Páginas

martes, 9 de noviembre de 2010

El ocaso del Teatro de la Maestranza


Entre todos lo mataron y él solito se murió. Así podríamos definir la situación del Teatro de la Maestranza, el principal bastión cultural de la ciudad junto con el Museo de Bellas Artes. Para el año que viene, gracias a los recortes aplicados por Ayuntamiento, Junta y Ministerio de Cultura, el coliseo lírico contará con apenas 3 millones de euros de presupuesto para hacer su programación. Con esa irrisoria cantidad no hay teatro que ponga en escena una buena programación de calidad. Una de dos, o veremos reducidas las funciones y el número de espectáculos hasta niveles ridículos o por el escenario del Paseo Colón pasarán montajes discretos y que salgan bien baratitos.
.
En el Blog ya establecimos una comparación con otros espacios de similares características a nivel español como son el Liceo de Barcelona o el Real de Madrid, ambos con un presupuesto que ronda los 50 millones de euros. En Valencia andan por los 30 millones de euros. Con esas cifras por delante no hay nada más que añadir.
.
.

8 comentarios:

Maese dijo...

Alucinante y desesperante a partes iguales.

¿Por qué? ¿Por qué hacen esto? ¿Por qué la Fundación Tres Culturas se lleva 4 millones, la Fundación Barenboim-Said casi 3 y el Maestranza apenas llega a 3?: es difícil limitarse a la incompetencia o la incultura para explicar ciertas cosas...

Hay un gran número de elementos odiosos que me encantaría hacer desaparecer y que hacen que se den situaciones como esta, no es sólo la
Consejería de Cultura, ni la Junta o el Ayuntamiento, pero hoy por hoy, si me concedieran un deseo, pediría que cuando Paulino Plata era joven hubiera decidido montar un tablao flamenco en vez de dedicarse a la política.

Culturadesevilla dijo...

Es lo que pasa cuando una persona hace de su vida, una carrera política. No tienen más misión en su vida que vivir del partido, saltando de un puesto a otro. Una pena, por ellos y por la sociedad que tiene que padecerlos.

Buscarle un por qué es complicado. Yo creo que parte de la culpa es nuestra, del ciudadano de a pie que sigue viendo el Maestranza, por ejemplo, como un divertimento burgués destinado a "clases altas" y por lo tanto, le da igual que se le recorte el presupuesto. De hecho me consta que hay gente que hasta se alegra del recorte. Es una pena, pero mucha gente piensa así y de hecho, se sigue fomentando esa forma de pensar a día de hoy.

Lástima que toda esa gente no crea en el lema "la Cultura os hará libres".

Un saludo.

Du Guesclin dijo...

Para el 85% de los sevillanos el Maestranza es el teatro donde se da el pregón de Semana Santa. Mientras eso siga siendo así poco creo que se pueda hacer al respecto. El único consuelo que nos queda es que al menos no se caerá a pedacitos...

Saludos.

Maese dijo...

Triste, muy triste. Creo que tengo una depresión profunda causada por todo esto... es que, sin entrar en comparaciones que puedan ser más claramente injustas, como es el caso de Madrid y Barcelona, ¡tendríamos que multiplicar por diez el presupuesto para llegar al del Palau de les Arts de Valencia! ¿Es ese el factor por el que hay que multiplicar el nivel cultural medio de los andaluces (y sus políticos) para igualar el de Valencia? Y eso que no tengo en cuenta que en Valencia también tienen el Palau de la Música(con esta reflexión se me ha agudizado aún más la depresión).

Obviamente sé que la diferencia del nivel cultural no lo explica todo, pero es que la diferencia presupuestaria es tan abismal…

Saludos.

Culturadesevilla dijo...

Que para el Pregón de Semana Santa haya tortas para conseguir entradas y que sin embargo los conciertos de la Sinfónica rocen el 50 o 60% de ocupación también dice mucho de nosotros.

Lo más increible de todo, Maese, es que Valencia hace diez años no tenía una infraestructura cultural muy superior a la de Sevilla, pero el cambio ha sido abismal. Habrá quién diga que si la Ciudad de las Artes esto o lo otro, que si Valencia no puede compararse a nivel patrimonial con Sevilla, etc., pero lo cierto es que cada vez que voy a Valencia me sorprende la cantidad de actividades y propuestas culturales que hay, por no hablar de sus museos y centros culturales (IVAM, Almoina, Museo de Bellas Artes...). Un trabajo bien hecho. Aún les quedan cosas por hacer, pero dentro de diez años, nos llevarán tal ventaja que ya será imposible compararnos con Valencia.

Saludos.

Maese dijo...

Se me ocurre la solución: conseguir que Marruecos acepte a Sevilla a cambio de sus pretensiones sobre Ceuta y Melilla. Así le quitamos un problema al Estado español y nosotros podríamos compararnos con Tetuán o con Rabat, ¿o ni así? Sino siempre nos quedaría intentarlo con La República del Congo o Sierra Leona.
Creo que prefiero una nota de optimismo y pensar que Sevilla no puede languidecer, que todo en su entorno apunta en otra dirección. Pero claro, este planteamiento no nos salva de ir a remolque…(todo conduce inexorablemente a la depresión).

juano dijo...

Las comparaciones son odiosas, a la vista la última de este blog con Bilbao (en la que se han sacado los colores a Sevilla). Pero si la comparamos con Valencia, más de lo mismo. Sólo con el IVAM sacaría los colores. Es de vergüenza que se destine más a la Fundación Tres Culturas, por ejemplo. Pero es que el buenrrollismo adoptado tras la Alianza de las Civilizaciones permite más fotos y más titulares que una ópera.
En parte, la autocrítica la tenemos que hacer nosotros. No soy de Sevilla, pero me he acercado alguna que otra vez al Maestranza, y no para el pregón. Pero sí que es verdad que en Andalucía sólo se llenan escenarios con copla y Semana Santa.
Por otra parte, cada vez "odiaré" más a los marbellíes por no haber votado a Plata de alcalde.

Culturadesevilla dijo...

Maese, tampoco quiero provacarte una depresión. Quédate con la frase que tú mismo dices "prefiero una nota de optimismo" :)

Bueno, quizás debamos ser más benevolentes con los marbellíes ya que de buena se han librado, ¿no Juano? Consuela pensar que al menos Plata no estará una legislatura completa, es evidente que su nombramiento obdece únicamente a una estrategia para quitar de en medio a Rosa Torres. En las próximas elecciones ya veremos lo que pasa.

Saludos!