner despachos y puestos administrativos, lo cual sería una pena. Como todo convento, debe tener salas de menores dimensiones, pero la parte intervenida es la más monumental con los dormitorios, refectorio... espacios muy grandes que servirán para actividades culturales, pero complicado tienen el uso administrativo. Habrá que ver cómo se soluciona este asunto y qué espacio ocupa cada institución. Lo que sí es cierto es que sería un tremendo error empezar a cerrar salas para darle un uso administrativo impidiendo así su disfrute ciudadano.

Sólo me queda animaros a visitarlo. El horario es amplio, de lunes a viernes de 10 a 14 y de 17 a 21. Ya me contaréis cómo ha ido la experiencia.

13 comentarios:

el pasado de sevilla dijo...

no entiendo por que todavía la apuesta por la conservación por parte de las administraciones es algo que se sigue viendo en ultimo lugar, tenemos entornos como el de la fabrica de vidrio de la trinidad que ofrece posibilidades infinitas, y ahí esta. no hablemos de santa catalina, que como no pertenece a la junta como san luis, ahí esta, dejada de lado.


gracias por compartir.

un saludo.

Culturadesevilla dijo...

Ayer, mientras visitaba Santa Clara (luego me pasé por el CAS, en San Clemente) no dejaba de darle vueltas a esa idea precisamente, lo que ganaría la ciudad con un Patrimonio cuidado, abierto al público, con espacios como Santa Clara o la iglesia de San Luis entre otros muchos. Son una maravilla. Hay tantísimo filón en nuestro Patrimonio, pero lamentablemente hay gente que sigue empeñada en no verlo y en considerar el Patrimonio un estorbo.

Una pena.

Un saludo!

el pasado de sevilla dijo...

pero ademas es que esta claro,

*sevilla es una ciudad que vive del turismo
*el turista lo que quiere ver es la cultura de cuidad que visita, su patrimonio
*ese patrimonio a su vez, restaurado sirve como inversión

es que mas claro blanco y en botella.

no lo entiendo.

un saludo

Anónimo dijo...

magnifico monumento que conoci cuando aun lo poseian las monjitas. me hubiera gustado que el ex-convento fuera para el consejo de hermandades y su hubiera utilizado como museo de la semana santa pues tiene suficiente espacio para mostrar todas las artes y artesanias que se fucionan. para lo que se ha dedicado creo q la orquesta de camara en s. hermenegildo estaria genail la casa de los poetas en santa cruz o la venta los gatos

Culturadesevilla dijo...

Coincido contigo en que la Orquesta Barroca (supongo que te refieres a ella) tendría una magnífica sede en San Hermenegildo. Sobre la Casa de los Poetas, se llegó a plantear que ocupara la Casa de Murillo, en Santa Cruz, pero finalmente se desechó la idea porque supuestamente iba a acoger un centro de interpretación del Barroco que Paulino Plata se encargó de rematar.

En lo que no coincido es en destinar Santa Clara a un museo o centro dedicado a la Semana Santa. Sí que pienso que la Semana Santa debería contar con algún tipo de equipamiento en la ciudad que la diera a conocer y donde se pudieran realizar actividades en torno a ella, pero suficientemente escasos andamos de espacios culturales municipales como para regalárselos al Consejo de Hermandades.

Un saludo.

Maese Maesa dijo...

Me muero de ganas por visitarlo y verlo con mis propios ojos.

Es genial que hayan recuperado este maravilloso edificio para que podamos disfrutarlo todos. Y también me parece bien que proporcionen un espacio a todas esas asociaciones y entidades privadas para que desarrollen sus propuestas culturales.

Sin embargo, como en casi todos los proyectos que acomete este ayuntamiento, percibo un tufillo a chapuza improvisada y trabajo no acabado. Y no sólo me refiero sólo a la división del proyecto en fases. También se trata de otros detalles, como la ausencia de paneles explicativos, la carencia de una página web en la que presenten el centro y hablen con más detalle de sus actividades y proyectos, etc.

Pero, en general, siento más que nada alegría por este nuevo centro cultural que se abre.

Nacho dijo...

¡Qué alegría ver otro monumento recuperado para el disfrute de todos¡

Aunque todavía quede mucho trabajo por terminar y la difusión no esté acorde con el monumento, éste es sin duda un paso muy importante. Y sobre el uso, en principio, parece muy razonable, si bien son demasiados para tan poco espacio, a ver cómo lo solucionan.

