Páginas

viernes, 7 de enero de 2011

La fuente de la Encarnación muestra sus vergüenzas


Con motivo de las Navidades, el Ayuntamiento nos ha dado su particular regalo consistente en la retirada de andamios de la seta del Metropol Parasol más cercana a la calle Puente y Pellón. Esta apertura ha conllevado la liberación de gran parte del espacio ocupado hasta ahora por andamios y vallas. La histórica fuente que decora esta plaza desde hace décadas ha recuperado su protagonismo, pero su integración en el entorno no ha podido ser más desacertada. Además, no se ha aprovechado el tiempo que ha estado tapada para restaurarla y limpiarla y ésta es la imagen que nos muestra a día de hoy, con pintadas, sucia y sin agua.


Por si estas agresiones no fueran suficiente, el Ayuntamiento ha aportado su granito de arena. Con la repavimentación de la plaza, el nivel de la misma ha subido varios centímetros. En lugar de buscar una solución intermedia para la fuente, se ha optado por dejarla semihundida con un ridículo canalillo a su alrededor que poco tardará en llenarse de basura, hojas y demás desperdicios. ¿Tan difícil hubiera sido hacer el suelo en pendiente para que descendiera hacia la fuente? ¿No se podría haber hecho un pequeño ajardinamiento a su alrededor, aunque fuera a un menor nivel para evitar esa zona oscura?


Por último os dejamos una imagen del civismo de la gente que deambula por la plaza. Este parterre estaba dentro de los límites de la obra y por lo tanto vedado al paso. Para su apertura se acondicionó con flores de Pascua que han sido pisoteadas y arrancadas, al igual que las bellas calas que de haberse dejado en paz, nos hubieran dejado dentro de unas semanas espléndidas flores. Nos quejamos de la falta de tacto de nuestros munícipes en los espacios públicos, pero parece que la ciudadanía tampoco está a la altura de las circunstancias.


Esperemos que el Ayuntamiento intervenga en un breve plazo de tiempo en esta fuente y muestre mejor aspecto. En cuanto al respeto por las zonas verdes de la ciudad, es inútil pedir un mayor cuidado.

4 comentarios:

FaNTaSMaS PoeTaS dijo...

Totalmente de acuerdo, de vergüenza la actitud de los ciudadanos que se comportan así. ¿Qué pedimos si luego vamos por la ciudad como vándalos?

Una pena lo del canalillo de la fuente, qué les costaba...

Culturadesevilla dijo...

Pues les costaba hacer las cosas bien :)

Un saludo!

Hispalense dijo...

Se junta el hambre con las ganas de comer. He pasado por allí durante las navidades y la impresión no ha podido ser más vergonzosa. Por un lado el incivismo gamberril, y por otro, la ridícula urbanización "posmoderna" de la plaza. La fuente agoniza entre el gamberrismo, los alcorques en forma de cráter lunar y las setas que la anulan por completo. Visto lo visto ¿no sería mejor instalar la fuente dentro de un edificio público o en un Museo ? Probablemente sea una barbaridad lo que propongo. Pero verla así, da vergüenza y pena.

Culturadesevilla dijo...

Más que en un museo se podría haber integrado mejor en el diseño de la plaza, pero lamentablemente ya es tarde para eso. Ahora mismo urge su restauración y su mejor adecuación al entorno donde se encuentra, y para ello es fundamental ampliar su perímetro, eliminando ese canalón ridículo y devolviéndole el agua. Otra opción sería su traslado, pero ello ya implicaría una inversión mayor además de la difícil decisión de dónde ubicarla.

Un saludo!