Páginas

martes, 5 de octubre de 2010

Sequía cultural

La revista Descubrir el Arte regala este mes de octubre una completa guía para disfrutar de las mejores exposiciones tanto nacionales como internacionales de esta temporada. En el apartado nacional aparecen museos y espacios culturales de Madrid, Barcelona, Bilbao, Vitoria, Valencia, Granada, Málaga, León, Valladolid, Santiago de Compostela, Tenerife, Las Palmas, Segovia, Palma de Mallorca y Salamanca. Una nómina bastante amplia como podemos ver. Y la gran ausente es nuestra ciudad. Este otoño Sevilla afrontará su particular travesía por el desierto con una sequía cultural bastante aguda, los grandes Museos no tienen dinero para programar exposiciones y lo poco que pudiera haber no habrá tenido el suficiente calado o difusión como para figurar en una de las revistas de mayor relevancia a nivel nacional del sector cultural. Que cada cuál saque sus propias conclusiones pero es bastante decepcionante que una de las ciudades más importantes del país no tenga absolutamente nada que ofrecer que pueda interesar al turismo cultural.
.
Pero la sequía no se queda en este otoño, se prolongará durante 2011 y afectará a los proyectos culturales estrella de la ciudad a tenor de las cuentas que arrojan los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene. El Museo Arqueológico se queda sin rehabilitación a pesar de haber sido licitada y adjudicada, el Bellas Artes se queda sin ampliación, el Artes y Costumbres Populares prosigue su lenta agonía, el CAAC verá reducido su presupuesto en otro millón de euros más, los diferentes Archivos se quedan sin presupuesto para mejorar sus sedes, etc. Sevilla lo tiene muy negro y más aún cuando desde el Ayuntamiento se pasa olímpicamente de estos temas con una delegada de Cultura que parece vivir en otro mundo y que no abre la boca ni para estornudar.
.
Si seguimos así, dentro de unos años lo único que podrá ofrecer nuestra ciudad es Semana Santa y Feria, lo mismo que en el siglo XIX. Aunque viéndolo desde otro punto de vista, tal vez sea eso lo que pretenden determinados gobernantes de nuestra ciudad.
.

3 comentarios:

Maese dijo...

Creo que en Sevilla nunca falta oferta cultural variada, aunque es cierto que a un nivel bastante básico, lo cual está bien, indica que hay cierto tejido y un sector de la población interesado por la cultura. Pero es evidente la carencia de grandes proyectos culturales emblemáticos de la ciudad.
Pero, en definitiva, lo que ocurre es que Sevilla sigue y de momento seguirá lastrada por su imagen folklórica que parece inmiscible no ya con cualquier demostración de cultura contemporánea, sino ni siquiera con algo que debería estar asumido como cultura básica e indiscutiblemente enriquecedora: me refiero a su pasado cultural sobresaliente y a veces hasta deslumbrante (un ejemplo significativo de esto es lo alucinante que es que el Museo de Bellas Artes parezca un museo provincial cualquiera con el patrimonio que atesora, u otro ejemplo, es el encantador señor Pulido y su visionario proyecto para la Casa de Murillo, el celebérrimo bailaor de flamenco).
En fin, que tienes razón, que no hay ningún interés institucional por la cultura de verdad, en todos sus ámbitos. Pero que sí que lo hay a nivel ciudadano, que la población responde y respondería con entusiasmo ante cualquier proyecto, pero por desgracia es más interesante y sobre todo barato seguir viendo la Feria llena de trajes de flamenca y gente bailando sevillanas que constatar las colas en determinadas exposiciones o conciertos.

Juan Pablo dijo...

Que duro, amigo.

Sigo leyendo tu blog, es fantástico.

¿Sabes algo del abono joven del Maestranza?

El tema del que hablas en esta entrada en concreto me deprime demasiado para comentarlo ahora mismo, lo siento.

Culturadesevilla dijo...

Maese, es cierto que Sevilla cuenta con una variada oferta cultural, sobre todo gracias a las salas de teatro y a los diferentes festivales que se organizan prácticamente cada mes en nuestra ciudad. Pero también es cierto que Sevilla está muy estancada en otros aspectos, la población consume cultura pero no hay un interés generalizado por ella. Hace falta mayor dinamización del sector para que se convierta en un motor de desarrollo y no únicamente se dedique a subsistir. El ejemplo lo tenemos ahora, las administraciones dejan de invertir en Cultura y las empresas culturales de la ciudad las pasan canutas porque no hay un tirón privado, todo depende de que la Junta o el Ayuntamiento decidan hacer algo. Eso es lo que hay que cambiar.

Juan Pablo, me imagino quién eres, hacía tiempo que no te pasabas por aquí, jeje. Sobre el Abono no sé nada aún pero tiene que estar al caer, el año pasado fue por estas fechas cuando se sacó a la venta. Me alegro de que te siga interesando el Blog :)

Saludos!