Muy bueno el reportaje y esperemos que ésta se convierta en la tónica general de ahora en adelante y sean más los monumentos recuperados porque Sevilla todavía tiene mucho potencial por descubrir.

Culturadesevilla dijo...

Maese, en cuanto a la división en fases del proyecto, en este tipo de edificios es imprescindible porque son tan inmensos que restaurarlos de una vez sería prácticamente imposible. ¿Cuánto dinero habría que invertir? No hay Ayuntamiento que tenga un presupuesto de Cultura semejante. Lo malo es cuando se lleva a cabo una primera fase y posteriormente se olvidan del edificio como ha pasado con San Clemente. Se ha abierto el Centro de las Artes de Sevilla pero apenas es una mínima parte del edificio, ¿qué pasa con el resto? ¿Cuándo se va a intervenir? Y al otro lado de la ciudad tenemos la Fábrica de Artillería, la mejor forma de actuar en ella sería por fases, pero siempre y cuando una fase dé paso a otra.

Sobre la programación de Santa Clara, en la página web del ICAS se hace referencia a todas las actividades que tienen lugar en los espacios que dependen del Ayuntamiento. Bien podría tener su propia página web, pero también es cierto que es más cómodo tenerlo todo en una sola web, como es el caso de la del ICAS. Lo que sí echo en falta es el horario del centro, no aparece en ninguna parte.

Un saludo y espero que vuestras ganas de visitarlo os animen a hacerlo pronto :)

Anónimo dijo...

Yo estuve ayer por la tarde, y lástima que el silencio del claustro quede ahora roto por el estruendo del DVD (audio solo) sobre la historia del convento, que funciona a toda pastilla en la puerta que comunica con el refectorio. Además, la enfermería alta permanece cerrada y sólo la pude visitar porque tuve la suerte de coincidir con un grupo de funcionarios de Cultura que visitaban el edificio a los que se la abrieron; de lo contrario no hubiese podido ver las pinturas. En fin, sí, claustro y refectorio son una maravilla, pero aquello da como una sensación de tierra de nadie.

Pero estupenda entrada y gracias por avisar de su apertura, enhorabuena por este siempre interesante blog. Si todos se tomasen la cultura de esta ciudad así, otro gallo cantaría...

Culturadesevilla dijo...

El primer día el DVD no funcionaba, aunque la verdad, para tener ese murmullo de fondo, casi es preferible que no funcione y así poder disfrutar del claustro.

Cuando lo visité, la sensación que me dio fue precisamente esa, que las salas se cerrarían en función de las necesidades de espacio de las instituciones que tendrán su sede en el convento. Y es una pena, porque visitarlo y no poder ver el refectorio o la enfermería alta... Pero también es cierto que como edificio con uso, es imposible que esté expedito en todo momento.

Ten en cuenta que acaba de abrir, démosle un tiempo para que vaya cogiendo ritmo. Esperemos que dentro de unos meses Santa Clara actúe como dinamizador cultural para el barrio y la ciudad en general.

Gracias a ti por participar en el Blog, me alegro de que sirva para difundir la Cultura.

Un saludo!

Antonia dijo...

me encantará verlo. una vez rehabilitado. Estoy totalmente de acuerdo que el turismo que viene a Sevilla es a nivel cuktural en su mayoría.
Aunque no tenga nada que ver con este tema, es una verdadera lástima que en el Bellas Artes sólo habrá en 2011 una exposición. La de Bellver.

Juan Fco. dijo...

Estuve ayer visitando Santa Clara, y me sorprendió que la exposición de los Machado no estaba. Me dijeron que andaban montándola (se veía el trajín de carteles y demás). ¿No estaba desde su inauguración ya expuesta?. En una de las fotos de la entrada del blog se ve, pero la sala permanecía ayer vacía y estaman montando fotos de los Machado.
Por lo demás, todo magnífico, y asombrado con el artesonado recuperado.

Culturadesevilla dijo...

Ha habido que desmontar la exposición de los Machado para arreglar no sé qué problema del aire acondicionado que va por detrás de los paneles. Como bien dices, se está volviendo a montar y estará abierta hasta finales de marzo.

Saludos!