Páginas

jueves, 21 de octubre de 2010

Bilbao en nuestros corazones


Bilbao vuelve a colarse en el Blog. Los que nos leéis a diario sabréis que este verano le dedicamos varios reportajes a la ciudad del Nervión y ahora volvemos a darle protagonismo por los premios y distinciones que está acaparando en los últimos meses. Para empezar, Bilbao ha contado con presencia propia en la Exposición Universal de Shangai, dedicada precisamente a las buenas prácticas en las ciudades contemporáneas; junto con Madrid y Barcelona han mostrado al mundo su desarrollo urbano y su evolución en los últimos años como modelo y ejemplo a seguir.
.
Además de contar son semejante escaparate, Bilbao ha recibido recientemente dos distinciones que la colocan a la vanguardia del urbanismo internacional. En Singapur recibió el I Premio Lee Kuan Yew World City Prize por su espectacular proceso de transformación y en Italia ha sido distinguida por su capacidad de evolucionar y atraer talento, quedando la tercera en el ranking mundial, sólo por detrás de Londres y Chicago.
.
Una ciudad no debe cambiar buscando el reconocimiento internacional y los premios pero que un trabajo bien hecho y una planificación ejemplar sea aplaudida por organismos e instituciones internacionales es todo un elogio.
.

4 comentarios:

juano dijo...

La verdad es que el cambio ha sido muy grande. Quién la ha visto y quién la ve. Pero claro, no tiene un casco histórico tan grande como Sevilla, por lo que se puede innovar y remodelar sin destruir el conjunto en el que se haya. Visión de urbanismo lo llamo yo, no la atrocidad de las "setas" y demás.

Anónimo dijo...

Cuestión de gusto...

Du Guesclin dijo...

Llevo un tiempo intentado comentar tus entradas sobre Bilbao desde que las empezaste, pero una veces por las prisas y otras por el trabajo me ha sido imposible. A ver si esta noche puede ser, jeje.

He tenido la suerte de estar en el Bilbao anterior al Guggenheim, otra vez al poco de su construcción y por último hace dos años; soy claro, desde mi punto de vista es una ciudad que ha sabido reinventarse (sin perder personalidad) de una forma admirable.

Yo siempre establezco la analogía con las Setas o con la Torre Pelli, estando esperanzado con las primeras y detestando la segunda. Son dos proyectos importantes que pueden cambiar algo, que pueden servir para dar un giro en la imagen de la ciudad, pero que pueden ser un gasto innecesario de dinero si se quedan en un simple "edificio moderno".

Me explico; en 2001 el Guggenheim era un edificio rompedor a los pies de la Ría, poco menos que un macrourinario público de la Aste Nagusia de donde emergían unos olores poco agradables. Pero Bilbao no se quedó ahí, y llegan las torres de Isozaki, y el puente de Calatrava, y demás obras que casi reinventan la ciudad o, al menos, le dan una nueva personalidad.

En Sevilla no creo que nada de ésto pase; la Torre Pelli se quedará (si se hace, ojalá no) en un pirulí enorme entre edificios bajos, no creo que haya una continuidad de estilos, una voluntad de integrarla en el entorno o de crear un entorno para integrarla. De las Setas ni hablo...

Es el problema de actuar parcheando sin trazar un verdadero plan que vertebre los cambios y haga que estos edificios y sus inversiones tengan sentido.

Perdona por mi extensión, pero como te digo llevaba algunos meses intentando tener un momento de tranquilidad para explayarme sobre una ciudad que me encanta, admiro y, soy claro, llego hasta a envidiar.

Saludos.

Culturadesevilla dijo...

@Juano: En Sevilla también se podría haber innovado sin destruir y no se ha hecho, ahí tienes todos esos barrios construidos a partir de los años 50 que no sólo no aportan absolutamente nada al urbanismo de la ciudad sino que son todo un despropósito difícil de corregir. Tener un casco histórico más o menos grande no es ni mejor ni peor a la hora de modernizarse, el problema está en las actuaciones que se acometan y en cómo se planifiquen.

@Anónimo: ¿Cuestión de gusto Bilbao? ¿El urbanismo? Podrías ser más concreto? Se agredecen todo tipo de opiniones siempre que sean respetuosas.

@Du Guesclin: Pues tómate todo el tiempo que necesites para escribir siempre que quieras :) Das en el clavo al decir que no hay un plan que marque una meta para la ciudad, se actúa a base de parches aquí y allá en función del alcalde de turno. En Bilbao sí lo hay y por eso es un modelo a seguir. Eso sí, discrepo contigo en algo, en Bilbao parece que han querido contar con una obra de cada arquitecto de renombre y algunas veces pueden llegar a chocar entre sí como el puente de Calatrava y el complejo de Isozaki, pero claro, eso ya es cuestión de cada arquitecto y de su interés en respetar lo que ya hay.

Yo me uno al grupo de amantes de Bilbao :)

Saludos!!